miércoles, 23 de septiembre de 2020 Actualizado a las 23:07

PAÍS

División en los camioneros: Juan Araya acusa que “decir que no se va a mover un kilo de arroz es terrorismo” y Sergio Pérez asegura que “no son golpistas o enemigos de Chile”

por 24 agosto, 2020

División en los camioneros: Juan Araya acusa que “decir que no se va a mover un kilo de arroz es terrorismo” y Sergio Pérez asegura que “no son golpistas o enemigos de Chile”

Crédito: Archivo

La Confederación Nacional de Transporte de Carga (CNTC) liderada por Sergio Pérez, mantiene a firme la convocatoria a paro para el jueves, y replicó al Gobierno señalando que “nosotros somos los agredidos”. La movilización no cuenta con el respaldo de las otras dos organizaciones del sector, Chile Transporte y la Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile. El presidente de esta última, Juan Araya, dijo que si bien comparten algunas de las solicitudes de la CNTC a las autoridades, no creen en los ultimátums sino en el diálogo. En este escenario asoma otro factor, porque las Multigremiales del Biobío, La Araucanía y Los Ríos, anunciaron esta tarde que realizarán movilizaciones pacíficas a partir del próximo jueves, acusando que “los tres Poderes del Estado nos han abandonado”. Desde la oposición pusieron presión al Gobierno y le pidieron “no ponerse de rodillas” ante los camioneros.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En el mundo de los “camioneros” no hay consenso respecto a la paralización anunciada el jueves por la Confederación Nacional de Transporte de Carga (CNTC), que fue ratificada esta jornada por su líder Sergio Pérez, y el timonel de la Federación de Camiones del Sur (Fedesur), José Villagrán.

De hecho, el presidente de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile, Juan Araya, criticó duramente los dichos de Villagrán, señalando que “no puede ser que un dirigente salga a decir que no se va a mover un kilo de arroz, ni un kilo de azúcar, ni los remedios. Eso es terrorismo (…). Eso no se puede hacer, no nos podemos dar un gustito amenazando de esta manera”.

Según Araya, “son caprichos y el señor Villagrán, una vez más, comete el mismo error que cometió al salir de La Moneda (…). No podemos hacer el juego a estos grupos ultras, estos grupos en La Araucanía quieren que paremos los camioneros”.

Araya es líder de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones (CNDC), la organización más antigua del sector y que agrupa a más afiliados. Esta entidad no forma parte de la paralización ni tampoco Chile Transporte, que agrupa a las grandes empresas, por lo que solo uno de los tres gremios del sector está por la medida de presión.

Las exigencias de la CNTC

La Confederación Nacional de Transporte de Carga (CNTC) exige que el Congreso tramite con urgencia “13 leyes que están descansando hoy día en el Senado” y que dicen relación con la prevención y persecución y sanción de delitos". Entre ellas, se encuentran la modernización de Carabineros de Chile y Policía de Investigaciones, la  modernización del sistema de inteligencia, la que modifica el Código Penal para permitir la utilización de técnicas especiales relacionadas con las conductas terroristas, la que fortalece la fiscalización y persecución de los delitos de robo y hurto de madera, la de infraestructura crítica y la Ley “Juan Barrios”, entre otras.

“Somos personas de diálogo, pero la paciencia se ha terminado. El jueves, a las 00:00 horas, nosotros hemos acordado, con todas las organizaciones de nuestra confederación, una movilización nacional. Entonces, hemos dado el debido plazo para que el Poder Legislativo apruebe estas normativas y entregar las herramientas necesarias para que el Gobierno tenga que hacer el trabajo que tiene que hacer (…). El Ejecutivo y el Parlamento –continuó– que hagan la pega y también hago un llamado a los jueces para que sean menos permisivos”, sentenció esta jornada Sergio Pérez.

Sin embargo, en entrevista con Radio Usach, Araya dijo que si bien comparten algunas de las solicitudes hechas por la CNTC a las autoridades, al Poder Judicial o a los fiscales, él no cree en los ultimátums sino en el diálogo. “No hay que aprovecharse de estas circunstancias para poner en jaque al Gobierno”, dijo, advirtiendo que ellos como Confederación no quieren ser “los matones del barrio”. Con esta paralización, “la gente nos va a repudiar” advirtió.

Pérez dijo esta tarde al canal 24 Horas que “estamos disponibles para conversar con todas las autoridades de la República, pero nosotros somos las víctimas, no nos respondan tratándonos como golpistas o enemigos de Chile, porque nosotros somos los agredidos”.

Apoyo de las Multigremiales

En este escenario asoma otro factor, porque las Multigremiales del Biobío, La Araucanía y Los Ríos, anunciaron esta tarde que realizarán movilizaciones pacíficas a partir del próximo jueves.

A través de una declaración pública, las tres entidades indicaron que "los gremios productivos asociados a nuestras multigremiales hemos decidido manifestarnos y movilizarnos pacíficamente en nuestras regiones, incluyendo a la sociedad civil, emprendedores, trabajadores y familias, a partir del jueves 27 de agosto", en una convocatoria que denominaron “#No+Violencia, porque queremos un Chile en paz".

"Los tres Poderes del Estado nos han abandonado, les han fallado a los trabajadores y sus familias, han dejado a nuestros emprendedores desprotegidos y a miles de víctimas en desamparo. Esperamos que casos como el de Monserrat conmuevan a las autoridades para dar un paso urgente hacia el diálogo y la paz", añadieron.

Críticas de la oposición

El Ejecutivo pasó de “comprender” las razones de la protesta y culpar a la oposición del escaso avance de los proyectos de seguridad en el Congreso, a rechazar de plano la medida de fuerza del gremio. “El Gobierno no acepta ningún tipo de amenaza ni extorsión”, dijo el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, mientras el vocero Jaime Bellolio indicó que el Gobierno “no está disponible para presiones indebidas ni ultimátum”. Además, en tono de advertencia, señaló que el Gobierno no se va a inhibir en aplicar el Estado de Derecho

Desde la oposición redoblaron las críticas tanto al gremio que anunció la movilización como al Gobierno. Según el senador socialista Juan Pablo Letelier, “pretender arrinconar al Estado, usando como rehén las necesidades de la gente, interrumpiendo su alimentación y movilidad por parte del cartel camionero es, a todas luces, también un acto de chantaje y extorsión que no debemos permitir”.

En este marco, el parlamentario llamó al Ejecutivo a actuar con coherencia, ya que “paralizar la línea de suministros básicos para la población en tiempos de pandemia constituye una acción terrorista, la que debe ser sancionada bajo esos parámetros”.

El parlamentario de la Región de O’Higgins señaló que el Gobierno tiene la obligación de garantizar a chilenas y chilenos su cadena de abastecimiento, por lo que afirmó que “ya es hora de dejar de coquetear con un grupo de este gremio que, más que velar por el bien común, solo busca amedrentar y amenazar a la población. Hasta ahora vemos la oferta de acciones legislativas que solo alimentan sus acciones terroristas”.

Por su parte, el diputado de Acción Humanista, Tomás Hirsch, señaló que “es vergonzoso ver a un Gobierno de rodillas ante estos mafiosos y matones”.

“Son inaceptables las amenazas de los camioneros, pero mucho más vergonzoso es ver al Gobierno de rodillas frente a estos matones que exigen la aprobación de leyes represivas dignas de una dictadura y no de una democracia. Esas leyes no se han aprobado porque existe una enorme mayoría en el Congreso que no está de acuerdo con que el Gobierno se dedique a poner leyes que solo buscan la persecución de las legítimas movilizaciones y demandas del pueblo chileno”, indicó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV