sábado, 21 de septiembre de 2019 Actualizado a las 17:05

Durante su discurso ante el consejo general del PS

Allende le pega a Piñera: “Él ha sido el emblema de la confusión entre política y negocios”

por 9 julio, 2016

Allende le pega a Piñera: “Él ha sido el emblema de la confusión entre política y negocios”
“Más aún, su administración fue acompañada de un ciclo virtuoso del precio de nuestras materias primas, y no fue capaz de iniciar ninguna reforma social importante ni de avanzar en la modernización del Estado. Tanta inconsecuencia es inaceptable en un debate público honesto sobre nuestras dificultades actuales”, sostiene la timonel del socialista.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La senadora y presidenta del PS, Isabel Allende, salió este sábado a pegarle al ex mandatario Sebastián Piñera, responsabilizándolo de tomar un rol protagónico en la construcción de un imaginario catastrofista, olvidándose que es parte del problema y ser el “emblema de la confusión entre política y negocios”.

En su discurso ante el consejo general de la colectividad, la legislador señaló que “muchas veces, frente a las grandes aspiraciones de una sociedad justa, de mayor igualdad, de eliminar los abusos que nos indignan a las y los chilenos, se levantan voces que dicen que eso no es posible, que estamos condenados al status quo. Se siembra el temor y se construyen muros respecto de lo que deberían ser tareas comunes de todos quienes tenemos la responsabilidad de conducir el país”.

En ese sentido, sus dardos apuntaron al ex mandatario, señalando que “ha tomado un rol muy protagónico en la construcción de este imaginario catastrófico, olvidando que él es parte del problema, y que ha sido el emblema de la confusión entre política y negocios, y que en su gobierno no pudo ni supo atender la demanda estudiantil”.

“Más aún, su administración fue acompañada de un ciclo virtuoso del precio de nuestras materias primas, y no fue capaz de iniciar ninguna reforma social importante ni de avanzar en la modernización del Estado. Tanta inconsecuencia es inaceptable en un debate público honesto sobre nuestras dificultades actuales”.

Allende sostuvo tener confianza en el futuro del país y en lo que pueden hacer los chilenos en conjunto, añadiendo que “no creo que ayude en nada la crítica permanente o la construcción de fantasmas que nos paralizan. No promuevo la autocomplacencia, al revés, creo que frente a las dificultades, lo único que cabe es actuar y corregir lo mal hecho o lo que nos molesta”.

La timonel del PS menciona que es preocupante lo que ocurre en el mundo, “especialmente cuando se trata de nuestros valores y de nuestro proyecto progresista”, mencionando que lo visto en Europa son “hechos que no hubiéramos querido que pasaran, pero que lamentablemente ocurrieron. Debemos sacar las lecciones”.

En ese sentido, expresa que “en España, la izquierda no fue capaz de ofrecer unidad y gobernabilidad, dando paso al camino en solitario y al fuego amigo. Los británicos le han dando la espalda a Europa reflejando una crisis de representación profunda, donde los ciudadanos ya no sienten que sus mandatarios encarnen genuinamente sus intereses y expectativas”.

Por tal motivo, sostiene que “lo ocurrido reafirma nuestra política de muchos años. Sabemos adónde llevan la división y el sectarismo: a la derrota y a la postergación de los sueños de millones de chilenas y chilenos, que depositan su confianza en nosotros para cumplir esos anhelos”.

Allende explicó que actualmente existe una “mayoría social” que comparte sus valores, pero que sienten que no están a la altura y “esa es la razón de una evaluación ciudadana que no es buena: ante los ojos de muchos de quienes creyeron en nosotros, no lo hemos hecho bien. Es la voz de los chilenos la que nos debe importar y hoy nos están diciendo que debemos mejorar”.

“Por eso que la derecha ve una oportunidad. No porque Chile crea en lo que representan; por el contrario, el país repudia esa educación entendida como un negocio, la colusión empresarial o ideas retrógradas acerca del matrimonio igualitario. La derecha está a la expectativa, porque sabe que si no somos capaces de culminar adecuadamente el gobierno, y de ofrecer a los chilenos un liderazgo y un programa que refleje lo que el país quiere y necesita, ellos pueden acercarse a La Moneda. No por sus méritos, sino por nuestras propias debilidades”, precisó.

“En Chile falta todavía mucho por hacer en justicia social. Sería un grave retroceso que gobernara la derecha. Ellos han demostrado que solo defienden el interés de unos pocos en contra de las grandes mayorías”, añadió.

En ese sentido, afirmó que los socialistas esperan mejorar la gestión del gobierno, condenando de paso el “fuego amigo” y disparando contra sectores de la Nueva Mayoría por la “falta de lealtad con la Presidenta y su programa”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV