viernes, 5 de marzo de 2021 Actualizado a las 23:08

Abogado coordina transversal defensa jurídica de involucrados

SQM: la telaraña que teje Zaliasnik

por 6 julio, 2015

SQM: la telaraña que teje Zaliasnik
El abogado, de cuya solapa cuelgan como estrellas la defensa de la UDI en el caso Spiniak, el proceso de extradición de Fujimori, entre otros, está tras defensas emblemáticas del caso que ha sacudido a la política. Asesoró a Rodrigo Peñailillo –aunque no llegó a ser su abogado– y defiende a Roberto Guzmán e Iván Moreira. También recomendó al directorio de SQM no entregar la información de la empresa a la Fiscalía mientras no existieran acciones penales del SII. Ahora se suma a la defensa del renunciado presidente de Enersis, Jorge Rosenblut. Hay quienes dicen que tiene la llave para demostrar que muchos de los delitos tributarios que se imputan son solo faltas. Otros critican que coordine tantas defensas transversales.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La tarde del 26 de mayo, Rodrigo Peñailillo citó a su casa a dos hombres que podrían aconsejar sus pasos. Hasta La Reina llegaron el presidente de la consultora Imaginaccion, Enrique Correa, y el abogado Gabriel Zaliasnik. Pocas semanas antes, el ex ministro había dejado La Moneda en medio del escándalo por el financiamiento de la política. Por eso estaba apesadumbrado, aún golpeado, pero claro en que necesitaba fortalecer su línea de acción.

Por eso los citó a los dos a la misma hora. El bagaje en las ondulaciones –luminosas y oscuras– de la política, Correa lo tiene de sobra. También Zaliasnik, para quien este encuentro no era su primer acercamiento al escándalo de las platas políticas. En septiembre del año 2014 lo había llamado el senador Iván Moreira (UDI) para que lo representara luego de que fuera obvio que necesitaría defensa: el caso Penta había saltado a los medios de comunicación y el nombre del parlamentario se hallaba en primera línea. Además, el senador y el abogado estaban unidos por lazos antiguos: fue el jurista quien lo representó después del mediático empujón a Jorge Schaulsohn, hace una década.

Además de Moreira, Zaliasnik, representa a Roberto Guzmán Lyon, abogado de SQM, empresario e integrante del círculo de hierro de Julio Ponce. Este fue sancionado por la SVS por ser hombre clave en el esquema de operaciones del caso Cascadas. A través de él, Zaliasnik llegó a asesorar al directorio de SQM en marzo de este año, cuando le pidieron un informe en derecho para dirimir si procedía entregar la contabilidad de la minera a la Fiscalía sin mediar acciones penales del Servicio de Impuestos Internos. Eso, además de asesorar en algunas dudas extras que tenía el directorio. La respuesta fue no entregar la información, lo que finalmente impactó tan profundo en la compañía que llegó al quiebre.

En esa reunión, que duró un par de horas, Zaliasnik le dio su impresión a Peñailillo sobre el caso, y cercanos al ex ministro comentan que también le ayudó a perfilar quién podría ser su abogado defensor. Él se negó a hacer ese trabajo. No porque no quisiera defenderlo, sino porque siempre consideró que, como estrategia, su nombre podría jugarle en contra. Siempre ha creído que esta causa es más bien comunicacional y que vincularlo a él –un hombre reconocido por su cercanía con la UDI– podría golpear aún más la credibilidad del ex asesor de confianza de Bachelet.

“Se sabe que no es solo abogado de quienes representa, sino que también asesora a otros imputados. A veces hasta pudiera parecer como un coordinador de defensas”, señala una fuente de la causa.

Esa reunión en la casa de Peñailillo, en La Reina, sería la primera que el abogado que defendió a la UDI en el caso Spiniak tendría con el ex ministro. Después vinieron otras. Sin embargo, no fue Zaliasnik quien llevó a Peñailillo hasta su actual abogado Rodrigo González, aunque sí se vieron por primera vez el martes de la semana pasada e intercambiaron sus impresiones sobre el caso.

Portazo al Ministerio Público

Según cercanos, para el abogado es clara la estrategia: demostrar que lo que la Fiscalía persigue como un ilícito no es más que una falta administrativa y está lejos de convertirse en un delito tributario. “Esa tesis no tiene orilla para él”, comenta quien lo conoce. Y en esa pugna, el abogado ha sido majadero públicamente. "En aras de poner en un altar la transparencia (...) no podemos sacrificar el derecho a defensa de las personas, porque (...) caemos en las prácticas de países totalitarios, y lo menos que queremos, como ciudadanos, es que tengamos un Ministerio Público que haga ejercicios como la Stasi en Alemania Oriental, que sea una suerte de órgano persecutor totalitario", dijo a comienzos de este año. Tanto en público como en privado critica la manera en que el Ministerio Público ha llevado adelante la causa.

El socio fundador del estudio Albagli Zaliasnik y ex presidente de la Comunidad Judía, también ha salido a defender el nombre de otros imputados en la causa. "Esta idea de que uno al no entregar información o al no declarar prácticamente se transforma, de cara a la opinión pública, en alguien que no colabora o no contribuye, es un completo error en cómo entendemos el sistema penal chileno, que permite a cualquier persona en una investigación no solo guardar silencio, no solo no autoincriminarse. Yo no tengo por qué colaborar o entregar información...", dijo sobre Jovino Novoa, horas después que el líder del gremialismo compareciera ante los fiscales sin emitir ni una palabra.

Zaliasnik no es abogado de Novoa, pero sí estuvo en la misma vereda con el ex senador cuando defendió a la UDI por el caso Spiniak. En ese entonces, entre los abogados de Novoa, al igual que ahora, también estaba Miguel Álex Schweitzer.

Además de Moreira, Zaliasnik, representa a Roberto Guzmán Lyon, abogado de SQM, empresario e integrante del círculo de hierro de Julio Ponce. Este fue sancionado por la SVS por ser hombre clave en el esquema de operaciones del caso Cascadas. A través de él, Zaliasnik llegó a asesorar al directorio de SQM en marzo de este año, cuando le pidieron un informe en derecho para dirimir si procedía entregar la contabilidad de la minera a la Fiscalía sin mediar acciones penales del Servicio de Impuestos Internos. Eso, además de asesorar en algunas dudas extras que tenía el directorio. La respuesta fue no entregar la información, lo que finalmente impactó tan profundo en la compañía que llegó al quiebre.

Rosenblut

La mano de Zaliasnik sumará una nueva defensa: la del renunciado presidente de Enersis, Jorge Rosenblut, quien trabajará codo a codo con la penalista y ex Defensora Nacional Paula Vial. En el estudio de Zaliasnik, se cuenta entre los socios a Álvaro Rosenblut, sobrino de quien es apuntado como uno de los recaudadores clave de las dos campañas de Michelle Bachelet.

En su declaración ante la Fiscalía, otro de los recaudadores de la Nueva Mayoría, Giorgio Martelli, señaló que “al igual que SQM Salar, Jorge Rosenblut me contactó con José Guzmán y me dijo el monto autorizado para la operación con el Grupo Angelini (...). Guzmán estableció la distribución de financiamiento entre las empresas del Grupo y me indicó los montos de cada empresa de un monto general que se había pactado entre Guzmán y Rosenblut”.

En su declaración de 40 páginas, Martelli también dijo que Rosenblut y Peñailillo idearon la creación de la empresa Asesorías y Negocios SpA, para aportar financiamiento a varios profesionales que “requerían mayor estabilidad financiera personal para dedicar tiempo a preparar información, análisis, documentos, etc., para una nueva opción de gobierno de la Concertación”.

Aún no está claro cuándo llegará la hora de Rosenblut, pero debería ser citado a declarar en las próximas semanas, también de la mano de su abogado Gabriel Zaliasnik. Una fuente cercana a la investigación lo resume así: “Muchos creen que Zaliasnik tiene la llave”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV