martes, 21 de mayo de 2019 Actualizado a las 15:05

PAÍS

Pese a protocolo de la Fiscalía, narcotraficantes siguen realizando velorios pirotécnicos

por 14 mayo, 2019

Este protocolo ya se puso en práctica en un velorio realizado en San Bernardo, el que fue interrumpido por Carabineros.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las familias de Conchalí dormían tranquilamente cuando, de pronto, escucharon unos fuertes ruidos. Al asomarse para ver lo que era, se encontraron con un velorio, pero no uno cualquiera: uno de un delincuente de la zona, el que incluyó fuegos artificiales y disparos al aire.

Después de conocerse las denuncias de vecinos, el Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE) de Carabineros se hizo presente durante la madrugada en el sector, pero no intervino directamente.

De acuerdo a los antecedentes preliminares, la persona que está siendo velada es un joven que murió en un enfrentamiento a tiros y su cuerpo fue entregado a sus familiares este lunes por el Servicio Médico Legal (SML). El funeral será este martes. El sujeto estaba ligado al narcotráfico.

Precisamente son este tipo de eventos los que busca detener la Fiscalía, quienes impulsarán un protocolo por los “funerales de alto riesgo”.

De acuerdo a lo informado por el diario La Tercera, se creó una mesa de trabajo en la Fiscalía Sur, liderada por Raúl Guzmán hasta el 30 de abril próximo, para vigilar e intervenir funerales que involucren la presencia de armas y, además, a personas con antecedentes penales.

El protocolo “funerales de alto riesgo” definió siete etapas para que Carabineros, Policía de Investigaciones (PDI), autopistas, hospitales y funerarias se coordinen para evitar hechos de violencia.

Estas etapas parten cuando Carabineros o la Fiscalía se entere de la muerte de un delincuente asociado a una banda criminal. Allí tendrán que investigar la situación.

Luego la PDI obtendrá las identidades de quienes visiten al fallecido. De igual manera, se levantará información mediante vigilancia discreta, identificando vehículos que puedan tener encargo por robo y realizando controles de identidad selectivos a los asistentes al velorio.

En esa situación, Carabineros resguardará el trayecto del velorio, dirigiéndolos por calles que contengan cámaras de vigilancia. En el sepelio, resguardarán la seguridad del lugar y realizarán un registro audiovisual para detectar delitos en flagrancia.

Finalmente, se pedirán medidas intrusivas como intercepciones en llamados telefónicos y órdenes de entrada, registros e incautaciones a personas de interés para que se les investigue.

Este protocolo ya se puso en práctica en un velorio realizado en San Bernardo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV