jueves, 30 de junio de 2022 Actualizado a las 05:35

Think Tank defiende actual modelo de gastos reservados

Subdirector del CEP advierte "retroceso" si se aprueba indicación de Jackson y Mirosevic y justifica que empresas financien la política

por 3 septiembre, 2014

Subdirector del CEP advierte
"Hoy día vivimos en la obsesión para la transparencia. En política, la transparencia completa no es del todo virtuosa. El secreto en la política juega un papel muy importante y basta pensar en cómo ganó la democracia con el secreto del voto. O sea, si el voto fuera público reinaría el imperio del cohecho", sostuvo el abogado y académico de la Universidad de Chile.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El subdirector del Centro de Estudios Públicos (CEP), Lucas Sierra, aseguró que sería un "retroceso enorme" si se llegasen a aprobar las indicaciones que lograron incorporar –a última hora– los diputados Giorgio Jackson (Revolución Democrática) y Vlado Mirosevic (Partido Liberal) al proyecto de ley que reforma al sistema electoral binominal. Las indicaciones que buscan transparentar las donaciones que se hacen a las campañas políticas desde particulares y empresas, habían sido rechazadas anteriormente en la Comisión de Constitución de la Cámara.

"Ojalá que no siga esta moción, yo encuentro que es grave, es volver atrás, esto de prohibir el aporte de personas jurídicas y las donaciones reservadas. Las empresas tradicionalmente han aportado a la política. Esto significa un retroceso enorme. Hay una razón de principio y una razón práctica. Todo el financiamiento va a volver a negro de nuevo", sostuvo el abogado en Radio Duna.

Según el académico, "hay principios asociados a la libertad de expresión y al derecho de asociación que se honran bien ante un buen mecanismo de donaciones reservadas y un buen mecanismo de personas jurídicas donando. El punto es que hay que aumentar la participación de personas naturales. ¿Cómo se hace eso? Con beneficios tributarios, como las empresas lo tienen".

De igual forma, reparó en que "hoy día vivimos en la obsesión para la transparencia. En política, la transparencia completa no es del todo virtuosa. El secreto en la política juega un papel muy importante y basta pensar en cómo ganó la democracia con el secreto del voto. O sea, si el voto fuera público reinaría el imperio del cohecho".

"La política como cualquier otra actividad tiene que financiarse. Lo importante es establecer mecanismos correctos de financiamiento. A partir de 2003 la política se financia por dos vías: pública, que establece un piso de igualdad muy importante, y está el financiamiento privado, que antes se hacía bajo la mesa y que hoy se hace sobre la mesa. Lo importante es ir perfeccionando esos mecanismos", agregó Sierra.

"La idea es que haya un equilibrio entre dos principios: uno, que exista financiamiento y que éste sirva para la competencia política. Porque la única manera que tiene un desafiante para destronar a un candidato es la manera de hacerse conocer al público. Luego, cuando llegan a sus puestos, su interés natural es frenar la competencia. Por eso son muy proclives a establecer límites al gasto electoral y a los aportes. Y el otro punto, es el carácter genuino y auténtico de la expresión política que significa la donación. Donar a la política tiene algo parecido al votar. Es una forma de expresión política. Si yo aporto a una campaña es una manera de expresarme políticamente", subrayó.

"Nosotros siempre pensamos que los aportes a las campañas están vinculados a la extorsión o a la corrupción, pero eso no es así, ya que hay mecanismos para que eso no sea así", insistió.

Para el subdirector del CEP la donación reservada se justifica por cuanto "permite que se combine en un equilibrio virtuoso, por un lado, que haya financiamiento para la política partidaria, la competencia, la renovación, etc.; y, por otro, permite las expresiones auténticas y genuinas que no están destinadas a la corrupción. ¿Cómo funciona este sistema? Funciona con un sistema parecido al voto. Quién sabe todo es el votante o el donante. Sabe qué donó y cuánto donó. El público con el candidato se mantienen en una simetría de información o desinformación, en este caso. Lo que se busca es que el candidato no tenga certeza del hecho de la donación. ¿Cómo se hace Esto? Por ejemplo, el directorio de una empresa decide donar. Envía a su gerente que hace una primera transferencia a la cuenta del Servel. Luego, hay un segundo paso, donde hay que ir al Servel y en una cámara secreta se destina a un candidato específico. El único comprobante que queda del primer paso es que la empresa donó a la cuenta del Servel. Entonces se genera un reino de incertidumbre que impide que haya certeza para cobrar el favor, la extorsión o la corrupción. Se le distribuye al candidato mediante la campaña electoral a través de una fórmula matemática que aleatoriamente va dividiendo a lo largo de la campaña el monto de la donación".



"Mientras más donaciones chicas haya, es más difícil sacar la cuenta, aunque es iluso pensar que exista secreto completo. Lo que busca es que no haya certeza", concluyó.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV