viernes, 22 de noviembre de 2019 Actualizado a las 21:11

Autor Imagen

¿Es una prioridad la salud en Chile?

por 21 julio, 2017

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Chile ha tenido grandes avances en materia de salud, aunque a veces cueste reconocerlo por parte de los usuarios del sistema público. Atrás quedaron los años en que nuestros niños fallecían de diarrea o de desnutrición, y hoy en día nos enfrentamos a otros nuevos desafíos. Estos guardan mayor relación con las enfermedades crónicas no transmisibles; como la obesidad, hipertensión y la diabetes, a esto se le suma una mayor expectativa de vida.

De acuerdo a datos de la Organización Panamericana de la Salud, Chile presenta indicadores sanitarios por sobre la región, con una esperanza de vida al nacer de 82,2 años, comparado con 77 años en las Américas. La mortalidad materna en nuestro país es de 13,5 por 100.000 habitantes comparada con el promedio de la región de 46,8 muertes maternas por 100.000 habitantes. La mortalidad infantil es una de las más bajas con solo 7,2 muertes por 1.000 nacidos vivos, comparado con 13 por 1.000 nacidos vivos en la región.  Estos buenos resultados sanitarios son producto de la creación del Sistema Nacional de Salud en la década de los 50, complementado por el trabajo del personal de salud en la implementación de diversos programas destinados a apoyar el ciclo vital de los pacientes.

Sin embargo tenemos un gran desafío por delante, para el cual es primordial que nuestro sistema sanitario se adapte a los nuevos tiempos a través de una aproximación con la población, mejorar el acceso a los medicamentos, ampliar la cobertura de enfermedades y aumentar las oportunidades de atención.

Es primordial que la salud sea relevante en la discusión pública, no es posible que en Chile enfermar provoque retraso en el desarrollo humano y del país. Debemos ser capaces de generar seguridad y que al momento de padecer alguna enfermedad nuestro sistema sanitario sea capaz de contenernos y contar con la capacidad de otorgar rehabilitación en caso de ser necesario.

Sin embargo tenemos un gran desafío por delante, para el cual es primordial que nuestro sistema sanitario se adapte a los nuevos tiempos a través de una aproximación con la población, mejorar el acceso a los medicamentos, ampliar la cobertura de enfermedades y aumentar las oportunidades de atención.

Es relevante que la prevención sea una política permanente, y no sea olvidada como fue con la Reforma Sanitaria del año 2005. Establecer la salud como un derecho fundamental, es una prioridad para todos quienes vivimos en Chile. Sólo desde ahí podremos avanzar en el genuino acceso universal a salud con calidad, asegurando el acceso a atención de salud y a fármacos, revertiendo los estilos de vida poco saludables, aumentando la cobertura y disminuyendo el rechazo a la vacunación, disminuyendo el uso indiscriminado de antibióticos lo cual produce resistencia a éstos y haciendo más difícil el tratamiento a diversas enfermedades, también es necesario establecer un plan de integración de la población migrante y controlar los efectos dañinos del cambio climático que muchas veces se cree, no están relacionados a la salud.

Tenemos grandes desafíos por delante y debemos ser capaces, como académicos, de adaptarnos y entregar al país las mejores prácticas disponibles. Chile posee una gran cantidad de información sanitaria, sin embargo, en ocasiones no se utiliza de forma adecuada para generar políticas públicas con real impacto sanitario. Cómo sistematizar y analizar los datos disponibles, es un desafío. La tecnología es una aliada importante en el proceso de reformar nuestro sistema sanitario y es relevante que la academia, la sociedad civil y el mundo político inicien un proceso de repensar qué sistema sanitario queremos para los próximos 50 años y en cómo la tecnología es un acelerador del cambio.

En las próximas elecciones presidenciales exigimos a todos los candidatos, que la reforma a la salud sea una prioridad. Es urgente establecer ejes de reforma en la cual las personas deben ser el centro de nuestros esfuerzos. Como academia estamos dispuestos a trabajar en generar conocimiento para aportar con propuestas concretas a esta causa a través de alianzas que promuevan la investigación en salud pública e innovación, para que de esta manera seamos capaces de tomar las mejores decisiones, informadas y con fundamento.

Insto a los candidatos presidenciales a hacer un compromiso por la salud pública de nuestro país, ya sea que estemos en el sector público o el sector privado, en el gobierno, en la academia, todos debemos comenzar a organizarnos para cambiar el paradigma de la salud en Chile.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV