miércoles, 11 de diciembre de 2019 Actualizado a las 17:40

Opina experta en música urbana

La polémica letra de Romeo Santos sobre sexo con menor de 17 años: "Este amor híper romántico violenta a las mujeres"

por 28 febrero, 2018

La polémica letra de Romeo Santos sobre sexo con menor de 17 años: “Este amor híper romántico violenta a las mujeres”
"Violé tu piel y tu nobleza, lo más puro, por una noche de placer, es un perjurio", comienza la canción cuya letra ha circulado por Twitter y que analizamos junto a la filósofa especializada en tribus urbanas, Andrea Ocampo. Ella no ve alusión a violación, pero tampoco defiende al cantante: "Entiendo la efervescencia que puede generar una canción como ésta, porque toca todas las adolescentes que las mujeres feministas fuimos y toca todas las adolescentes que las mujeres no necesariamente feministas también fueron".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las letras de las canciones de moda provenientes de ritmos de Centroamérica siguen dando que hablar. No solo exponentes del reggaetón como Maluma han sido cuestionados. Esta vez fue el turno de Romeo Santos y su canción Perjurio. Aunque la canción lleva varios meses en las plataformas musicales, estos días las redes sociales han cuestionado su letra de bastante mal gusto.

"A quien le miento al pretender hacerme el serio, soy un ladrón sin robar ningún objeto. Violé tu piel y tu nobleza, lo más puro, por una noche de placer, es un perjurio", comienza la canción cuya letra ha circulado por Twitter.

"Me aproveché de tu inocencia, disfruté de tu pureza, te quité lo más valioso, Dios me quiera perdonar", continúa la canción, hablando de la virginidad de una joven de 17 años.

Pero la polémica va más allá."Sé que me vas a odiar, juro no fue personal, deseaba probar de tu cuerpo, caíste en mi trampa, antojo sexual", son algunos de los siguientes versos. La alusión a la palabra violación y a aprovecharse de otra persona y querer usarla por su virginidad han sido ampliamente debatidos

Pero no es la primera letra del cantante de bachata. En Eres Mía le dice a su ex pareja que él puede tocarla cuando quiera e incluso después de casada porque le pertenece.

"No te asombres
Si una noche
Entro a tu cuarto y nuevamente te hago mía
Bien conoces
Mis errores
El egoísmo de SER DUEÑO DE TU VIDA
Eres mía (mía, mía, mía)
No te hagas la loca eso muy bien ya lo sabías
Si tu te casas
El día de tu boda
Le digo a tu esposo con risas
Que solo es PRESTADA
La mujer que ama". 

En el caso de Propuesta Indecente también se ha acusado de ser una apología al abuso al proponer tener una aventura sexual con él, donde nos invitará un trago y nos robará un beso si le decimos que no. También va a "faltarnos el respeto y culpar al alcohol", Pareciera que no tenemos opción de decidir, más que dejarnos tocar y " levantar la falda para medir nuestra sensatez".

Bajan otro tema de Santos de Youtube

Fue el 20 de julio del año pasado cuando los cantantes Romeo Santos y Ozuna lanzaron el sencillo Sobredosis y fue para el Día de San Valentín donde estrenaron el provocador video cargado de sensualidad e imágenes explícitas. De hecho, Romeo y Ozuna van a terapia por su gran adicción al sexo, lo que aumenta aún más la temperatura.

Sin embargo, el video no cumplió los estándares de YouTube, y pese a que en el primer día logró 3 millones de reproducciones, fue obligado a eliminar el video, según el cantante contó en su cuenta de Instagram.

El clip fue editado y suavizado y ya está disponible nuevamente.

Pero eso no es por lo único que Romeo ha dado que hablar. En medio de su gira musical Golden, subió al escenario a una mujer, de quien tomó su mano y la dirigió por su cuerpo hasta sus genitales, ante la sorpresa y emoción de la chica. Pero eso no fue todo. Ante los gritos del público, el cantante siguió su recorrido y metió la mano de la mujer dentro de su pantalón.

Las reacciones han sido tan variadas como puede esperarse habiendo de hasta duras críticas al actuar del artista, como bromas y aplausos por la "oportunidad" de su fan.

"No hay descripción de violación"

Andrea Ocampo es filósofa y además de ser una amante de los ritmos urbanos, se ha especializado en toda la cultura que los rodea. Por eso, nos acercamos a la autora del libro Ciertos Ruidos: Nuevas Tribus Urbanas Chilenas para que analice esta nueva y controversial letra de Romeo Santos.

"Perjurio pertenece a un disco que se llama Golden de Romeo Santos, que es del año pasado y que es uno de los mejores discos del 2017. Debo reconocer que no había puesto atención a la letra de esta canción. Ahora tampoco me extrañan las temáticas así. Hace poco Becky G también hizo "polémica" por su canción con Bad Bunny que se llama Mayores. Ella, en esa canción, tomaba justo la posición contraria a ese discurso, que tiene que ver con aquella niña que busca al mayor por una serie de razones que pueden ser dichas más o menos groseramente", comienza Andrea.

"Romeo Santos lo que hace en esta canción es hablar de las motivaciones personales que llevan a un hombre hétero adulto a provecharse de una mujer que acaba de cumplir 18 años. Cuando él dice que le pintó pajaritos en el aire, uno lo primero que debería reconocer es que hay una intención de engatusar, de convencer a esta niña o a esta casi mujer mayor de edad, de hacerlo. De hecho, él dice que le tiende una trampa. Él ingresa al mercado sexual sin ser esa la promesa. Él le promete amor, sin embargo, solo le da sexo. En ningún momento de la canción yo leí una descripción de una violación. No hay escenas de agresión directa física, como abrirle las piernas o a maltratarla. Claro que esto también es un maltrato, pero de otro tipo, emocional, que tiene que ver con esa promesa no cumplida", continua la filósofa. Y añade: "En el caso de esta canción hay algo consensuado. Él hace que ella vaya voluntariamente hacia él y de esa forma, logra tenerla".

A esta profesional, reconocida feminista, le sorprende de esta canción "que hay gran énfasis en valores cristianos, conservadores, como la pureza y la virginidad. “Te quité lo más valioso”, dice en un momento. Por lo tanto aquel que violenta, que en este caso es el Romeo Santos, es el que recalca y eleva esos valores conservadores".

Sobre lo agresivo, aclara: "Tiene que ver con la burla hacia sus emociones, al vanagloriarse de la mentira, de la trampa. No solamente hace que esta mujer sea atrapada en este ambiente de hipersexualización en el que ella solamente cae, sino que también habla de una mujer incapaz de decidir por sí misma, que tiende a hacer lo que el otro le dice. Habla de una mujer que todavía no es autónoma, que no conoce el mercado del sexo, no conoce el sistema de valore en términos emotivos, o amorosos o sexuales adultos, en estos miles de sueños que él dice en su letra, que vendría siendo el amor".

Sin embargo, para alguien que estudia música urbana, "me parece que esta canción junta a otras, como la de Becky G, mayor que yo, menor que yo en el reggaetón, existen solamente porque existe el discurso en la sociedad previamente. No es que Romeo Santos lo ponga como la máxima novedad, sino que es todo lo contrario. Esta canción hace sentido y está expuesta como un testimonio transversal, universal, porque a todos nos puede tocar de algún modo, porque esa historia hace sentido en Chile, en Puerto Rico, en Dominicana, en Miami. A mí también me hace sentido porque no sé si soy la única, pero también fui esa adolescente y creo que la mayoría de las mujeres hemos sido esa adolescente que ha mirado a un hombre mayor, un hombre mayor se ha acercado a ti, o un hombre mayor te ha violentado o te ha hecho sentir herida".

A Andrea Ocampo no le extraña nada el alboroto en redes. "Entiendo la efervescencia que puede generar una canción como ésta, porque toca todas las adolescentes que las mujeres feministas fuimos y toca todas las adolescentes que las mujeres no necesariamente feministas también fueron, pero que comparten con nosotras el hecho de vernos vulnerables frente al hombre adulto heterosexual todopoderoso, soberbio, que dispone de las mujeres como un objeto. Como tú no tienes voluntad, yo te puedo tomar y te puedo tirar", explica.

"Lo más fuerte que uno puede tomar de esta canción y aplicarla en la vida cotidiana, real, es que hay una promesa que no se cumple, que es la del amor, versus este hombre que ve al sexo como un fin en sí mismo no como una dimensión de las emociones, sino como una meta que se logra a través de objetivos u objetos. Y ¿cómo es el amor de Romeo Santos, ese amor que sería la base de esta institución que es la familia, que es la sociedad? Como una mentira, como una mentira tan perversa que, afianzándose en los valores más conservadores, permite esta clase de agresiones. Este amor, el amor romántico, híper romántico, híper conservador de Romeo Santos, violenta a las mujeres. Ese es el amor el que permite que este tipo de cosas, sucedan. Sin ese concepto del amor en que una mujer se aferra a un hombre, que este hombre le vende miles de sueños, permite que esta mujer sea violentada. Entonces la crítica que podríamos hacer es cuántas de nosotras hemos sido violentadas al momento de enamorarnos. O porque nos enamoramos, hemos abierto la puerta a que nos agredan o nos violenten sexualmente", reflexiona la filósofa.

Y añade: "Hay que quitarle el foco a Romeo Santo y escuchar lo que está diciendo. Como él diría: “Escuchen las palabras”. No te quiero decir que lo disculpo. Hay que mirar esto como un producto cultural en el contexto de la sociedad conservadora y capitalista en la que estamos, en el que el sexo tiene una sumatoria de valores y al mismo tiempo es casi mercancía desde todos los puntos de vista, publicitario, sicológico, emotivo, desde la autoayuda. No hay una defensa de las letras sexuales o machistas, sino que más bien hay que escucharlas en el contexto general de la producción. No porque Romeo Santos las deje de cantar, no porque Romeo Santos un día pida disculpas, la sociedad va a cambiar. Es cierto que ayudaría mucho más a que no hubiera una proliferación de este tipo de discursos violentos, autoritarios, cosificantes sobre la mujer para que pudiéramos aprender, bailar, aprender a amar de otro modo", concluye.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día