domingo, 7 de marzo de 2021 Actualizado a las 09:39

Cultura - El Mostrador

El ícono de la electrónica argentina Daniel Melero llega al festival Neutral para presentar su último disco

por 27 julio, 2015

El ícono de la electrónica argentina Daniel Melero llega al festival Neutral para presentar su último disco
Uno de los productores más importantes de la música popular trasandina, conocido por sus incursiones en el techno y la música electrónica, también uno de los amigos más cercanos de Gustavo Cerati. Daniel Melero visitará Santiago el próximo jueves 30 de julio para presentar su último álbum “Piano II” en el marco del Festival Neutral 2015 y conversó con El Mostrador Cultura+Ciudad sobre su visita, su amistad con Cerati, la industria musical y su trabajo con bandas emergentes.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Más de 30 años dentro del circuito musical lo han convertido en una de las figuras más importantes de la historia del rock argentino. Se trata de Daniel Melero, productor, músico y uno de los primeros actores de la música electrónica en la escena trasandina.  El autor de la popular canción “Trátame Suavemente” visitará esta semana Santiago para dar un concierto en el Festival Neutral 2015, evento organizado por el sello discográfico Quemasucabeza.

Acumula cerca de veinte discos como solistas en los que se mueve a su antojo por la electrónica, el techno, el rock, el pop, el ambient, e incluso bossa nova, dub y piano bar. Además de cinco álbumes en colaboración con otros músicos como es “Colores Santos” (1992) con su gran amigo Gustavo Cerati, un disco precursor que trazó las primeras líneas de la electrónica en el cono sur.

Luego de dejar su primera banda Los Encargados, Melero ha trabajado como productor con agrupaciones argentinas como Soda Stereo, Los Brujos, Todos Tus Muertos, Babasónicos, además de los nacionales de Canal Magdalena. El jueves 30 de julio llega a Chile para presentar su última producción “Piano II”, un disco que recoge composiciones que iban a ser parte de "Piano I" (1999) y otras posteriores al año 2000.

Piano II, un disco desnudo

Acompañado por el pianista Yuliano Acri, el músico argentino editó este año “Piano II”, una placa donde re versiona canciones de sus discos anteriores tan solo con el piano y su voz. Entre los temas se encuentran “Líneas” y “Sangre en el volcán”, ambos del repertorio de Los Encargados. El disco de doce canciones fue grabado en una sola sesión de estudio sin ensayos.

El músico explica que la placa no posee trucos ni efectos en su edición, pero sí cuenta con más efectos adicionados en el momento de la grabación, a diferencia del volumen anterior. “Este llega a tener en una misma canción cuatro pianos, que cada uno tiene una cosa distinta y se ensamblan para producir la canción”, explica.

“Nos propusimos por un lado, tener un enfoque distinto al del disco anterior de Piano, que era más bien un disco baladístico. Este es un disco bastante más violento de lo que se podría suponer”, señala el músico. Además explica haberse enfocado en los detalles de la sonoridad, por lo que dispuso micrófonos en lugares inusuales del piano con el objetivo de capturar todos los detalles del sonido.

Para su presentación en la sala A2 del Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM), la puesta en escena será sencilla. Melero en voz y Acri en el piano, un formato íntimo en el que la cercanía con el público es fundamental y nada está planeado, ni siquiera el set list. Todo complementado con la participación de Coiffeur en el mismo festival, músico argentino que Melero reconoce como uno de sus favoritos en la escena trasandina.

“El show es ver las canciones despojadas de todos los arreglos que tenían antes y encararlas desde una energía que es muy poderosa. Y eso también hace que sea un show que permite mucho más jugar con una cercanía más fuerte con la audiencia, porque en esa sencillez con la que se entrega se nota todo, si dudamos, si estamos felices. Y uno tiene mucho tiempo también de ver a la gente”.

Cerati y Melero. Música y amistad

Con Cerati su relación data de comienzos de los 80, cuando Federico Moura, líder de Virus, produjo el primer disco de Soda Stereo y propuso hacer una versión del tema de Daniel Melero “Trátame Suavemente”, quien además colaboró en teclados. Tiempo después produjo los álbumes Canción Animal (1990), Rex Mix (1991) y Dynamo (1992), disco que constituyó un quiebre en la línea sonora del trío.

Pero su amistad se vio volcada en el trabajo que realizaron en conjunto en el disco “Colores Santos” (1992), placa de once canciones que logra un mimetismo de ambos músicos a lo largo de sus composiciones. Melero recuerda el trabajo con Cerati como un ejercicio “muy fácil y muy divertido, sé que para otros no, pero para mí era muy fácil y muy divertido siempre, desde que nos conocimos cuando éramos muy chicos”.

Una relación nacida en la música y que creció en torno a ella. Por lo mismo al preguntarle al productor argentino por el legado musical de su amigo no hay una respuesta. Es por esto que Melero prefiere que no se le vincule con Cerati, para no caer en un aprovechamiento de la imagen del músico.

“El que murió es mi mejor amigo, el legado musical le corresponde por ahí a otra gente. A mí me tocó otro tipo de dolor y de alegría, de haber podido compartir con él amistad. Haber hecho discos juntos que creo que son interesantes, pero todo lo que hemos vivido juntos lo vivimos ocupados en crear. Tal vez la gente después en la desaparición considera que hay un legado, y es muy halagador eso, pero se murió mi mejor amigo, yo no pienso mucho en los legados”, expresa.

Las búsquedas musicales de ambos se encontraron en el disco “Colores Santos”. Sin embargo, el trabajo colaborativo no se detuvo ahí y marcó la carrera de ambos mutuamente. Hoy al rememorar a Gustavo Cerati, Melero señala “yo lo siento muy presente en mi vida, porque la amistad no termina con la muerte”.

Fuera de la industria

Siempre atento a las nuevas tendencias musicales y a los formatos más recientes, Daniel Melero se ha sabido adaptar a la evolución musical, pero al margen de la industria. “Lo que se denomina la industria de la música siempre me importó muy poco y creo que dentro de todo no me he equivocado. En la industria de la música durante muchos años mucha gente ganó demasiado dinero haciendo muy pocas cosas positivas”, manifiesta el músico.

Es por esto que según Melero, más allá de si hoy se venden discos o no, la creación musical no sufre ningún impacto de la caída de la industria. Así, el argentino lo ha demostrado en su preferencia por sellos independientes, lo que no le impide lograr importantes ventas de su música. Además lo ha canalizado en la fundación del sello discográfico RED, un proyecto que tiene en conjunto con su mánager para editar bandas emergentes de Argentina.

Bandas de provincias como Mendoza, Córdova, Tucumán e incluso Buenos Aires, han sido incluidas en el catálogo del sello, que en realidad quiere ser una red de músicos independientes y una distribuidora de conceptos.

“Habiendo girado bastante por el interior de Argentina nos encontramos con que había mucha música interesante en las provincias. Me di cuenta que había todo otro universo de música muy interesante que no estaba encontrando nunca nadie. Y dada la situación en la que me encuentro y la de mi manager, nos pareció una buena oportunidad de hacer lo que uno tiene que hacer y a veces nadie hace”, sentencia Melero.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV