sábado, 17 de abril de 2021 Actualizado a las 07:44

Efecto Golborne impacta el diseño de competencia para diputados y senadores

La UDI descarta primarias internas y entrega a Longueira el poder para rearmar plantilla parlamentaria

por 2 mayo, 2013

La UDI descarta primarias internas y entrega a Longueira el poder para rearmar plantilla parlamentaria
Junto con tener pase libre para reformar la plantilla, lo que significa sacar y poner candidatos a discreción, el ex ministro de Economía cargará con la responsabilidad de que al partido le vaya bien en los comicios parlamentarios. Sobre todo, porque si se llegó al cambio de candidato presidencial de la forma tan cuestionada como se hizo, fue justamente por el temor de los dirigentes y parlamentarios de sufrir una derrota en este ámbito.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Pasadas las 16:00 horas de este miércoles, los senadores gremialistas comenzaron a ser notificados telefónicamente por su jefe de bancada, Alejandro García-Huidobro, de la decisión adoptada sólo minutos antes por la directiva: que no habrá primarias parlamentarias en la UDI. Así, los máximos dirigentes de la tienda cerraron de plano la posibilidad de que algunos escaños senatoriales y distritales fueran legitimados, previamente a los comicios parlamentarios por la ciudadanía. Fue así como se concretó la “carta blanca” que la tienda le dio al ahora candidato presidencial, Pablo Longueira, para intervenir en la conformación de la plantilla con que la colectividad llegará al 17 de noviembre.

Desde que Laurence Golborne fue reemplazado por el ex titular de Economía, la tensión interna a raíz de qué pasaría con las primarias parlamentarias fue en peligroso aumento. Las especulaciones respecto de a quiénes bajaría o ungiría el nuevo presidenciable llegaron a tomar tintes de ciencia ficción, pero más difíciles aún de creer.

Esta tarde se acabó todo eso, porque la directiva reunida horas antes de llegar al Servicio Electoral a inscribir y ratificar así su pacto de realizar primarias presidenciales con sus socios de RN, resolvió que lo mejor para el partido es revisar la plantilla y designar los cupos con la misma fórmula que se ha hecho siempre y que mayoritariamente estiman que ha sido exitosa.

Según altas fuentes del partido, “se viene una reingeniería completa a la plantilla. Hoy se deja a Longueira, en conjunto con el Comité Electoral del partido, en libertad para que reforme la plantilla parlamentaria de manera de hacerla lo más competitiva posible”. Quienes están de acuerdo con esta determinación argumentan que el gremialismo siempre ha usado el mismo mecanismo para nombrar candidatos “y no se puede decir que nos haya ido mal, sino todo lo contrario”.

Pero junto con tener pase libre para reformar la plantilla, lo que significa sacar y poner candidatos a discreción, Longueira cargará con la responsabilidad de que al partido le vaya bien en los comicios parlamentarios. Sobre todo porque si se llegó al cambio de candidato presidencial de la forma tan cuestionada como se hizo fue justamente por el temor de los dirigentes y parlamentarios de sufrir una derrota en este ámbito.

Hay quienes también respiran tranquilos, porque estiman que la derecha en general no tiene cultura de primarias y que éstas estaban causando estragos en la tienda de calle Suecia. Algo que se notaba particularmente en la más emblemática de las primarias que se disputaban en el gremialismo: la encarnizada lucha entre Iván Moreira y Ena von Baer por la circunscripción de Santiago Oriente. Misma en que la senadora fue designada, cuando el entonces senador Longueira aceptó dejar la Cámara Alta para integrarse al gabinete de Sebastián Piñera. Decisión que, según se comentó en la época en el partido, apuntaba a levantar desde ahí su opción presidencial.

Por ahora, tras la decisión adoptada por la directiva y el abanderado presidencial, no sólo no se harán primarias parlamentarias en la UDI, sino que los aspirantes a los distintos cupos deberán esperar hasta después de las primarias presidenciales de la Alianza para que se resuelva definitivamente quién irá en cada distrito y circunscripción. Incluso, aún la directiva no pierde la esperanza de que Golborne acepte competir por un cupo senatorial, para lo cual se le ha planteado Santiago Oriente o la Región de Coquimbo, y se está a la espera de que el ex aspirante presidencial tome una determinación en este sentido.

Tomada esta definición, los dirigentes de la UDI llegaron poco antes de las 20:00 al Servicio Electoral para inscribir la primaria presidencial, en el que será el primer encuentro con sus aliados de RN después de la ácida disputa que provocó entre ambos partidos el episodio del fallo de la Corte Suprema en contra de Cencosud y que terminó con la aventura presidencial del ex ejecutivo de esa empresa, Laurence Golborne.

Al Servel llegaron juntos los presidentes y secretarios generales de RN y la UDI, Carlos Larraín y Mario Desbordes, y Patricio Melero y José Antonio Kast, respectivamente, con el fin de dar una imagen de unidad al electorado de la Alianza por Chile.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV