martes, 19 de marzo de 2019 Actualizado a las 18:43

Opinión

Autor Imagen

Reactivación del fomento a la forestación

por 25 julio, 2016

Reactivación del fomento a la forestación
"Se requiere un análisis profundo para dar forma a una política de forestación de largo alcance, que tenga objetivos renovados e incorpore a nuevos actores y territorios, y esté especialmente orientada a los pequeños propietarios y PYMES forestales; pero conociendo los tiempos legislativos, tal iniciativa no estará disponible antes de 3 años. Por consiguiente, en paralelo a la prórroga del DL 701 con efectos a partir de 2017, el Consejo de Política Forestal, que tiene alta representatividad, podría dar los lineamientos para una nueva ley forestal y comisionar a una secretaria especializada para que prepare su contenido técnico".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“No hay mal que por bien no venga”, dicen los optimistas. Lo cierto es que a veces se cumple el dicho, como podría ser el caso con el anuncio del Ministerio de Agricultura sobre la reactivación del proyecto de ley que prorroga, por tres años, los incentivos del DL 701.

Lo malo es el tiempo perdido desde que en 2012 caducaron los incentivos a la forestación, sin los cuales prácticamente no hubo nuevas plantaciones. Siendo esta una actividad cuyo principal insumo es mano de obra que se emplea durante los meses de invierno, de manera contraestacional con la agricultura, la postergación inoficiosa de la discusión parlamentaria ha tenido un costo social: en estos años no se ha materializado el aporte que representan los trabajos de forestación para la economía rural.

Lo bueno es que ahora tenemos evidencia empírica de que, sin los incentivos adecuados, la forestación tiende a cero, por lo que se puede argumentar que el fomento es, efectivamente, un instrumento de política pública que contribuye de manera adicional a la captura de carbono en los bosques plantados, y así tendrá el debido reconocimiento internacional como medida de mitigación del cambio climático (una de las principales acciones disponibles en el país y que es eficiente en términos del costo por tonelada de CO2).

Excluir a las grandes empresas de la bonificación a la forestación es simple y se ha hecho anteriormente (aparte que estas empresas ya forestaron su patrimonio y no están las condiciones para que compren tierras en los próximos años). Por consiguiente, no se requiere más que una indicación, en tal sentido, al proyecto de ley de prórroga que fue aprobado en julio de 2015 por la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados y priorizado por la Presidenta Bachelet en su discurso del 21 mayo de 2014.

Por ello, preocupa lo señalado por el Director de Conaf, quien da a entender que se deberían presentar modificaciones de mayor complejidad, las que harían inviable su pronta tramitación. No corresponde confundir la prórroga de un instrumento de fomento por un plazo acotado, para el cual existen mecanismos que permiten su aplicación inmediata, con la discusión de una Nueva Ley de Fomento Forestal, cuyos elementos constituyentes aún no están definidos, aunque se estableció como prioritario plantar 500 mil ha de aptitud preferentemente forestal a 2035.

Ciertamente se requiere un análisis profundo para dar forma a una política de forestación de largo alcance, que tenga objetivos renovados e incorpore a nuevos actores y territorios, y esté especialmente orientada a los pequeños propietarios y PYMES forestales; pero conociendo los tiempos legislativos, tal iniciativa no estará disponible antes de 3 años. Por consiguiente, en paralelo a la prórroga del DL 701 con efectos a partir de 2017, el Consejo de Política Forestal, que tiene alta representatividad, podría dar los lineamientos para una nueva ley forestal y comisionar a una secretaria especializada para que prepare su contenido técnico.

Un plan de trabajo bien diseñado e implementado podría dar como resultado una propuesta, con su correspondiente evaluación económica, social y ambiental, para ser presentada en los inicios del próximo Congreso. Hay que confiar en que un buen proyecto de ley, para una política de Estado de largo plazo, será apoyado cualquiera sea el gobierno en ejercicio. Y en lo inmediato, enfocarse en concretar un logro que está a mano.

André Laroze
PhD en Recursos Forestales
Secretario Ejecutivo de CERTFOR

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV