martes, 25 de enero de 2022 Actualizado a las 20:08

MUNDO

Brasil recorta presupuesto del Ministerio de Medio Ambiente un día después de la promesa de la cumbre climática

por 24 abril, 2021

DW
Brasil recorta presupuesto del Ministerio de Medio Ambiente un día después de la promesa de la cumbre climática
Justo un día después de que el presidente Jair Bolsonaro prometiera duplicar el gasto en protección del medio ambiente en la cumbre climática organizada por Joe Biden, redujo el presupuesto en una cuarta parte.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aprobó un recorte del 24 % en el presupuesto de medio ambiente para 2021 respecto al nivel del año pasado, según reportó Reuters citando cifras oficiales publicadas este viernes (24.04.2021), justo un día después de que prometiera aumentar el gasto para combatir la deforestación.

Al intervenir el jueves en la cumbre organizada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, Bolsonaro se comprometió a duplicar el presupuesto para la aplicación del medio ambiente y acabar con la deforestación ilegal para 2030. El Gobierno estadounidense aplaudió esos objetivos, parte de un cambio de tono de Bolsonaro, aunque muchos ecologistas dijeron que no tomarían en serio la retórica antes de ver un progreso real.

Menos de 24 horas después, Bolsonaro firmó el presupuesto federal de 2021 que incluye 2.000 millones de reales (365,30 millones de dólares) para el Ministerio de Medio Ambiente y los organismos que supervisa, por debajo de los 2.600 millones aprobados inicialmente el año pasado, según el boletín oficial del Gobierno. El gasto puede ajustarse a lo largo del año.

"El gesto de dar un discurso ayer no es suficiente", dijo el diputado Rodrigo Agostinho, líder de la bancada ambiental en el Congreso. "El Gobierno de Brasil tiene que hacer sus deberes", aseguró. Después de años de presupuestos cada vez más ajustados, los últimos recortes amenazan con paralizar completamente las agencias ambientales, dijo Agostinho.

Veto de provisiones adoptadas en el Congreso

Bolsonaro vetó una lista de disposiciones presupuestarias ambientales por valor de 240 millones de reales, incluyendo desembolsos para el cumplimiento de metas ambientales.

La oficina de Bolsonaro dirigió las preguntas al Ministerio de Economía. El Ministerio, por su parte, explicó que no se trata de un recorte como tal, sino del veto de provisiones adoptadas en el Congreso. Del mismo modo, aseguró que el presupuesto de medio ambiente ahora estaba en línea con lo que el presidente propuso originalmente, y los vetos contrarrestaron los aumentos de gastos aprobados por el Congreso.

A última hora del viernes, el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, publicó en las redes sociales una petición dirigida al Ministerio de Economía de 270 millones de reales en fondos adicionales para la agencia medioambiental Ibama y el servicio de parques ICMBio.

Todavía no se ha publicado un presupuesto detallado que enumere los gastos individuales, por lo que no está claro cuánto se ha reservado para el cumplimiento de metas ambientales. Un desglose de los vetos de Bolsonaro indicaba que se habían recortado 11,6 millones de reales del presupuesto para el Ibama.

Varias ONG acusan a Bolsonaro de "distorsionar" datos en cumbre climática

Previamente, diversas organizaciones medioambientales acusaron a Bolsonaro de "distorsionar" datos y ofrecer una imagen "completamente desvinculada de la realidad" en la cumbre climática organizada por Biden.

El discurso de Bolsonaro "se inserta en un contexto de distorsión de datos" para intentar "convencer a los líderes internacionales" de que Brasil "puede combatir la deforestación" ilegal, manifestó WWF Brasil en un comunicado.

El director-ejecutivo de WWF Brasil, Mauricio Voivodic, denunció en la nota que desde que Bolsonaro asumió el poder, el 1 de enero de 2019, "Brasil sufre un continuo desmantelamiento de políticas públicas dirigidas a la preservación del medioambiente". "El equipo del Gobierno de Bolsonaro parece actuar en dirección contraria a los intereses nacionales y de conservación del Medioambiente", añadió.

Por su parte, la coordinadora de Clima y Justicia de Greenpeace, Fabiana Alves, recordó que Bolsonaro reafirmó su compromiso de acabar con la deforestación ilegal en 2030 y conseguir la neutralidad de carbono hasta 2050, pero, sin embargo, "no tiene una política pública para contener la deforestación".

"Es imposible proteger los bosques dando fondos a alguien responsable por niveles récords de deforestación en la Amazonía y violaciones de derechos humanos", aseveró.

Deforestación e incendios

Entre agosto de 2019 y julio de 2020, la deforestación en la Amazonía brasileña aumentó un 9,5 % frente al periodo anterior y alcanzó su mayor nivel desde 2008, según datos oficiales.

En todo el año pasado, se registraron 103.161 focos de incendio en el bioma, frente a los 89.171 reportados en 2019, lo cual significa un incremento del 15,7 % y la cifra más alta desde 2017, completó WWF en su nota con base a las informaciones del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil.

DW

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV