lunes, 8 de marzo de 2021 Actualizado a las 16:52

Se prevé festín de tiburones si Wall Street se autodemanda por manipulación de la libor

por 20 julio, 2012

Se prevé festín de tiburones si Wall Street se autodemanda por manipulación de la libor
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Wall Street, que enfrenta crecientes investigaciones reguladoras y acusaciones de inversores respecto de una presunta manipulación de la tasa de interés, podría verse ante otro formidable enemigo: la propia Wall Street.

Goldman Sachs Group Inc. y Morgan Stanley se encuentran entre las firmas financieras que podrían presentar demandas contra sus mayores rivales en momentos en que los organismos reguladores de tres continentes analizan si otros bancos manipularon la tasa interbancaria ofrecida de Londres, conocida como Libor, dijo Bradley Hintz, un analista de Sanford C. Bernstein Co. Incluso si Goldman Sachs y Morgan Stanley renuncian a presentar reclamos, administran fondos del mercado de dinero a los que puede exigirse una restitución a clientes afectados, dijo.

Como la Libor se basa en presentaciones sólo de algunos de los bancos más grandes del mundo, las investigaciones amenazan con enfrentar a firmas que no están involucradas en el escándalo de la tasa con las involucradas en su manipulación, dijo Hintz. La Libor sirve como referencia para al menos uS$360 billones en valores.

“Va a ser un festín de tiburones”, dijo Hintz, que se ha desempañado como tesorero de Morgan Stanley y máximo responsable financiero de Lehman Brothers Holdings. Inc. “Vamos a ver a Wall Street demandando a Wall Street”.

La Libor y tasas similares derivan de consultas diarias a un grupo de bancos. A las firmas que participan se les pregunta cuánto les costaría prestarse entre sí durante 15 períodos diferentes en monedas que comprenden dólares, euros, yenes y francos suizos. Luego de excluirse una cantidad determinada de precios, los restantes se promedian y se dan a conocer.

Crisis del crédito

Los organismos reguladores analizan si los bancos hicieron presentaciones que subestimaron los costos de financiamiento durante la crisis del crédito o si los operadores de las firmas ejercieron influencia en la Libor a los efectos de aumentar las ganancias.

Una investigación de las autoridades británicas y estadounidenses ya le ha costado a Barclays Plc una multa sin precedentes de 290 millones de libras (US$454 millones) y derivó en el alejamiento del máximo responsable ejecutivo, Robert Diamond, que tiene 60 años. Entre los bancos que también han dado a conocer investigaciones se encuentran UBS AG, Deutsche Bank AG, Citigroup Inc., JPMorgan Chase Co. y Credit Suisse Group AG.

Goldman Sachs y Morgan Stanley no se encontraban en la lista de bancos que contribuían al establecimiento de la Libor. Hintz le preguntó al máximo responsable financiero de Goldman Sachs, David Viniar, en conferencia telefónica del 17 de junio si su firma se consideraría un “participante perjudicado del mercado” si compañías rivales fijaron la tasa.

“Vamos a observar cómo se desarrollan las cosas”, dijo Viniar, que tiene 56 años, sin dar más detalles. “Digamos tan sólo que no somos proveedores de la Libor. Lo dejaremos ahí”.

Mary Claire Delaney, una portavoz de Morgan Stanley, y Michael DuVally, de Goldman Sachs, se negaron a hacer declaraciones sobre si sus firmas, que tienen sede en Nueva York, podrían presentar reclamos. Goldman Sachs, que dirige el máximo responsable ejecutivo Lloyd C. Blankfein, de 57 años, y Morgan Stanley, cuyo máximo responsable es James Gorman, de 54 años, son respectivamente los bancos quinto y sexto de los Estados Unidos por activos.

‘Relaciones cordiales’

Los bancos que no participan en el establecimiento de la Libor podrían unirse en demandas colectivas presentadas en representación de un grupo de compañías que sostuvieran que la manipulación de la tasa las perjudicó, dijo Hintz. De todos modos, probablemente no serían los demandantes principales y podrían llegar a un acuerdo extrajudicial para mantener las “relaciones cordiales”, agregó.

Goldman Sachs administraba US$209.000 millones en fondos del mercado de dinero a fines de junio, mientras que Morgan Stanley gestionaba unos US$75.000 millones a fines de marzo, indican informes presentados a organismos reguladores. Los fondos de inversión podrían verse obligados a buscar una compensación si estiman que una manipulación de la tasa Libor afectó los retornos de sus inversores, dijo Hintz.

Los demandantes enfrentarían dificultades, tales como demostrar cuánto dinero perdieron, dijo Roy Smith , un profesor de finanzas de la Facultad de Administración Stern de la Universidad de Nueva York y ex socio de Goldman Sachs. Como la tasa Libor excluía algunas de las estimaciones más altas y más bajas, podría ser difícil calcular qué firmas fueron responsables de influenciar el resultado, añadió.

‘Buena suerte’

Los organismos reguladores también podrían haber sabido que los bancos manipulaban la Libor y no haber tomado medidas para impedirlo, lo cual haría que un litigio resultara aun más complejo, dijo Smith. Los legisladores británicos han interrogado al gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, y a su vice, Paul Tucker, en relación con su papel en el escándalo. El banco de la Reserva Federal de Nueva York dio a conocer la semana pasada documentos que indican que sabía que Barclays hacía presentaciones subestimadas y recomendaba efectuar cambios en el mecanismo de la Libor.

“Todo se complica aun más cuando da la impresión de que los organismos reguladores sabían lo que pasaba y no se opusieron, lo que significa que no era ilegal”, dijo Smith. “Todo lo que puedo decir es: ‘Buena suerte con la demanda’”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV