lunes, 1 de marzo de 2021 Actualizado a las 06:57

El punzante –pero amistoso– debate tuitero entre Axel Christensen y Claudio Agostini por las AFP

por 20 enero, 2017

El punzante –pero amistoso– debate tuitero entre Axel Christensen y Claudio Agostini por las AFP
El jefe de BlackRock para la región cuestionó la idea del experto tributario Agostini, respecto a licitar en forma voluntaria las carteras de afiliados actuales –no solo los nuevos– de las AFP, para obligarlas a reducir su comisión.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Fue una pregunta del economista de la Universidad de Chile y magíster de la Universidad de California, Roberto Álvarez, la que abrió ayer la discusión en Twitter sobre la falta de competencia existente en la industria de AFP.

“Qué débiles las propuestas en eficiencia y competencia del sistema. Se puede y esperamos más”, escribió Álvarez en su cuenta, citando los planteamientos hechos por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) para reformar el sistema de pensiones, la que, en lo relativo a la competencia en el sector, propuso mejorar la educación previsional, crear comités de vigilancia en cada AFP y pasar del cobro de comisiones sobre el sueldo a un cobro sobre el saldo administrado.

El economista y experto tributario, de alta relevancia en el debate sobre la reforma tributaria, Claudio Agostini, tomó el guante.

“Licitación de afiliados antiguos es algo que se debiera discutir y, sin duda, aumentaría la competencia”, señaló, aludiendo a la fórmula que parcialmente propuso la Comisión Bravo, de extender la licitación actual de afiliados nuevos y llevarla a un porcentaje de los afiliados antiguos, forzando así a las AFP vigentes a ofrecer bajar sus comisiones, con el riesgo de perder parte de sus fuentes de ingresos si no ganan.

De hecho, el académico de la Universidad Alberto Hurtado, Fernando López, planteó ayer que, para reducir la Rentabilidad sobre Patrimonio (ROE), se debería licitar al menos un tercio de la cartera actual de afiliados, lo que difiere drásticamente de la medida que ya tendrían acordada el Ministerio de Hacienda con algunos partidos de la coalición, en cuanto a solo extender de dos a cuatro años el periodo de exclusividad de afiliación para quien gane la licitación, sin ampliar el proceso a las carteras actuales de las AFP.

De hecho, López advierte que, si bien la baja en la comisión no eleva las pensiones, podría elaborarse una propuesta para asegurar que lo que bajen las comisiones vaya a ahorro previsional y no aumente el sueldo líquido, con lo cual habría alza de pensiones.

Álvarez preguntó de vuelta en Twitter: “¿Hay cálculos serios de si baja en X las comisiones, el promedio y/o percentil 25 aumenta pensión en ...?”, frente a lo cual Agostini respondió que “baja en comisiones aumenta sueldo líquido, el punto es que son más altas de lo necesario por falta de competencia”.

Frente al comentario de otro tuitero, que advertía que cualquiera puede cambiarse de AFP cuando quiera y, por ende, el foco del debate debe ser cómo elevar las pensiones, Agostini retrucó: “Afiliados nuevos también pueden elegir libremente, sin embargo, las licitaciones bajaron la comisión en forma significativa”.

Entonces se sumó al intercambio el economista y representante de BlackRock en América Latina, Axel Christensen. “La competencia ya está. La AFP de menor comisión apenas cubre sus costos. Tarea más bien es educar a afiliados, no forzarlos a cambiarse”.

Agostini no tardó en responder. “Hay datos que muestran que muchos afiliados ni siquiera saben lo que es una comisión, eso impide la competencia”, sentenció, añadiendo que “con licitación voluntaria nadie es forzado a cambiarse” y que “hay que recordar que estar afiliado a alguna AFP en cambio sí es algo forzado”. Más agudo, apuntó: “Creo en la buena asignación de recursos que genera un mercado competitivo, no veo por qué la resistencia a aumentar la competencia”.

Christensen devolvió el guante: “No parece ser evidencia suficiente para forzarlos a AFP de menor costo. Rentabilidad para personas con más saldos es más importante que comisión”. Frente a ello, Agostini concedió pero contraatacó: “Estoy de acuerdo, pero con más competencia, bajas las comisiones en el mercado sin afectar rentabilidades”.

Christensen entonces volvió al argumento inicial de la red, en cuanto a la libertad de elección: “Pero hoy personas se pueden cambiar libremente a AFP que gana licitación de nuevos afiliados con menor comisión”, siendo refutado de inmediato por el experto en impuestos. “Pero no lo hacen aunque les convenga. También hay personas que hacen APV aunque están exentas de impuestos y no tienen ningún beneficio haciéndolo”, señaló.

Axel entonces replicó que “no son variables independientes” y lo ‘invitó’ a “comparar recursos dedicados a inversión entre AFPs con mejor historial retornos versus la de menor costo” e insistiendo –textualmente– en que el “precio no es la única variable q define competencia. Ergo no es claro q no se cambien a AFP + barata porque les convenga”.

En ese punto intervino la periodista Francisca Skoknic, quien puso el dedo en la llaga e inquirió sobre si había información pública acerca de cuánto gasta cada AFP en la gestión de inversiones y su comparativo con rendimientos, frente a lo cual Crhristensen dijo que asumía que estaba en los estados financieros y que, en todo caso, había reportajes sobre esto donde se podían notar las diferencias entre las AFP.

Luego Agostini volvió al “punto inicial”, preguntando “¿cuál es el problema con que alguien decida voluntariamente ser licitado a la AFP con menos comisión?” y, respondiendo el comentario de Christensen, rebatió: “Sin duda (el precio) no lo es (único factor de competencia). Pero si la gente es tan racional, explícame ¿por qué alguien que está en el tramo de 0% de impuesto a la renta hace APV (Ahorro Previsional Voluntario)?”.

Y ante los dichos de su contraparte, que consideró “innecesario (licitar) si se puede cambiar –por decisión propia– sin necesidad de participar en una licitación”, Agostini reconoció que podría ser innecesario, “pero no hace daño y podría aumentar la competencia”. Por ello, insistió: “Aún no escucho buenas razones para oponerse y soy todo oídos”.

Ante ello, Christensen opuso que la licitación “no hace daños pero tiene costos”. Y agregó: “No veo evidencia que beneficio adicional supere ese costo. Peso de la prueba está en demostrar lo contrario”.

Junto con ello, el jefe de BlackRock en la región retrucó. “No entiendo por qué dices que no lo hacen (cambiar de AFP) ahora aunque les convenga. ¿Por qué participarían voluntariamente de una licitación?”.

Agostini respondió que “¿por qué entonces se licita a los afiliados nuevos si también pueden decidir libremente en cuál AFP cotizar?”, puntualizando que “si hay suficiente competencia las comisiones no deberían haber bajado con licitación de afiliados nuevos y sí lo hicieron”.

Luego profundizó: “Siempre hay excusas para impedir cambios pro competencia. Portabilidad numérica es un buen ejemplo, empresas se opusieron y ha sido un éxito”.

Frente a esto, Christensen cedió parcialmente. “Reconozco q licitaciones de trabajadores nuevos generó + competencia x precio. Ahora comisión actual de AFP + barata es muy cercana a su CMg (costo marginal)” (sic) y luego dijo que reconocía que “es tema debatible (beneficios de licitación vs pérdida de libertad de elección)”.

Eso sí, advirtió que “es más claro conveniencia de AFP más barata para trabajadores nuevos con bajos saldos”, pues “cuando saldos aumentan rentabilidad es tanto o más importante”, a lo que Agostini respondió que estaba “completamente de acuerdo”, pero que “la pregunta es sí es posible obtener esa misma rentabilidad con comisiones más bajas”, porque –añadió– “en un equilibrio competitivo el precio es igual a costo marginal” y recalcó que ese era su punto y su sesgo de fondo.

La conversación terminaría con palabras de reconocimiento entre ambos. “Clase”, comentó un tuitero, aunque Agostini volvió a la ironía diciendo que no es experto en pensiones y que su punto es la competencia, ante lo cual Christensen complementó rápidamente la acidez: “Ojalá algún periodista vea este intercambio cuando piensen en ‘expertos’ en pensiones”. Solo le faltó al jefe de BlackRock aclarar que, siendo uno de los principales clientes de las AFP, podría tener algún conflicto de interés frente al tema.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV