lunes, 16 de septiembre de 2019 Actualizado a las 08:19

PAÍS

La nueva bomba de tiempo que amenaza al Gobierno: el conflicto por despidos masivos de funcionarios públicos

por 30 noviembre, 2018

La nueva bomba de tiempo que amenaza al Gobierno: el conflicto por despidos masivos de funcionarios públicos

Vía Twitter: @FuerzaCabreados

En respuesta a la ola de despidos en el sector público -y que hasta ayer sumaban más de 2.500 finiquitos- desde la ANEF advirtieron a La Moneda con un paro en caso de que no se cumpla con la circular sobre renovación de contratas. Desde la oposición se encendieron las alarmas por estos finiquitos e ironizaron con el eslogan de los “tiempos mejores” de la administración Piñera. El senador socialista Alfonso de Urresti habló de una verdadera “razzia política”, mientras la bancada PC-PRO acusó a la administración Piñera de “utilizar los espacios del Estado como un botín político”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hasta la Contraloría General de la República llegaron hoy el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Carlos Insunza, acompañado por la presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Fernández, y la diputada PC Karol Cariola, para denunciar la ola de despidos masivos e ilegales en el sector público.

De acuerdo a cálculos de las organizaciones gremiales, los exonerados superan los 2.500 y hay casos como el de Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género donde el número de finiquitos suma desde marzo de este año un 27 por ciento de la dotación.

Desde la ANEF, acusan al Ejecutivo de no haber honrado un acuerdo que se suscribió con la mesa del sector público durante esta semana, y que consideraría, a través de una circular proveniente desde el ministerio de Hacienda, la regulación para para la renovación de contratas.

La agrupación denunció además que el Gobierno ha empleado argumentos falsos para proceder a la ola de remociones, sin considerar la trayectoria de los afectados y tampoco la evaluación de desempeño de sus labores.

Desde el interior de las diferentes reparticiones estatales confiesan que esta situación se venía comentando desde hace varias semanas, lo que habría generado una cierta paralización de los servicios, puesto que no son pocos los funcionarios que han debido destinar parte de su tiempo en buscar nuevas alternativas laborales ante la incertidumbre que se siente en el ambiente, dicen.

Los mismos funcionarios aseguran que desde que está instalada esta administración “se advirtió de un recorte paulatino y no menor de funcionarios bajo la promesa de campaña de “sacar la grasa del Estado”.

En este contexto, el presidente de la ANEF advirtió al Ejecutivo de un eventual nuevo paro nacional, situación que se resolvería tras el consejo de presidentes y delegados de la agrupación que tiene cita agendada la próxima semana.

Lea además- Y llegaron los tiempos mejores a la administración pública: despiden a más de 2.500 funcionarios de ministerios y servicios

“Razzia política”

Desde la oposición, las alarmas están completamente encendidas con esta situación de finiquitos. Incluso, se habla de una verdadera “razzia política”, como señaló el senador socialista Alfonso de Urresti.

“En este momento se están despidiendo en todas las reparticiones públicas, en los Gobiernos regionales. Van a ser cientos, cientos de personas solo en la Región de Los Ríos. La información que me entrega la ANEF, son ya más de cien funcionarios de distintas reparticiones (…) Lo que hizo INDAP es inadmisible, es inhumano. Se echó a gente que estaba recién operada. Mujeres, gente con más de 18 años. Eso es indigno, no corresponde”, dijo en ayer el parlamentario en el hemiciclo, emplazando directamente al ministro secretario general de la Presidencia, Gonzalo Blumel.

Desde la bancada de diputados Comunista-Progresistas acusaron además que los “despidos sólo responden a la arbitrariedad promovida por una condenable persecución política realizada por el Gobierno de Sebastián Piñera”.

Los parlamentarios añadieron que los trabajadores y trabajadoras “han sido despedidos sin justificación alguna”, en procesos realizados “sin ningún respaldo ni apego a evaluaciones por el desempeño en las labores realizadas por estos trabajadores”.

“La evidencia de que los despidos han estado emparejados con nuevas contrataciones, sin un verdadero examen de competencias o desempeño, sólo demuestra la utilización de los espacios del Estado como un botín político que rechazamos tajantemente”, señalan.

En la DC también se sumaron a la inquietud por estos casos. "Los despidos atentan contra el principio de modernización del Estado, pues se mira a éste como un botín por parte del Gobierno”, señaló Fuad Chain, presidente de la Falange, mientras el diputado Mario Venegas ironizó con el eslogan del Gobierno: “Viva los tiempos mejores”. “Es muy doloroso conocer el número de despidos en diversos servicios públicos y no acepto que sean todos ellos "operadores políticos", son seres humanos que tienen derecho al trabajo y a ser tratados con dignidad”, indicó.

En el Partido por la Democracia, en tanto, emplazaron al Gobierno por “faltar a la verdad ante la ciudadanía y los trabajadores y trabajadoras” porque “se dijo que con el cambio de mando los funcionarios públicos podrían estar tranquilos y que su desempeño estaría sujeto a evaluaciones técnicas y objetivas”. “Emplazamos al Presidente Sebastián Piñera y a sus ministros a dar la cara y explicar a la ciudadanía las razones reales de estos despidos”, añadió esta colectividad en una declaración pública.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV