viernes, 15 de febrero de 2019 Actualizado a las 21:07

PAÍS

Diputada Pérez: “El gobierno busca dar señales con el medio ambiente con las bolsas plásticas, pero no con los temas de fondo”

por 5 mayo, 2018

Diputada Pérez: “El gobierno busca dar señales con el medio ambiente con las bolsas plásticas, pero no con los temas de fondo”
La presidenta de la comisión de medio ambiente, que a su vez es una de las diputadas más jóvenes del Frente Amplio (27 años), calificó como un “retroceso” la resolución del Tribunal Ambiental sobre el proyecto de Dominga, el que considera “nefasto” para las comunidades de La Higuera y la región. “Hoy estamos a la espera del recurso de casación de la Corte Suprema y hubiésemos esperado una actitud más comprometida del gobierno”, señaló.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La semana pasada, Andes Iron, firma controladora del proyecto minero Dominga y mayoritariamente de propiedad de Carlos Alberto Délano, consiguió un rotundo triunfo en el Tribunal Ambiental de Antofagasta, luego que se pronunciara a favor del recurso de reclamación presentado por la compañía ante el controvertido rechazo que sufrió en noviembre del 2017. El tema preocupa a la presidenta de la comisión de medio ambiente, la diputada RD, Catalina Pérez, quien calificó el asunto como un retroceso y criticó el rol que dicha instancia parlamentaria tiene para poder enfrentar asuntos de esta envergadura.

-¿Cuál es el principal desafío de la comisión de medio ambiente?

-En primer lugar, es necesario decir que cuando decidimos asumir esta comisión, lo hicimos porque desde la izquierda hay una deuda pendiente en esta área. Nos falta entender que los efectos más nocivos del modelo de desarrollo neoliberal extractivista, lo sufren los habitantes de las zonas de sacrificio. Chile tiene uno de los índices más altos de conflictividad medioambiental del mundo y de eso, históricamente, no hemos sabido hacernos cargo. Más allá del diagnóstico, si bien hemos sabido tomarlo coyunturalmente y la movilización social ha surtido efectos en ese sentido como en el caso de Hidroaysén, hemos adolecido a una propuesta alternativa al modelo de desarrollo vigente. En ese sentido, la responsabilidad es liderar la comisión para dar pasos en esa discusión. La temática ha sido tratada, históricamente, de una manera muy despolitizada.

-¿Qué desafío va a representar Dominga?

-Dentro de las labores legislativas, nos corresponden tres funciones: legislar, y en ese sentido tiene que ver con cómo reformulamos el sistema de evaluación de impacto ambiental; fiscalizar y, representar a las comunidades. Por ese último lado, es necesario hacer un cambio de giro y que el Congreso sea de puertas abiertas, que escuche a las comunidades y se involucre en los conflictos ambientales. Desde la fiscalización, es necesario cómo otros organismos del Estado juegan sus roles dentro de la temática medioambiental y cómo nosotros podemos hacer que esa labor sea ejercida de buena forma.

-¿Qué pasa si se aprueba Dominga?

-Ahí hablo como una diputada que le interesa relevar las temáticas medioambientales. En ese sentido, el retroceso que hemos tenido en el último tiempo a propósito de la resolución del Tribunal Ambiental, es nefasto para la situación de las comunidades de La Higuera y la región. Hoy estamos a la espera del recurso de casación de la Corte Suprema y hubiésemos esperado una actitud más comprometida del gobierno. Creemos que el gobierno busca dar señales de compromiso con el medioambiente en el tema de las bolsas plásticas, pero no es capaz de comprometerse con la defensa de los territorios y la instauración de un nuevo modelo de desarrollo.

La ministra tiene que demostrar el compromiso respecto al cambio climático y que se traduzca en medidas legislativas efectivas. Hasta el día de hoy no vemos las urgencias que el gobierno ha prometido. Creemos que más allá de los titulares y de la supuesta comprensión entre medio ambiente y desarrollo, tiene que haber un compromiso efectivo, que todavía no hemos visto, por ejemplo, a la hora de hablar de Dominga y de negarse a recurrir de casación en el fondo ante la Corte Suprema , dejando esa labor a las organizaciones.

-¿Cree que el gobierno en tema medioambiental tiene una postura cosmética?

-Este es un tema que se ha logrado instalar desde los movimientos sociales. Me refiero a la idea de que no hay contradicción entre desarrollo y medio ambiente y si bien, el gobierno ha sido capaz de acuñar estas premisas, no lo hemos visto en acciones concretas. Este gobierno sigue entendiendo que el desarrollo económico está por sobre el desarrollo armónico de los territorios y la salud de sus habitantes.

-¿Cómo describiría el trabajo de la comisión?

-Lamentablemente, hasta ahora, ha tenido un labor muy fiscalizadora, pero también muy poco atrevida respecto de instalar los cambios de paradigma que son necesarios en esta materia. Ese es un giro esencial que debemos tener en este periodo. Hoy la comisión debe jugar un rol preponderante no solo a la hora de relevar los conflictos socioambientales de los territorios, sino también a la hora de discutir en serio proyectos de ley que se refieran al nuevo modelo de desarrollo, que contemple cómo ampliamos la industria y diversificamos la matriz productiva. Todo eso no se han dado todavía en la discusión. No sé si eso tendrá que ver con la postura de los diputados, pero sin duda es algo que queremos modificar.

-¿El medio ambiente todavía no se instala como prioridad en la agenda?

-Yo creo que es muy sintomático, cuando se trata de temas medioambientales, que la prensa lo siga viendo en el apartado de tendencias y ciencias y eso es sintomático en cuanto a la forma que se enfrenta el problema. Si hay consenso sobre la crisis medioambiental, las medidas para hacerle frente son de sentido común y lamentablemente no son de sentido común. Todos estamos de acuerdo en hacer una ley de reciclaje como la que fue aprobada en el Congreso, pero que el reglamento lo redacte un gobierno de uno u otro color, marca una diferencia entre asumir el reciclaje como una actividad optativa o una realidad urgente a la que debemos hacerle frente de forma decisiva a lo largo del territorio. Todas las reformas las adoptamos cosméticamente o en realidad las adoptamos para ir reformulando de fondo el sistema de desarrollo con el que estamos entendiendo el Chile del futuro.

-¿Cómo evalúa a la ministra de Medio Ambiente, Marcela Cubillos?

-Hay mucho por esperar todavía. La ministra tiene que demostrar el compromiso respecto al cambio climático y que se traduzca en medidas legislativas efectivas. Hasta el día de hoy no vemos las urgencias que el gobierno ha prometido. Creemos que más allá de los titulares y de la supuesta comprensión entre medio ambiente y desarrollo, tiene que haber un compromiso efectivo, que todavía no hemos visto, por ejemplo, a la hora de hablar de Dominga y de negarse a recurrir de casación en el fondo ante la Corte Suprema , dejando esa labor a las organizaciones. Son muy contradictorias las declaraciones que han habido. Espero que la ministra tome acciones más definidas respecto a esto.

-¿Qué harán desde la comisión respecto de la crisis del agua?

-Sin duda la temática del agua es una arista de la problemática medioambiental urgente y que está afectando no mañana sino hoy, en distintas comunidades del país que están sin agua para el consumo humano, mientras las minerías se abastecen del poco suministro que tenemos. Si no hacemos un cambio de timón urgente, lamentablemente la crisis hídrica se viene y se viene imparable.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV