viernes, 22 de octubre de 2021 Actualizado a las 07:12

Baja asistencia decepciona a su círculo cercano

El pastor y sus ovejas perdidas: La falta de entusiasmo en visita del Papa Francisco

por 18 enero, 2018

El pastor y sus ovejas perdidas: La falta de entusiasmo en visita del Papa Francisco
Llegó la mitad de lo previsto en Temuco, lo mismo en Maipú. Se espera que hoy ocurra algo similar en la ciudad de Iquique. "La gente tiene una opinión de la Iglesia que no es muy alta y está lejos de la que tenía en la época de la dictadura, cuando tenía grandes obispos", sostuvo Andrea Tornielli, editor de Vatican Insider.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ya lo vaticinaban los sondeos: sólo un 23 por ciento de los chilenos creía que la visita del Papa Francisco sería "muy" o "bastante" importante para el país, según Cadem. Incluso, en el mundo católico la imagen de Jorge Mario Bergoglio retrocedió de un 83% en junio a un 69% en enero (-14 puntos).

Medios argentinos se percataron tempranamente del asunto. Destacaron el hecho de que la Gendarmería Nacional cifró que durante el fin de semana previo a la visita del Papa a Chile sólo hubo 10 por ciento más de viajeros que en la misma época del año pasado.

La prensa trasandina también se percató del bajo interés por el merchandising del Papa. "Parece que la gente no lo quiere tanto", dijo el comerciante Fernando Granados, a Clarín.

Al tiempo que la presidenta de la Cámara de Comercio de Iquique, Gloria Delucchi, consignó que "no se han visto aglomeraciones en los pasos fronterizos".

El círculo cercano al Papa Francisco ya manifestó su preocupación por la baja asistencia de fieles a las actividades organizadas en Santiago y Temuco.

"Ha sido bastante decepcionante", declaró Elisabetta Piqué, autora de Francisco, vida y revolución.

La periodista argentina manifestó a La Tercera que "soprende mucho la baja asistencia porque estamos en un país católico que parece que ya no es tan católico".

Andrea Tornielli, editor de Vatican Insider y uno de los vaticanistas más cercanos a Jorge Mario Bergoglio, indicó en esa misma línea: "Estamos en América Latina y yo no he visto muchísima gente en las calles, yo estuve en Colombia, Ecuador, Bolivia, Paraguay y Brasil y el panorama era muy distinto. La gente tiene una opinión de la Iglesia que no es muy alta y está lejos de la que tenía en la época de la dictadura, cuando tenía grandes obispos",

Cifras

A la misiva programada en el aeropuerto Maquehue de Temuco, llegaron cerca de 210.000 fieles. Una cifra inferior a los 400.000 que tenía prevista la organización.

Algo similar ocurrió en la actividad con jóvenes en el Santuario de Maipú donde sólo asistieron 150.000 personas. Menos de la mitad (400.000).

Razones

Antes de que el Papa Francisco arribara a Chile se debatía sobre el impacto económico de su visita, que asciende a unos US18 millones, un monto que financiarán la Iglesia católica y el Estado.

De ese monto, la Iglesia se hará cargo de US6,5 millones. El resto del presupuesto, unos 11,5 millones de dólares, lo pagará el Estado y los recursos irán destinados principalmente en medidas de seguridad y logística.

Ya durante su periplo por el país, Francisco ha tenido que enfrentar otro asunto no menor: El obispo de la ciudad de Osorno, Juan Barros, cuestionado como supuesto encubridor de los abusos sexuales contra menores cometidos hace unos años por el influyente cura Fernando Karadima, ha participado en todas las actividades generando una ola de críticas.

Las cámaras captaron de forma reiterada la imagen de Barros durante las misas, junto a varias decenas de obispos y sacerdotes que acompañaron a Francisco, incluidos todos los integrantes de la Conferencia Episcopal del país.

Barros fue discípulo de Fernando Karadima, un cura que tuvo una gran influencia en la Iglesia chilena, formador de medio centenar de sacerdotes, cinco de ellos devenidos en obispos, a quien la justicia vaticana suspendió de por vida en 2010 tras desvelarse que abusó sexualmente de niños y jóvenes cuando era el titular de la parroquia "El Bosque", en un sector pudiente de Santiago.

Además, la justicia ordinaria también enjuició a Karadima y lo encontró culpable, pero no lo condenó porque los delitos habían prescrito.

Juan Barros fue designado en marzo de 2015 obispo de Osorno, donde hasta hoy es rechazado por una parte de la feligresía, que le acusa de haber encubierto los abusos de Karadima.

Los disidentes le han pedido varias veces que renuncie, sin resultados, han denunciado que el papa no les ha escuchado y que cuando en 2015 Jorge Mario Bergoglio fue preguntado por el caso, el pontífice los calificó de "tontos" y "zurdos".

Juan Carlos Claret, portavoz de los disidentes, afirmó hoy que sin acciones concretas contra los abusadores el discurso de Francisco queda "con sabor a poco".

"El Papa ha pedido perdón pero no hay cambios, no hay remoción de obispos", dijo Claret a la edición electrónica del diario La Tercera.

Los disidentes se han manifestado en los diversos lugares que ha recorrido el papa desde que llegó a Chile, este lunes, con carteles que dicen "ni zurdos ni tontos. Osorno sufre".

Marta Larraechea, esposa del ex presidente Eduardo Frei, escribió en Twitter: "Barros participa de la ceremonia del parque O'Higgins. Qué vergüenza, ¿de qué pide disculpas el Papa?, No le creo nada. Dice una cosa y hace otra".

Otras figuras conocidas reaccionaron por la presencia de Barros en la misa, como la presentadora de televisión Carla Zunino, que publicó en twitter: "ObispoBarros en la misa Qué dirán? Que @Pontifex no sabía? Que Ricardo Ezzatti no sabía? Que se coló? Que no creyeron que esto divide al país y provoca a las víctimas? Esos sí son hechos concretos. Incalificable".

Previamente, el periodista Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Fernando Karadima, calificó el pedido de perdón del papa de "otro titular barato", y pidió a la Iglesia "más acciones" a favor de los abusados.

"El Papa pide perdón por abusos. Otro buen titular que saca aplausos y ahí se queda. Otro titular barato", dijo en twitter y agregó: "Basta de perdones, más acciones. Los obispos encubridores ahí siguen. Palabras vacías. Dolor y vergüenza es lo que sienten las víctimas".

Luego, en declaraciones al canal CNN Chile, Cruz afirmó que en el Vaticano "son cobardes, dicen eso para los titulares, pero cuando les pedimos juntarnos y contarles nuestra versión no pasa nada. Se queda con la versión de gente como Ricardo Ezzati (arzobispo de Santiago) o Francisco Javier Errazuriz (arzobispo emérito)".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV