sábado, 25 de junio de 2022 Actualizado a las 09:27

Marta Matamala, presidenta electa de la Feusach:

“Parte del Movimiento Social está cooptado por las juventudes políticas de la Nueva Mayoría”

por 2 diciembre, 2014

“Parte del Movimiento Social está cooptado por las juventudes políticas de la Nueva Mayoría”
La dirigenta es la continuadora del proyecto estudiantil 'Somos Usach', liderado por Takuri Tapia. Durante el 2015 es posible que la estudiante de Historia se convierta en una de las voceras de la Confech. En conversación con El Mostrador explica cómo el gobierno de Bachelet no los representa y “no da el ancho”, por lo que apuestan por aliarse con sectores distintos a los “clásicos” como la CUT o el Colegio de Profesores.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Vocera de la carrera de Historia en el año 2011 y consejera de la Facultad de Humanidades en 2012, Marta Matamala cuenta con una vasta carrera política. Sus cercanos la definen como “bien matea políticamente” y explican que debió compatibilizar su práctica como profesora en un colegio de Ñuñoa con la campaña para la federación.

Recientemente electa presidenta de la Feusach, la estudiante de Historia de la Universidad de Santiago es la continuadora del proyecto estudiantil “Somos Usach”, liderado por Takuri Tapia. Durante el 2015 es posible que se convierta en una de las voceras de la Confech, junto a la presidenta de la Universidad de Chile, Valentina Saavedra, debido a que la derecha ganó la Feuc, que ha mantenido el puesto de la vocería desde el 2011.

-Este año el Movimiento Estudiantil perdió cancha en la discusión por la Reforma Educacional y se vio disminuido por una constante tensión interna que le quito la masividad obtenida en años anteriores. ¿Cómo ven desde la Feusach el año 2015 para el movimiento?
-Nosotros, como federación electa, tenemos hartas ideas de cómo avanzar el próximo año, teniendo en cuenta que falta una parte importante de la reforma y que nos vemos como un actor importante a raíz de la movilización y de las propuestas que podamos presentar el próximo año. Pensamos que tiene que ser un año movilizado, un año propositivo y súper participativo. No es un año, como le gusta decir a la derecha, o como les gusta decir a los sectores más cercanos a la Nueva Mayoría, de movilización sin nada. Necesitamos fortalecer la Confech, es fundamental la participación de las federaciones, las elecciones democráticas dentro de cada una de las que las componen, como la articulación con otros actores que quizás han sido vistos como innecesarios. Sentimos que hasta el momento nos hemos vinculado con las organizaciones clásicas del mundo social, como la CUT, el Colegio de Profesores, creemos que hay otros sectores que son potencialmente aliados.

-¿Cómo piensan lograr esa movilización, bajo un escenario diferente al del 2011 y con fuerzas, como las Juventudes Comunistas, que hoy son Gobierno?
-Entendemos que hay parte del Movimiento Social que está cooptado por las juventudes políticas del gobierno y que, claro, cuando hay un gobierno de derecha resulta que todos somos de izquierda, pero cuando tenemos un gobierno que representa a su coalición política, tú ahí dejas de marchar. Ahí queda la promesa de “un pie en la calle y otro en el Parlamento”. Una mentira, al final nunca estuvieron con el pie en la calle este año.

La dirigenta es la continuadora del proyecto estudiantil 'Somos Usach', liderado por Takuri Tapia. Durante el 2015 es posible que la estudiante de Historia se convierta en una de las voceras de la Confech. En conversación con El Mostrador explica cómo el gobierno de Bachelet no los representa y “no da el ancho”, por lo que apuestan por aliarse con sectores distintos a los “clásicos” como la CUT o el Colegio de Profesores.

Yo siento que hay que conversar, para que vuelva a ocurrir un nuevo año con nuevas propuestas y movilizaciones. El 2011 no fue un estallido espontáneo, sino que hubo un momento de preparación, donde las fuerzas políticas decidieron que el año siguiente tenía que ser un año importante, porque era el segundo año de Sebastián Piñera y ése es el año en donde se tira la mayor cantidad de reformas. Sentimos que el próximo año, siendo el segundo de un gobierno que no da el ancho, que no da la respuesta, también hay harta expectación y frustración y desde ahí creemos que se puede construir. Pero este diálogo no debe ser con esta visión 'concertacionista', en la que yo te doy y tú me das y nadie queda contento, sino que un diálogo en donde se construye en conjunto. En ese proceso estamos nosotros y nos permite pensar en un 2015 mucho más fuerte que este año: creemos que es un año de preparación para lo que se viene.

-Las juventudes de la Nueva Mayoría, tuvieron un fuerte rol de defensa a la reforma durante el 2014, ¿los ven como un apoyo para el Movimiento Estudiantil para el 2015?
-Este año vimos que estaban más replegados a ser colchón de la reforma que a dar trabajo real dentro de la Usach, de las otras universidades o de los otros lugares en que están insertos. El Movimiento Estudiantil no necesita más vocerías del gobierno dentro de nuestro espacio educativo, porque ya existen esas vocerías, lo que necesitamos es trabajo concreto y avanzar.

Personalmente, yo el próximo año no espero mucho de ellos, por la forma en la que se han comportado este año, donde tuvieron harto que aportar y mucho que decir en torno a la reforma, pero prefirieron ponerles piso a elementos que nosotros no compartimos y que no hemos impulsado, pero que para sus direcciones son centrales. Pero desde el Movimiento Social y desde el Movimiento Estudiantil, si las intenciones son reales y los discursos están apuntados a una transformación real, nosotros queremos que eso se haga carne y eso depende de su accionar. Por lo tanto, hacemos una invitación a la participación, a que construyan junto a nosotros el próximo año y que no le resten al Movimiento Estudiantil.

-¿Con qué aliados cuentan?
-Una táctica importante al interior de la Confech es contar con aliados, es así como, por ejemplo, este año se conoció al “Bloque de Conducción”, compuesto por la Izquierda Autónoma, el Frente de Estudiantes Libertarios, la Unión Nacional Estudiantil y la Nueva Acción Universitaria, los tres primeros terminaron constituyendo una alianza político-electoral en diversas universidades.

Así como surge este “Bloque de Conducción”, Marta reconoce a un grupo de fuerzas que son cercanas a su visión política: “Tenemos acercamientos con gente del Construyendo UTEM, Prende Peda –la federación electa de la UMCE de La Kiltro–, gente de la Universidad de Chile, que se constituye en el Somos UChile, que trabajan a nivel local. Los estudiantes de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, la federación de la Universidad Central –comandada por la Juventud Guevarista–, además de cercanía con el FUR –Fuerza Universitaria Rebelde, que está en Concepción–. Ya tenemos el camino avanzado para ver con quién trabajamos, es difícil catalogarlos, pero nos definiría como revolucionarios transformadores”, aseguró la dirigenta estudiantil.

-Este bloque descrito ha sido catalogado por muchos como 'La Ultra', ¿cuál es la visión que mantienen de esa apreciación sobre su forma de hacer política?
-Así nos dicen –comenta entre risas–, en general nos da un poco de risa el término, creemos que es peyorativo, nos dicen ultra como si fuéramos una especie de esquizofrenia organizada dentro del Confech, pero nosotros somos de izquierda y reivindicamos este proyecto. Para nosotros hablar de que la Concertación es la izquierda, es mentira, simplemente es un neoliberalismo disfrazado de izquierda. Tú le preguntas a cualquier persona en la calle y no lo puede diferenciar en nada de lo que es la Alianza hoy en día.



-¿Se constituirán en una fuerza como el “Bloque de Conducción” o se unirán a éste?
- Efectivamente han ido confluyendo posiciones que pueden constituirse en un bloque, que necesita conversar y ver para dónde nos estamos dirigiendo. Este año nosotros estuvimos lejanos, o no participamos del espacio de conducción, pero eso no implica que nosotros queramos quebrar o que no compartamos ciertos puntos con las conducciones de este año. Efectivamente ellos están más cercanos a nosotros que a la Nueva Mayoría, hay que ver cómo podemos pensar en un Movimiento Estudiantil que este fortalecido el próximo año y que esté pensando en atacar hacia donde es necesario y no estar peleando entre nosotros. La izquierda no tiene que caer en eso, eso solo da margen para que avance la derecha y una reforma que no nos gusta.

-Hablando de la derecha: ¿cómo ves la llegada del gremialismo a la vocería del Confech y el cambio de la correlación de fuerzas en la interna?
-'Pucha', a ver… el gremialismo lleva un tiempo al interior del Confech, lo que pasa es que ahora alcanzó una vocería, pero hay que aclarar que las vocerías de la Confech no pertenecen a ningún partido político. Nosotros estamos atentos a lo que está haciendo la Feuc, entendemos que responde a sus bases, pero también comprendemos que están dentro de la Confech, por lo tanto, los voceros no se pueden salir de los que dice ésta.

-Si esto no ocurre, ¿ustedes podrían asumir la vocería que hoy tiene la Feuc?
-Nosotros venimos más que con la disposición de asumir una vocería nacional, con el ánimo de ver representadas las luchas y las discusiones que están dando nuestros compañeros. Desde ahí entendemos que estamos en una posición importante a nivel nacional, somos la segunda universidad estatal más grande de Chile y claro que estamos, entre comillas, abiertos a la posibilidad, pero eso tiene que ver con que las vocerías plantean elementos y nosotros como Usach nos estamos centrando en generar propuestas. Las propuestas nos van a dar la capacidad de ser una vocería potente. Así que con o sin vocería Confech, la Usach tiene harto que decir, por lo tanto, estamos atentos para entregar esta propuesta, ver qué van a hacer las vocerías nuevas y qué es lo que va a hacer la derecha, pero de ninguna forma creemos que esto vaya a afectar a las banderas de lucha del Movimiento Estudiantil.

-¿Cuál es el mensaje que ustedes les dan a la Nueva Mayoría y al ministro Eyzaguirre de cara al 2015?
-El mensaje principal tiene que estar en la línea de definir de verdad con quién están construyendo las reformas y hacia dónde se quiere avanzar. Las señales que nos han dado este año han sido inequívocas: ellos prefieren las alianzas partidarias y las construcciones con privados, como dejaron entrever en la Enade, por sobre un encuentro de verdad con el Movimiento por la Educación. Los telefonazos, las cooptaciones que se han tenido, las mesas de diálogo, que sin resoluciones de verdad no sirven ni han sido tomadas en consideración para construir las reformas, hoy día nos hacen pensar que la Nueva Mayoría únicamente está haciendo reformas que no cambian para nada la realidad sustancial de la educación en Chile.

Necesitamos definiciones, que el próximo año se hable de reformas de fondo, reales y que afecten realmente a lo que se vive hoy día en Chile. O que, simplemente, estén atentos a lo que vamos a hacer el próximo año. La calle tiene harto que decir el 2015 si el gobierno sigue en la posición de este año, entonces nos vamos a encontrar ante un conflicto que nosotros esperamos sirva para avanzar de verdad en la construcción que queremos y no únicamente en esta parafernalia que se ha construido hasta ahora, con una interpelación que parece más SQP que cualquier otra cosa. El mensaje para ellos es que se definan, porque el próximo año para nosotros es súper importante y no estamos en la disposición de escuchar propuestas, sino salir a avanzar y a construirlas nosotros y nosotros poner la agenda el próximos año.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV