sábado, 22 de enero de 2022 Actualizado a las 02:57

PAÍS

Convencional PS Ramona Reyes: "En la segunda etapa hay que involucrar a la sociedad chilena en todo este proceso"

por 4 enero, 2022

Convencional PS Ramona Reyes:
Este martes es un día clave para la Convención Constitucional, pues hoy se votará para elegir la nueva mesa directiva que encabezará el segundo tiempo de una instancia que da por cerrado el complejo período de instalación y que, más allá de las polémicas que se suscitaron desde ese momento, entrega la posta con las siete comisiones temáticas en pleno funcionamiento, con un reglamento claro, y dispuesta a dar el paso a los debates de fondo. Este segundo tiempo se cruzará con la asunción del nuevo Gobierno encabezado por el Presidente Gabriel Boric, situación que instaló la última de las polémicas antes de la votación y que se refería a si el Frente Amplio (FA) debía o no buscar seguir al mando del órgano constituyente. Los argumentos que se presentaron en contra guardaron directa relación con cómo podían verse interferidos el poder constituyente y el poder constituido con el FA encabezando ambas instancias. En esta entrevista, la propia carta del PS para suceder a Elisa Loncon, Ramona Reyes, señaló que la candidata frenteamplista, Beatriz Sánchez, calzaría perfecto como dupla ocupando la vicepresidencia, pues “distinto era la presidencia (de la Convención), donde hay una relación demasiado estrecha entre el Presidente (electo) y Sánchez”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

De profesión matrona, Ramona Reyes encabezó durante tres períodos la Municipalidad de Paillaco y, para postular a su actual rol de constituyente, debió primero renunciar a su labor municipal. Con más de una década de militancia en el Partido Socialista, su nombre surgió en la última etapa de las negociaciones para suceder a la actual directiva, presidida por Elisa Loncon. El formato de la votación es el denominado "papal", es decir, todos votan por uno de los candidatos que cada movimiento o sector presentó a la mesa directiva. En esta entrevista, Reyes entregó parte de sus definiciones y se refirió a por qué cree que ella es la candidata llamada a poner la firma en el documento que será entregado durante los primeros días de julio de este año, y que luego será plebiscitado a través de la votación obligatoria del padrón inscrito en nuestro país.

-¿Cómo ve el panorama para su candidatura y cuáles cree que son los puntos más fuertes de su opción para presidir la Convención Constitucional?
-Estoy esperando que se cierren los acuerdos entre las fuerzas centrales que hay en la actual Convención Constitucional, que es Independientes No Neutrales, Colectivo del Frente Amplio y también del PS. Ahí estamos haciendo fuerzas para conseguir los votos para la presidencia. Si bien esos no son suficientes, estamos realizando conversaciones entre los colectivos. Desde el Colectivo del Apruebo también están dispuestos a apoyarnos. Esperemos que al equipo negociador del Colectivo Socialista le vaya bien.

Esta es una votación papal, así que muchos grupos van a llevar a sus candidatos en la primera votación y, luego, espero que tengamos mayoría en la segunda, y así se va quedando. Ojalá que no sea un proceso tan largo.

-Y en cuanto a las características, ¿qué puntos cree que son más fuertes dentro de su candidatura para poder conducir un periodo que va a ser fundamental para la Convención?
-Lo importante es que estamos recibiendo una Convención ya instalada, ya se cumplió la primera etapa, ya se está trabajando en comisiones, y lo que nos queda ahora es trabajar en forma muy unida, muy articulada, muy ordenada, cada una de las comisiones, respetando y cuidando los tiempos puestos en el cronograma. Pero la función más importante es lograr acuerdos de dos tercios, ese es el tema por el cual estamos convocados, y la mesa, la presidencia y la vicepresidencia, pero también la mesa ampliada, tienen que jugar un rol importante, un rol articulador, un rol de representación transversal para recoger las demandas de cada uno de los sectores que reflejan las demandas de los distintos territorios.

Así que siento que esta va a ser una mesa muy dialogante, muy de trabajo de acuerdos, pero muy ejecutiva, tiene que funcionar todo muy bien, hay que coordinar lo administrativo con los recursos y especialmente siento que esta segunda etapa es de gestión, de administración, lograr acuerdos con el Gobierno saliente, lograr acuerdos con el Gobierno entrante, involucrar a la sociedad chilena en todo este proceso, pues también tenemos que trabajar para el plebiscito de salida el 4 de julio. En esa fecha deberíamos entregar y, después, el Presidente Gabriel Boric tiene que comenzar los trámites administrativos para que esto esté saliendo al plebiscito obligatorio.

-¿Cuál es su evaluación de la directiva saliente? Se habla de que los principales desafíos que va a tener la próxima mesa tienen relación con el tema comunicacional, comunicar a la ciudadanía qué es lo que se hace dentro de la Convención, apuntado por varios como el punto más débil.
-Tengo una buena evaluación de la mesa saliente. Cumplieron un rol esencial, éramos 155 personas, que no nos conocíamos, que tomamos las decisiones por primera vez, muchos recién conocimos lo que es la votación papal, los acuerdos, pero desde el lunes en que se inició la Convención fue un trabajo complejo, difícil, en los medios de comunicación se vio cómo no estaban instaladas las cosas, los equipos para apoyar.

Lo importante de esta primera etapa fue que se logró instalar, se trabajó el reglamento en tiempo muy adecuado, tres meses. Se logró instalar las siete comisiones, además se impuso la plurinacionalidad, la paridad de género, la descentralización, principios que son esenciales para el trabajo de esta etapa que nos queda ahora, que es la redacción de normas, que es escuchar, debatir las normas populares, y poner todo el cariño y todo el esfuerzo para que a esta Constitución la ciudadanía la conozca, se sienta parte, y acuda con mucha alegría a votar cuando el Presidente Boric convoque al plebiscito de salida obligatorio.

-¿Cómo se tomó esta decisión del Frente Amplio de posicionar una figura de ellos para competir por la mesa? Hicieron una reflexión respecto de que no había ningún impedimento para poder competir, a pesar de que están a cargo del actual Gobierno y habiendo sido parte de la saliente mesa. ¿Hay alguna posibilidad de generar algún tipo de acuerdo para hacer dupla con Beatriz Sánchez?
-Estamos trabajando en eso, y es uno de los objetivos que tiene hoy la mesa, el equipo negociador del Colectivo Socialista. A nosotros nos parece bien, a mí me parece bien que Beatriz Sánchez esté en la vicepresidencia. Distinto era la presidencia, donde hay una relación demasiado estrecha entre el Presidente (electo) y Beatriz Sánchez. Creo que Beatriz tiene atributos innegables, fue candidata presidencial, ella ha estado dirigiendo un partido que tiene ahora mucho peso político en el actual Gobierno, así que siento que puede cumplir un rol articulador.

Yo la conozco, me parece una persona con la que se puede trabajar muy bien, y muy dialogante, tiene un modo de gestión muy amable. Pero también las otras candidatas cumplen ese requisito. Lo bonito de este proceso, y que me encanta, es haya grandes posibilidades de que mujeres lleguen a la presidencia y la vicepresidencia. Y si esto no es normal en Chile, qué bonito sería que las mujeres logremos este espacio en todas las áreas de toma de decisiones.

-Respecto de la relación con la centroderecha, ¿si llega a la presidencia va a fomentar un diálogo con ese sector, cómo ve el posible apoyo de una parte de la centroderecha a su candidatura? Ellos pedían a cambio patrocinios para llegar a una de las vicepresidencias adjuntas con Cristián Monckeberg.
-Nosotros, el Partido Socialista, apoyamos, de hecho yo defendí la postura de que en la mesa ampliada tiene que estar alguien que represente a la derecha, son 37 convencionales, 36 ahora, pero Chile es un país pluralista, y lo que queremos también en esta mesa, es que necesitamos las voces de todos y todas representados, así que nosotros no andamos buscando votos de derecha, pero sí, si me toca estar en la presidencia, va a ser una parte importante de mi gestión el poder relacionarnos con todos los grupos.

-En caso de llegar a la presidencia, va a tener que enfrentar un proceso que ha tenido varias complejidades, como la Consulta Indígena, donde hay una pugna entre representantes de pueblos originarios. Algunos ya están haciendo, respecto de sus criterios, la aplicación de esta consulta. ¿Qué tanto puede influir la directiva para llevar adelante esto? ¿Usted espera tener alguna gestión para recomponer o ayudar a retomar el diálogo entre los dos sectores de pueblos originarios?
-De hecho, yo formo parte de la Comisión de Pueblos Originarios y Consulta, y ayer elegimos, porque la semana pasada renunció Victorino Antilef, que era uno de los coordinadores. Es importante hacer gestiones, los 17 convencionales constituyentes de escaños reservados tampoco se conocían, todos vienen de mundos diferentes, todos vienen con el gran compromiso de representar a sus pueblos, que nunca habíamos tenido la posibilidad de estar en esto.

Ha habido conflictos, ha habido crisis, pero yo también creo que ha faltado comunicación, faltado un poco más de tolerancia, pero este proceso ha sido tan rápido, ha sido tan exigente, que yo creo que eso ha faltado, espacios para diálogo, para conversar, y me encantaría poder unificar, tratar de ser mediadora para que esta unión, que por ratos se ve un poco quebrada entre escaños reservados, se pueda recuperar. Estamos todos con el compromiso de que Chile reconozca a sus diez pueblos originarios, y que Chile se reconozca plurinacional e intercultural, que no es menor.

-¿Cómo debe ser la relación de la próxima directiva con el Presidente electo Gabriel Boric? Él ha dicho que quiere mantener la autonomía. ¿Cómo se puede ejercer esa autonomía y, a la vez, generar un trabajo en conjunto pensando en el plebiscito de salida?
-Tenemos que ser muy cuidadosas las que estemos en la mesa, y en la mesa ampliada, pues vamos a requerir mucho apoyo del Gobierno, especialmente de recursos, para que exista un complemento en el trabajo que está haciendo la Convención. Las comunicaciones de la Convención no han sido adecuadas, recién tenemos encargada de Comunicaciones de la Convención, es muy poco el personal, entonces, necesitamos más recursos, necesitamos más recursos para la Consulta Indígena, y necesitamos a todo Chile.

Con el Gobierno del Presidente Boric, con los municipios, con los gobiernos regionales, con la sociedad civil, y en eso siento yo que, si La Moneda marca un acompañamiento de ese tipo, va a ser muy bueno, que no tiene que ver con la interferencia, ni con lo que se esté debatiendo al interior del Pleno, ni con las normas constitucionales.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV