viernes, 3 de julio de 2020 Actualizado a las 16:04

Opinión

Autor Imagen

Viejos y nuevos sujetos políticos: ¿el eje presidencial de Beatriz Sánchez?

por 23 marzo, 2017

Viejos y nuevos sujetos políticos: ¿el eje presidencial de Beatriz Sánchez?
También se producen cambios políticos cuando cambian los sujetos a los que se considera legitimados para protagonizar la política, que impugnan el que la política sea hecha por unos y no por los otros. No es una cuestión etaria o de representación de la continuidad o el cambio. Se trata más de a quién le corresponde poner en movimiento los cambios. Si a los mismos de siempre (una clase social o el Estado) o a nuevos sujetos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Más de 10 mil menciones en Twitter en tan solo 6 horas confirman el destape de Beatriz Sánchez como posible candidata del Frente Amplio. La red explotó frente a su irrupción. La pregunta inevitable que surge es acerca de qué es lo que está en la base del actual proceso de trasformación política que parece comenzar a valorar y demandar nuevos atributos de los liderazgos en un contexto de crisis de autorización democrática.

Durante los últimos meses la centralidad de la conversación política se ha situado en torno al tema presidencial. Con base en los últimos resultados y especialmente de la escasa participación electoral en las urnas se ha instalado con más fuerza la discusión acerca de ¿qué? o ¿cuál? tipo de liderazgo requiere el país para enfrentar los crecientes desafíos de una sociedad que muestra síntomas de una creciente indiferencia hacia la política y sus instituciones democráticas.

Varios son los aprontes acerca del eje sobre el que se articulará la elección presidencial de este año. Algunos hablan del clivaje entre continuidad y cambio, otros colocan el foco en la cuestión etaria entre los viejos y nuevos liderazgos o de "transición" entre la vieja política y los liderazgos jóvenes.

La irrupción de la periodista Beatriz Sánchez pareciera agregar un nuevo eje que se comienza a instalar en la política y que coloca el foco de discusión entre los viejos y los nuevos sujetos políticos.

Como sabemos, los cambios pueden ser impulsados por tres órdenes de asuntos: las condiciones, los temas o los sujetos.

Las condiciones remiten al marco situacional donde se operan los cambios; los temas se refieren a la agenda política, gubernamental o institucional que define las políticas.

Sin embargo, también se producen cambios políticos cuando cambian los sujetos a los que se considera legitimados para protagonizar la política, que impugnan el que la política sea hecha por unos y no por los otros. No es una cuestión etaria o de representación de la continuidad o el cambio. Se trata más de a quién le corresponde poner en movimiento los cambios. Si a los mismos de siempre (una clase social o el Estado) o a nuevos sujetos.

Si Sánchez solo busca o se limita a representar la crítica al neoliberalismo de la izquierda más allá de la Nueva Mayoría en especial del PS y PC su performance presidencial estará constreñida a la base electoral del “archipiélago” que hoy representa el Frente Amplio.

Es en este último eje donde podría situarse estratégicamente la propuesta de Sánchez. Por ahora, y de manera intuitiva, ella parece aspirar a representar estos nuevos sujetos. Su apuesta podría formularse como un intento acerca de determinar en un nuevo rebajaraje de poder sobre qué es lo nuevo y qué es lo viejo en relación con los sujetos que hacen la política. El cómo se resuelva esta cuestión será clave para determinar consecuencias, a su vez, en el plano de los temas y condiciones.

Ciertamente esta es una apuesta. Si Sánchez solo busca o se limita a representar la crítica al neoliberalismo de la izquierda más allá de la Nueva Mayoría en especial del PS y PC su performance presidencial estará constreñida a la base electoral del “archipiélago” que hoy representa el Frente Amplio.

Pero si, por el contrario, su precandidatura logra posicionarse en el eje en donde los cambios políticos son producto de la transformación en los sujetos que conducirían los cambios, entonces sus posibilidades de rendimiento electoral serán mayores que el acotado especio electoral que hoy congrega el Frente Amplio.

Este es el desafío de la candidatura de Beatriz Sánchez, pero también el problema que tendrá que enfrentar la periodista si decide perseverar en su aventura.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV