domingo, 19 de mayo de 2019 Actualizado a las 13:32

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Creadora de la estatua de Renato Poblete: “Cuando una persona ya no merece el honor de tener una obra, es mejor quitarla”

por 18 abril, 2019

Creadora de la estatua de Renato Poblete: “Cuando una persona ya no merece el honor de tener una obra, es mejor quitarla”
La estatua que personificaba al fallecido sacerdote Renato Poblete en el parque llevaba su nombre será fundida tras destaparse las acusaciones en su contra por los delitos de abuso sexual. "Desde que supe de las denuncias quise que la sacaran", dijo su creadora.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“La decisión de sacar y fundir la estatua era necesaria”. Con esas palabras asumió la escultora Graciela Albridi la decisión del Ministerio de Vivienda y Urbanismo de retirar la escultura que inmortalizaba la figura del fallecido sacerdote Renato Poblete, además de cambiar el nombre del parque fluvial de Quinta Normal que lo homenajeaba.

La escultora talquina de 54 años estuvo radicada por cerca de 30 años en Siria, donde estudió Bellas Artes en la Universidad de Damasco. Tiene a su haber obras como la estatua de Alberto Hurtado de la Catedral Metropolitana y la del Mausoleo de Santiago, y la del monseñor Manuel Larraín ubicada en la Plaza de Armas de Talca.

Sus obras, en su mayoría han sido realizadas en piedra, sin embargo la estatua de Poblete fue, hasta ahora, su único trabajo en base a bronce fundido, por lo que dicho proyecto marcó su carrera artística. “Era una obra de la que me sentía orgullosa, sobre todo, por el significado que la figura del sacerdote tenía en la comunidad”, contó a El Mercurio.

Sobre el trabajo en torno a la estatua inspirada en Poblete, Albridi contó que “fueron varios meses de investigación sobre su vida, mirando videos, fotografías y lectura para conocerlo e inspirarme antes de realizar la escultura, que demoró cerca de ocho meses en construirse”.

Tras conocerse los delitos de los que es acusado el religioso fallecido en el 2010, la artista señaló que “ahora tengo una sensación de pena, vergüenza y engaño con todo lo que pasó (…) desde que supe de las denuncias quise que sacaran la estatua”.

Acerca de lo anunciado por el ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, quien dijo que la figura sería guardada en una bodega para luego ser fundida, la artífice de la escultura en cuestión sostuvo que “fue un golpe duro”, pero, teniendo en consideración los últimos antecedentes que rodean al sacerdote, dijo que dicha decisión “es algo necesario”. “Cuando una persona ya no merece el honor de tener una obra, es mejor quitarla”, dijo.

Cabe recordar que el difunto cura es investigado tras registrarse ochos denuncias por abusos sexuales en la Compañía de Jesús.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV