martes, 20 de noviembre de 2018 Actualizado a las 22:04

Por intercambio de correos electrónicos con cardenal Errázuriz

Ezzati pide disculpas, pero asegura que "ha estado expuesto a una crítica descalificadora"

por 18 septiembre, 2015

Ezzati pide disculpas, pero asegura que
El Arzobispo de Santiago también realizó una crítica social al sostener que "vivimos un tiempo difícil, estamos impactados por distintas formas de corrupción que se están instalando entre nosotros, así como por la falta transversal de seguridad, que abarca desde las poblaciones más vulnerables hasta los barrios más acomodados de la ciudad, los que experimental en flagelo de la droga".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, ofreció disculpas a quienes se hayan sentido ofendidos a raíz del intercambio de correos electrónicos con el cardenal Francisco Javier Errázuriz, asegurando de paso que se ha visto expuesto a una "crítica descalificadora".

Ezzati aprovechó el tradicional Te Deum ecuménico para referirse a los mails intercambiados con el cardenal Errázuriz, en los cuales se evidenciaban las maniobras realizadas para que el sacerdote jesuita Felipe Berríos no fuese elegido como capellán de La Moneda, como también para que el periodista y víctima de Karadima, Juan Carlos Cruz, no integrara una comisión papal de abusos a menores en el Vaticano y pudiera exponer su testimonio ante la Santa Sede.

En la ceremonia eclesiástica, que fue encabezada por la Presidenta Michelle Bachelet, el cuestionado religioso expresó que “me valgo de esta oportunidad para pedir perdón a quienes pude haber ofendido”, agregando que "me he sentido expuesto a una crítica descalificadora"

En la oportunidad, Ezzati también realizó una crítica social al sostener que "vivimos un tiempo difícil, estamos impactados por distintas formas de corrupción que se están instalando entre nosotros, así como por la falta transversal de seguridad, que abarca desde las poblaciones más vulnerables hasta los barrios más acomodados de la ciudad, los que experimental en flagelo de la droga".

En ese sentido, expresó que "se ha ido posicionando en nuestra sociedad un clima agresivo y violento que despierta temores, inseguridad, genera desconfianza y resquebraja nuestras relaciones humanas. Se endurece el lenguaje, se cultiva la descalificación y hasta el hogar es víctima de violencia intrafamiliar".

Afirmó que "las puertas del obispo de Santiago están abiertas para restablecer las confianzas, limar las asperezas”, mencionando de paso que “si se ha instalado en la gente un sentimiento de incomodidad y de insatisfacción, si vivimos en un ambiente confrontacional, de polarización política y social y un clima de desconfianza tanto personal como institucional, debemos redoblar los esfuerzos para que nuestra convivencia sea más sinfónica y la relación entre las instituciones del papis colaboren al crecimiento con justicia y equidad, especialmente para los más postergados".

"Me atrevo a decir que estamos viviendo una profunda crisis de esperanza y solidaridad, dos palabras y actitudes que se requieren y alimentan mutuamente”, arguyó.

El Arzobispo de Santiago precisó que "es hora de recuperar la amistad cívica. Tiempo es, entonces para reconstruir las confianzas fraternas, familiares, vecinales; las confianzas políticas, religiosas, económicas y sociales. Y en este desafío debemos enrolarnos todos y todas, especialmente con las puertas del hogar y del corazón cerradas a los demás".

El sacerdote sostuvo también que "uno de nuestros desafíos importantes es crecer en humanidad, en lo más nuestro", añadiendo que "nuestra generación conoce de los genocidios y del empotramiento de las dictaduras".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV