viernes, 6 de diciembre de 2019 Actualizado a las 16:12

PAÍS

Diputados DC dan portazo al proyecto de Admisión Justa de Piñera: “Es un extremismo ideológico que no vamos a aceptar”

por 15 enero, 2019

Diputados DC dan portazo al proyecto de Admisión Justa de Piñera: “Es un extremismo ideológico que no vamos a aceptar”
Un categórico rechazo al proyecto del Gobierno expresó la bancada de diputados de la Democracia Cristiana, lo que hace vislumbrar el fracaso de la iniciativa en el Legislativo. “Es un proyecto injusto, que retrocede en aspectos esenciales”, dijeron. En esta materia, los diputados falangistas se plegaron al rechazo unitario de la oposición, pese a la “mano” que la directiva DC ha tendido al Gobierno para negociar acuerdos en otras materias, como pensiones y modernización tributaria.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El espíritu de colaboración proclamado por la Democracia Cristiana para sacar adelante la agenda legislativa del Gobierno no se hará extensivo para el proyecto de Admisión Justa.

La iniciativa, que desmantela la Ley de Inclusión aprobada durante el Gobierno de Michelle Bachelet, ingresó esta jornada al Congreso sin urgencia, por lo que iniciará su tramitación recién en marzo.

Y, si bien el Gobierno instó a los congresistas de oposición a aprobar el proyecto, en la DC no le dan ninguna chance, lo que hace vislumbrar el fracaso del proyecto en el Legislativo.

“Es un extremismo ideológico que no vamos a aceptar”, señaló el jefe de la bancada, diputado Matías Walker, anunciando incluso el rechazo a la idea de legislar sobre el proyecto de un nuevo sistema de admisión escolar.

La postura oficial de la bancada DC pondrá a prueba la relación del partido con el Gobierno. El presidente de la Falange, Fuad Chahín, ha sido insistente en manifestar disposición a “llegar a grandes acuerdos como país” y señaló que buscará posicionar a la Falange como “un factor de diálogo, de búsqueda de encuentros, ante una sociedad y un escenario político cada vez más polarizado”.

La misma voluntad colaboracionista ha sido planteada por el diputado Gabriel Silber, quien asumirá la presidencia de la Cámara Baja a partir de marzo de 2019 y quien adelantó el sello de su gestión con esta frase: “Para mí, es patria o muerte buscar acuerdos en la reforma tributaria y pensiones, que deben ser ley durante este 2019”.

Pero el mismo Silber se cuadró con el rechazo de su bancada al nuevo proyecto, bajo el argumento –expresado a través de Twitter– de que “la educación debe ser un derecho no un privilegio!”.

“Una retroexcavadora”

Para la bancada, la postura contra Admisión Justa es clara: “[E]s un proyecto injusto, retrocede en aspectos esenciales y no estamos dispuestos a apoyarlo”, declararon.

“No compartimos sus argumentos. Queremos que las familias elijan el colegio de sus hijos, no que la industria los seleccione en un cien por ciento por sus notas”, añadió Walker, haciendo alusión a las polémicas palabras del Presidente Sebastián Piñera, quien se refirió a la educación como a una “industria”.

En tanto, para el diputado Mario Venegas, integrante de la comisión de Educación, “el proyecto lo que hace es debilitar sustantivamente el derecho constitucional de las familias a elegir el establecimiento donde quieren que estudien sus hijos; y, retrotrae a una situación anterior a la Ley de Inclusión, en que es el establecimiento el que elige a los alumnos y eso nos parece que es una retroexcavadora respecto de lo ya aprobado”.

El parlamentario DC precisó que “además, estamos hablando de una ley que está en plena implementación, lleva 2 años y ha resultado con niveles de eficacia enorme; esto, dicho por el propio subsecretario de educación y por la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Chile. Este es un extremismo ideológico que no vamos a aceptar. No podemos aceptar que volvamos atrás respecto de algo que nos costó décadas llegar a establecer”.

El rechazo oficial de la bancada DC confirma, además, la postura opositora contra el nuevo proyecto estrella del Mineduc. De hecho, ayer, las directivas de la Falange y de los partidos de la Convergencia Progresista (PS, PPD y PRSD) calificaron la iniciativa como un “nuevo artilugio comunicacional” del Gobierno que consagra la “discriminación arbitraria en los procesos de admisión de alumnos”. Además, la bancada del PPD también oficializó su rechazo a esta moción que la diputada Cristina Girardi, presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara Baja, calificó como “definitivamente aberrante, y que no merece ver la luz”.

Pero el proyecto también encontró críticas en las propias filas de Chile Vamos, en palabras del senador RN Manuel José Ossandón quien –a propósito de su concepto de la “industria de la educación”– advirtió a Piñera que “las políticas públicas no pueden confundirse con intereses económicos”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV