domingo, 18 de agosto de 2019 Actualizado a las 19:00

CULTURA|CIENCIA

Cultura - El Mostrador

¿Hay esperanza de vida para el planeta?: tal como podemos destruirlo, en nuestras manos está revertirlo

por 15 enero, 2019

¿Hay esperanza de vida para el planeta?: tal como podemos destruirlo, en nuestras manos está revertirlo

Credito: Koji Furukawa

Fue el sexto y último panel de la primera jornada de esta octava edición de Congreso Futuro 2019 donde el paleontólogo, Michel Brunet; la profesora experta en Geofísica y meteorología, Laura Gallardo y el doctor en Ciencias Biológicas y Biomédicas, Colin Waters, enfocaron sus ponencias en cómo enfrentar los desastres que el ser humano ha causado con la rapidez evolutiva sostenida en el último siglo, pero siempre con una vista histórica a nuestros antepasados.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Del Holoceno al Antropoceno, la esperanza de vida en el planeta”, fue el título del último panel realizado este lunes en el festival de pensamiento más importante de Latinoamérica donde se los expositores presentaron un mensaje claro para la humanidad: nos hemos convertido en un agente capaz de cambiar el funcionamiento del planeta.

El primer científico que expuso en este panel fue el doctor en Paleontología y Doctor de Estado en Ciencias Naturales, Michel Brunet, quien realizó, junto a su equipo de investigación, el hallazgo de los restos fósiles del homínido más antiguo encontrado en el mundo, con cerca de 7 millones de años de antigüedad.

Para el paleontólogo “Todos somos africanos y todos somos migrantes”, puesto que nuestros antepasados son africanos”.

Para Brunet, el ser humano se ha tenido multiplicado de forma exponencial, puesto que según el investigador “hace 10 años éramos 5 millones de humanos. Ahora 10 mil años después somos 8 mil millones de personas”.

El experto en fósiles se encuentra investigando con su equipo los simios de Sudamérica, para de esta forma encontrar más datos acerca de nuestros antepasados. Brunet no es para nada pesimista, por lo que señaló que “yo pienso que la educación nos permitirá ir hacia la buena dirección. Las jóvenes generaciones aprenderán y enseñarán a sus padres”, dijo.

Luego fue el turno de Laura Gallardo, meteoróloga, profesora del Departamento de Geofísica de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile y Directora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia, CR2.

Bajo la lógica del Holoceno al Antropoceno, Gallardo propone en una primera instancia que “nosotros como especie jugábamos un rol muy menor. Son embargo, en las últimas décadas, hemos alterado significativamente el sistema, al punto que hoy somos actores y actrices dominantes del sistema”.

El ser humano ha modificado el planeta a su parecer, por lo que se produce una disyuntiva de cambiar nuestro modo de vida, por lo que debemos hacer cambios que nos permitan seguir sobreviviendo, señaló la meteoróloga.

Uno de los ejemplos que utilizó la profesora fueron los megaincendios de verano 2017 ocurridos en Chile, los que fueron provocados no solo por olas de calor, sequía, que podrían atribuirse a fenómenos de cambio climático, sino también a plantaciones pirofíticas (pino y eucalipto) que son afines al fuego que constituyen una intervención directa de la acción humana, por lo Gallardo asume que “la dimensión del problema (megaincendios) superó nuestra capacidad”, refiriéndose a que se escapó de nuestra gobernanza, por lo que no falta solo tecnología, sino que se requiere más política, señaló.

Dos mensajes claves que entregó la experta en Geofísica fue que “nuestra habilidad de modificar del mundo ha dado paso a cambios que ocurren en una tasa sin precedentes en la historia humana”. Y como segunda conclusión señala que “El mundo funciona de un modo no análogo: hay que encontrar nuevas soluciones y cambiar rápido los paradigmas”, manifestó.

Por su parte y como último participante del panel, expuso Colin Waters, doctor en Ciencias Biológicas y Biomédicas de la Universidad de Harvard. Su investigación se centra en desarrollar la base de evidencia global para la época Antropocena como una unidad de tiempo geológica.

El primer mensaje de Waters fue que la generación que nació antes del 50 ha pasado por muchos cambios, ya que, por ejemplo, “entre 1950 y el 2000 hubo un aumento drástico en la población y eso ha desarrollado el aumento de consumo de recursos y energía”, indicó el biólogo.

“El estado del planeta ha cambiado tan dramáticamente que debemos reconocer que somos parte de la "antropocía” y señala que el sistema de la Tierra ha cambiado, incluyendo su composición química.

Algo que la humanidad ha realizado de forma casi indiscriminada es una domesticación extensa de las tierras, existen más asentamientos urbanos, una mayor deforestación y aumentó la cantidad de trabajos con minerales.

Lo anterior tiene que ver con que en 1950 se producían 2 millones de toneladas de plástico, mientas hoy son más de 350 millones de toneladas, propone Waters.

Para finalizar, el doctor egresado de la Universidad de Harvard dijo que “Los humanos son las fuerza más grande en el siglo 21”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV