sábado, 28 de noviembre de 2020 Actualizado a las 15:52

Autor Imagen

La empresa a la luz de su cultura

por 4 enero, 2013

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hace un par de semanas compartí con líderes de empresas de búsqueda de talento ejecutivo provenientes de Miami, Venezuela, Perú, Colombia, Argentina  y Chile. Buscábamos definir cuál es el perfil del alto ejecutivo de la región. Estábamos en eso, cuando les comenté que en la base de todos sus atributos hay un común denominador muy fuerte y envolvente que es la cultura latina.

Todos ellos, sin excepción, vivían la siguiente experiencia cuando una empresa les pedía buscar un ejecutivo para un puesto de primera línea: levantaban el perfil, entrevistaban candidatos y evaluaban sus competencias. En este último punto se daban cuenta que era imprescindible conversar acerca de la información blanda de la empresa, es decir las formas de trabajo, tradiciones, tipo de comunicación de los jefes hacia los colaboradores, etc. En definitiva como es la cultura de la organización.

Entendemos por cultura organizacional todo un conjunto de percepciones, sentimientos, actitudes, hábitos, creencias, valores, tradiciones y formas de interacción entre los equipos de trabajo de una empresa, tanto internos, los colaboradores  y el Directorio; como externos: proveedores y clientes.

La cultura organizacional si bien es distinta en cada empresa y representa las normas no escritas que orientan el comportamiento cotidiano de los miembros de la organización; también es similar en la región.

Latinoamérica tiene un qué se yo, como diría un argentino que la caracteriza y que subyace en todas las empresas regionales. Tanto es así que cuando una empresa latina importa un ejecutivo europeo o norteamericano, requiere una gran capacidad de adaptación para no fracasar,  salvo cuando ese ejecutivo ha vivido alguna crisis en su país que le permite traer conocimiento a la organización para enfrentar vaivenes en el mercado laboral o de la economía en su totalidad.

Detrás de cada empresa latina hay compromiso, tradición y expectativas sobre el futuro para alcanzar proyecciones internacionales. Esta última característica incluso es un desafío para las empresas regionales, porque los ejecutivos son poco proclives al traslado; la familia pesa mucho en la decisión de instalarse en otro país. Tener estos elementos a la vista es indispensable a la hora de identificar quienes serán los líderes que dirigirán las compañías, porque la cultura organizacional puede facilitar el establecimiento de la estrategia cuando hay coherencia y convergencia entre ambas o, por el contrario, impedir o retrasar su puesta en práctica y por tanto los resultados que espera obtener la empresa.

No importa en que país del mundo ni empresa se encuentre el ejecutivo, hay que tener presente que la cultura organizacional es más poderosa que cualquier estrategia.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV