domingo, 5 de julio de 2020 Actualizado a las 16:00

MERCADOS|BLOOMBERG

Carrera electoral argentina se calienta pero la recuperación se enfría

por 7 agosto, 2019

Carrera electoral argentina se calienta pero la recuperación se enfría
El camino a la reelección para el presidente argentino, Mauricio Macri, ya era complicado con una inflación persistentemente alta y mientras la economía lucha por recuperarse de la recesión.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los constructores y fabricantes argentinos retrocedieron en junio, una mala noticia en un mal momento para el presidente Mauricio Macri, quien enfrenta una crítica votación primaria el domingo.

La actividad de construcción en Argentina cayó 4,2% en junio en comparación con mayo, eclipsando ganancias menores en los dos meses anteriores. Bajó 11,8% respecto al año pasado.

La producción industrial, que aumentó en abril y mayo, también cayó 1,8% en junio mensualmente y 6,9% respecto al año anterior, según datos del gobierno publicados el martes.

Aún es posible que la economía haya crecido en junio debido a las exportaciones de una cosecha récord. Si bien las malas noticias económicas pueden no tener un gran impacto en los resultados de la votación primaria que se realizará el 11 de agosto, contradicen el mensaje de Macri en la campaña electoral de que la economía finalmente está logrando un equilibrio después de una brutal recesión.

Los economistas recientemente revisaron a la baja sus expectativas para el crecimiento del segundo trimestre a 0,5%, en comparación con 0,7% anteriormente, según la encuesta mensual del banco central publicada el 2 de agosto.

Aumentan los riesgos

El camino a la reelección para el presidente argentino, Mauricio Macri, ya era complicado con una inflación persistentemente alta y mientras la economía lucha por recuperarse de la recesión.

Pero ahora, a solo seis días de que el país vote en una elección primaria obligatoria que funcionará como una gigantesca encuesta antes de la primera ronda del 27 de octubre, el gobierno, el banco central y los inversores enfrentan un nuevo brote de volatilidad en los mercados financieros en medio de disputas comerciales y un ambiente de riesgo generalizado.

Los bonos argentinos, con la diferencia del rendimiento de la deuda gubernamental sobre los bonos del Tesoro de Estados Unidos amplificándose 47 puntos básicos a 8,76 puntos porcentuales, según el índice diversificado EMBI de JPMorgan Chase & Co. Los bonos en dólares con vencimiento en 2046 disminuyeron 2 centavos a 76,72 centavos de dólar, con un rendimiento que se elevó a 10,11%. El peso cayó 1,5% a 45,35 por dólar.

Los activos de los mercados emergentes cayeron el lunes después de que las autoridades chinas permitieran que el yuan se debilitara más de 7 por dólar por primera vez en más de una década. El peso mexicano bajó 1,1% a las 8:20 a.m. en Nueva York, con lo que marca un ritmo de pérdidas para las monedas latinoamericanas. Los movimientos se derivan como consecuencia del último recrudecimiento de la guerra comercial por parte del presidente de EE.UU., Donald Trump, que se sumó a las preocupaciones de un mercado ya desconcertado por la señal de la Reserva Federal de que no aplicará un ciclo de relajación prolongado.

Los factores adversos serán un reto para los funcionarios de las políticas argentinos que hasta ahora habían sido capaces de contener tanto las presiones externas en los mercados locales como las inquietudes sobre si los principales oponentes de Macri avanzarán en las primarias, lo que podría aumentar la inquietud sobre la probabilidad de una prolongación de la política.

"Un sentimiento de riesgo global y la incertidumbre específica de Argentina probablemente harán que el peso argentino experimente una mayor volatilidad y períodos de ventas repentinas", dijo Per Hammarlund, estratega jefe de mercados emergentes de SEB AB en Estocolmo. El peso podría probar el nivel de 46,5 por dólar, según el analista.

Aunque la economía y los mercados se han visto afectados por movimientos bruscos de los precios durante el primer mandato de Macri, el actual mandatario sigue siendo el candidato favorito entre los inversores que lo vieron levantar los controles de divisas y capital, reformar el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina, recortar los subsidios y acercarse a un presupuesto equilibrado. Argentina, además, está respaldada por una línea de crédito récord del Fondo Monetario Internacional.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV