sábado, 22 de enero de 2022 Actualizado a las 19:13

PAÍS

2021, imposible aburrirse: el año de Boric, la Convención y la muerte de Lucía Hiriart

por 31 diciembre, 2021

2021, imposible aburrirse: el año de Boric, la Convención y la muerte de Lucía Hiriart

Crédito: @fotografoencampana/@criordor

Como bonus track: la violencia en la denominada Macrozona Sur sigue desatada, pese a la declaración a cuentagotas de Estados de Emergencia en las provincias de Arauco, Biobío, Cautín y Malleco; además, la corrupción en instituciones supuestamente incorruptibles, alcanzó ahora a la PDI, que tiene a su exdirector general, Héctor Espinosa, formalizado por “tirar las manos”. Aparte, este año 2021 deja episodios vergonzosos, como lo ocurrido en Iquique, cuando un grupo de autodenominados “patriotas” se ensañó contra un minicampamento de extranjeros irregulares, quemando coches y muñecas de bebés. La crisis migratoria es otra tarea pendiente para el próximo Gobierno, el cual –pese a los lunares– recibirá a un país más inclusivo gracias al matrimonio igualitario, cuya ley fue despachada en diciembre por el Congreso tras largos años de espera y celebrará sus primeras uniones a partir del 10 de marzo de 2022.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“¡Ahora!” o “Último minuto”. Una vez que el aviso empezaba a correr por redes sociales, se encendían las alarmas en las salas de prensa y en todos lados, porque este 2021 la noticia no dio tregua en medio de pandemia, vacunas, elecciones, muchas elecciones, sesiones maratónicas de votaciones en el Congreso y en la Convención Constitucional y decesos. En simple, fue un año para no aburrirse y, en un amplio sentido también, para no olvidar.

El año tuvo un protagonista indiscutible y ese fue Gabriel Boric, el diputado magallánico de Convergencia Social que se transformó en el nuevo Presidente electo de Chile, con un triunfo rotundo e inobjetable en segunda vuelta sobre el representante de la derecha, José Antonio Kast.

Crédito: REUTERS/Rodrigo Garrido

Boric, un candidato accidental, rompió varios récords con su performance del 19 de diciembre tras una campaña de balotaje, épica por su lado y, por el bando contrario, cargada a las fake news al más puro estilo Trump y QAnon. Se convirtió en el Presidente más votado de las elecciones con mayor participación de la historia, y fue el primero que revierte el resultado después de salir segundo en primera vuelta. Además, con 35 años, es el Mandatario más joven en la historia del país y el 11 de marzo será el segundo más joven en el mundo, solo superado por Giacomo Simoncini, de 26 años, presidente del microestado de San Marino.

El nuevo Mandatario no solo dejó en el camino a Kast. También hizo comerse sus palabras a la diputada humanista Pamela Jiles, que se burló de él y del Frente Amplio cuando la recolección de firmas para la inscripción de la candidatura se ponía cuesta arriba. Después, en las urnas, pulverizó al favorito de la primaria de Apruebo Dignidad, el comunista Daniel Jadue.

Foto: ATON

Pero el alcalde recoletano no fue el único presidenciable que quedó al lado el camino este 2021: súmele Heraldo Muñoz, Francisco Vidal, Ximena Rincón, Paula Narváez, Carlos Maldonado y Yasna Provoste, por el lado de la ex Concertación.

En la derecha, también fueron varios los caídos: el autoexiliado Joaquín Lavín, el Evópoli Ignacio Briones, el (todavía) RN Mario Desbordes, y el inclasificable Sebastián Sichel, todos emblemas de un sector que está con respirador artificial o en estado terminal, depende del especialista a quien le consulte. Mención aparte es el caso de Franco Parisi, el deudor de pensión alimenticia que se convirtió en el primer candidato metaverso de la historia planetaria.

El futuro Presidente recibirá la banda de Sebastián Piñera, un gobernante que hace rato cayó en la absoluta irrelevancia y es ejemplo mismo del concepto del “pato cojo”. El exdueño de Chilevisión, Lan y Colo Colo puede contar a sus nietos que zafó del intento de destitución que representó la acusación constitucional. Pero la historia completa es que el libelo por la venta de Dominga en un paraíso fiscal a su amigo, Carlos Alberto Délano, alias el “Choclo”, fue aprobado en la Cámara de Diputadas y Diputados –un hito que elevó a la categoría de rockstar al diputado socialista Jaime Naranjo con la lectura maratónica del documento–, aunque fue rechazado en el Senado por falta de quórum.

Foto: Marcelo Hernández/Aton Chile

Más allá del resultado en el Congreso, lo cierto es que el balance de Piñera 2 es magro, al punto de ser considerado por varios analistas como el peor mandato desde la vuelta de la democracia. Por ejemplo, por la tacañería intrínseca del Gobierno, y los tira y afloja con la oposición por las ayudas sociales –como el IFE– para enfrentar la pandemia, Piñera fue incapaz de contener la sangría del retiro anticipado de millones de dólares de los fondos de pensiones. En abril se aprobó el tercero, en tanto que el cuarto fue rechazado en diciembre, pero todos los expertos terminan coincidiendo en que los retiros de las AFP son un factor clave que explica la “sobrecalentada” economía de la actualidad, que tiene los precios por las nubes (pan y bencinas incluidos).

Aunque hay que ser justos y reconocer que “el Presidente Piñera nos vacunó a todos”, como dijo el excandidato presidencial –y seguramente futuro candidato presidencial 2024– Marco Enríquez-Ominami, aludiendo al exitoso proceso de inmunización contra el COVID-19 y que tiene a Chile como país modelo a nivel mundial.

Pero el mundo también mira a Chile por su proceso constituyente. Y Piñera –hay que decirlo– también se encargó de hacerle difícil el trabajo a la Convención Constitucional, el órgano paritario y plurinacional, cuyos constituyentes fueron escogidos en la megaelección del 15 y 16 de mayo, cuando los votantes acudieron a las urnas para elegir asimismo a los primeros gobernadores regionales, además de alcaldes y concejales.

La Convención no solo ha enfrentado el obstruccionismo de La Moneda, y el “odiómetro” en redes sociales desde la derecha, donde la batuta la han llevado referentes ultras como el concejal de Las Condes y panelista radial, Sergio Melnick. También sus propios protagonistas se han encargado de infligirle daño al poder constituyente, como fue el caso de Rodrigo Rojas Vade, el convencional de la Lista del Pueblo, famoso por sus performances en Plaza Italia (Plaza de la Dignidad, como él la llama) y que engañó a todos con un falso cáncer, catéter incluido, en una versión izquierdista del exconvicto Rafael Garay.

Foto: Javier Salvo/Aton Chile

Con todo, el órgano constituyente ha ido superando los escollos. Al mando ha tenido como presidenta a Elisa Loncon, mujer indígena, académica, lingüista y activista del pueblo mapuche, destacada a nivel mundial como una de las mujeres más influyentes del año.  Y el órgano avanza paso a paso, como ha sido relatado en la entrega semanal del convencional y escritor Patricio Fernández en su columna dominical en El Mostrador, “La Crónica Constituyente”.

La Convención está en pleno segundo tiempo y ya trabaja en la redacción propiamente tal de una nueva Constitución que debe ser sometida al plebiscito de salida este 2022. De hecho, ya están circulando propuestas de los primeros artículos del texto, varios de los cuales confirman plenamente que Chile es país de poetas más que de abogados, pero lo concreto es que son los pasos fundamentales del armado de la nueva Carta Magna que reemplazará a la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

La mención del dictador no es gratuita. Es que la sombra de Pinochet sigue presente en la historia de Chile, tanto que el país se paralizó el 16 de diciembre cuando se confirmó la muerte de Lucía Hiriart, su viuda. La noticia de una muerte nunca es bien recibida, pero muchos la esperaban para terminar de sanar tantas heridas, como diría la canción. La información sobre el estado de salud de Hiriart era como el cuento de Pedrito y el Lobo, costó creerlo, pero estamos en Chile y la capacidad de asombro se pone a prueba a diario. Y tenemos todo un 2022 para recorrer por delante y seguir sin aburrirnos.

Foto: Javier Salvo/Aton Chile


Como bonus track: la violencia en la denominada Macrozona Sur sigue desatada, pese a la declaración a cuentagotas de Estados de Emergencia en las provincias de Arauco, Biobío, Cautín y Malleco; además, la corrupción en instituciones supuestamente incorruptibles, alcanzó ahora a la PDI, que tiene a su exdirector general, Héctor Espinosa, formalizado por “tirar las manos”. Aparte, este año 2021 deja como vergüenza eterna el episodio de Iquique, cuando un grupo de autodenominados “patriotas” se ensañó contra un minicampamento de extranjeros irregulares, quemando coches y muñecas de bebés.

Foto: Alex Diaz/Aton Chile

La crisis migratoria es otra tarea pendiente para el próximo Gobierno, el cual –pese a los lunares– recibirá a un país más inclusivo gracias al matrimonio igualitario, cuya ley fue despachada en diciembre por el Congreso tras largos años de espera y celebrará sus primeras uniones el 10 de marzo de 2022.

Foto: Marcelo Hernández/Aton Chile

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV