martes, 31 de marzo de 2020 Actualizado a las 11:19

PAÍS

Harboe se adelanta a la propuesta de La Moneda y pone sobre la mesa una “reforma estructural y de largo aliento” a Carabineros

por 30 enero, 2020

Harboe se adelanta a la propuesta de La Moneda y pone sobre la mesa una “reforma estructural y de largo aliento” a Carabineros

Crédito: Agencia UNO

La propuesta liderada por el senador PPD se conoce en la antesala de la presentación de un informe similar, elaborado por la comisión que encabeza el ministro del Interior Gonzalo Blumel y que este viernes entregará su propio documento. Harboe presentó el informe de 23 puntos a la Corte Suprema, al Senado y al Presidente Piñera, quien les “manifestó que la que están trabajando en el Gobierno va en una línea muy similar a la que tenemos nosotros. La nuestra probablemente tiene una mirada más de futuro y más profunda y, por tanto, es perfectamente posible que confluyan en algún minuto”. Más allá del debate sobre los pedidos de renuncia del general director de Carabineros, y los llamados a “refundar” la institución, Harboe prefiere hablar de una "reforma de Estado" y advirtió -sobre la continuidad de Mario Rozas- que “el problema de fondo no se resuelve con un general más o un general menos”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Esta es la reforma más grande que se va a plantear en la historia de Carabineros”. Con estas palabras, el senador PPD Felipe Harboe defendió la propuesta para reformar la institución emanada del trabajo de la comisión de políticos y expertos formada el pasado 26 de noviembre a instancias de la Comisión de Seguridad del Senado. Ideas como la creación de un Ministerio de Seguridad Pública, una idea que ha tratado de instalar hasta ahora sin éxito el ministro del Interior Gonzalo Blumel, y la instalación de un Consejo Asesor Permanente, forman parte del paquete de 23 medidas planteada por este equipo.

“Esta comisión entiende que los cambios que requiere Carabineros de Chile son profundos y que no se trata de una mera modernización de su gestión. Es necesario redefinir el rol de la policía uniformada en nuestra sociedad. Una reforma de esta envergadura tomará tiempo, debe basarse en un acuerdo transversal, ser liderada por el ministerio responsable de la seguridad pública y contar con la participación del Congreso Nacional, Carabineros de Chile, académicos, expertos en la materia y miembros de la sociedad civil”, argumenta el informe.

El debate sobre el accionar de la policía uniformada durante el estallido social se ha conducido entre los llamados a refundar la institución –como ha pedido desde el Frente Amplio- o esta “reforma estructural” como prefiere definirla el senador Harboe.

Por eso la comisión habla de un proceso “complejo y de largo aliento”, por lo que plantea que el nuevo ministerio vaya acompañado tanto de un Consejo Asesor Permanente, que asesorará al ministro encargado de Seguridad Pública en el seguimiento y monitoreo de la reforma, con representación política transversal y expertos en la materia; y en paralelo también contempla una Unidad Coordinadora de la Reforma, “radicada en el ministerio responsable de la seguridad pública, de carácter altamente especializada, cuyo objetivo será la supervisión de la reforma. Esta unidad debe contar con la estabilidad y especialización suficiente para proyectarse a largo plazo, independiente de los gobiernos de turno”.

“Es una propuesta de Estado que va a implicar dos, tres y eventualmente cuatro períodos de Gobierno, por eso lo estamos entregando a los tres poderes del Estado”, dijo el presidente de la Comisión de Constitución del Senado.

Por eso, Harboe pasó por alto los llamados a renuncia a Mario Rozas, como lo han exigido desde la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio. “Nosotros estamos hablando de reformas estructurales, no nos vamos a meter en la contingencia, creo que no es adecuado en este minuto (..) Creo que el problema de fondo no se resuelve con un general más o un general menos, el problema de fondo se resuelve desde el punto de vista social con política social, pero lo que nos convoca es una reforma estructural a la institución policial para hacerla adecuada a los nuevos tiempos”, agregó el parlamentario.

La propuesta liderada por Harboe se conoce en la antesala de la presentación de un informe similar, elaborado por la comisión que encabeza Gonzalo Blumel y que este viernes entregará su propio documento.

“El Presidente fue muy receptivo, agradeció la propuesta y manifestó que la que están trabajando en el Gobierno va en una línea muy similar a la que tenemos nosotros. La nuestra probablemente tiene una mirada más de futuro y más profunda y, por tanto, es perfectamente posible que confluyan en algún minuto, lo que nos interesa es que Chile tenga una policía adecuada para enfrentar a los nuevos tiempos, evidentemente no la tenemos hoy", precisó Harboe, quien presentó la propuesta esta mañana al presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva, al vicepresidente del Senado Alfonso de Urresti, y al Mandatario.

Las 23 medidas

Los integrantes de la comisión parten del diagnóstico del deficiente control civil y pérdida de legitimidad policial, lo que se ha traducido en la “inexistencia de mecanismos efectivos de control de la conducta policial y evaluación del desempeño policial”.

Para ello, delinearon cuatro principios rectores: subordinación al poder civil; orientación de servicio público enfocado en la ciudadanía; sistema de control, monitoreo y evaluación; y respeto y protección de los Derechos Humanos (DDHH).

Junto a la creación de un ministerio ad hoc, plantean reforzar las atribuciones fiscalizadoras del Congreso Nacional. Asimismo, en materia de formación y especialización, proponen fortalecer y consolidar la formación en Derechos Humanos en todas las etapas formativas y establecer un sistema de reclutamiento de múltiples entradas, en el que el ascenso se realice de acuerdo con el mérito, entre otros. Además, en cuanto a equidad y paridad de género, sugieren establecer un sistema de ingreso que promueva la incorporación paritaria de mujeres y hombres en todos los planteles educativos; elaborar un sistema de desarrollo de carrera que asegure a las mujeres acceder en iguales condiciones a todos los grados dentro de Carabineros; y crear una Dirección de Género al interior de Carabineros que garantice una perspectiva de género en las políticas institucionales.

Igualmente, cuando en la retina siguen latentes casos como la Operación Huracán o el Pacogate, el millonario fraude en carabineros, se propone la creación de estructuras especializadas de control monitoreo y evaluación de las políticas policiales, como la implementación de una Dirección de Asuntos Internos “con atribuciones para realizar investigaciones complejas, integrales y multidimensionales sobre todas las áreas del desempeño policial, incluida la mala conducta. Dicha Dirección debe tener un carácter especializado, profesional y autónomo del mando, así como un sistema efectivo que permita acoger y procesar los reclamos ciudadanos por abusos policiales”.

“Es evidente que no solo los hechos ocurridos en las últimas semanas, en los últimos meses evidencia que la institución policial no cuentan con una estructura adecuada para enfrentar esta nueva realidad sino que hay un conjunto de  problemas que se arrastran desde hace ya un buen tiempo”, argumentó Harboe.

En cuanto a los Derechos Humanos, se plantea crear un sistema de registro y procesamiento de las denuncias por abusos policiales, de fácil acceso, orientado a resolver de manera expedita las indagatorias respectivas; elaboración, por parte del Ministerio de Seguridad Pública, de un informe anual sobre actuaciones policiales y DDHH, auditables por organismos externos especializados; generar protocolos estrictos de entrega de información que facilite el trabajo del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV