martes, 19 de febrero de 2019 Actualizado a las 02:52

Opinión

Autor Imagen

El derrumbe de las Sociedades Anónimas Deportivas

por 6 febrero, 2019

El derrumbe de las Sociedades Anónimas Deportivas
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Esta semana hemos conocido dos noticias que directamente socaban a las Sociedades Anónimas Deportivas y que dejan de manifiesto su derrumbe ético, social y económico a nivel local e internacional. Es así como recientemente se ha conocido que el Club Genoa de Italia está siendo investigado por serios problemas económicos y transacciones dudosas o derechamente ilícitas. Es justamente ahí donde aparece la administración de uno de los clubes que a nivel sudamericano y sin duda chileno se utilizó para sustentar la “necesidad” de privatizarlo o venderlo al mejor (peor) postor constituyéndolo en una Sociedad Anónima, hablamos de Colo Colo y específicamente Blanco y Negro S.A.

La noticia internacional del club Italiano se relaciona con la administración de Blanco y Negro, ya que en la venta de un jugador canterano del club se informó a nivel local y societario que los ingresos por dicha operación o transacción fue por U$850.000 de la época (2011), pero en los registros del club italiano aparece la operación por un monto de U$3.000.000 y un equipo suizo, el Lugano, como el club del cual provenía el jugador.

Esta triangulación, falta de transparencia e incluso accionar constitutivo de ilícitos penales, civiles y administrativos son justamente los que las denominadas Sociedades Anónimas deportivas y sus nobles y exitosos dueños, grandes empresarios de nuestro país, vendrían en remediar y de las cuáles nunca mas debiésemos estar hablando y constatando su existencia. Pues bien, luego de más de 10 años de que la imposición por parte de privados ansiosos de poder y políticos como el señor Heraldo Muñoz se ha impuesto en nuestro país, el resultado es evidente, no solo NO se cumplieron las promesas con que convencieron convenientemente a todos o la gran mayoría de los hinchas, periodistas y políticos, sino que hemos tenido un retroceso en inversión tanto deportiva (jugadores y equipos categoría honor y juveniles), como en estadios y campos de entrenamiento, que decir de actividades sociales y ramas deportivas de las cuales no se hacen cargo siquiera.

Es tal el fracaso, oscurantismo y mal manejo de las sociedades anónimas deportivas y, de Blanco y Negro en particular, que constantemente las noticias giran en cuanto a peleas internas, falta de proyectos de mediano plazo, ausencia de inversión o fracasos deportivos y polémicas institucionales, ello sumado al constante e irreversible desapego de las instituciones con sus hinchas, comunas, ciudad o entorno.

Es así como a nivel local ya existe un proyecto de ley impulsado por el Club Social y Deportivo Colo Colo y parlamentarios de distintos partidos de oposición y algún legislador de gobierno consciente de dicho análisis y de la realidad de su distrito, el cual ya fue aprobado por la Cámara de Diputados en todos sus trámites y hoy se encuentra en el Senado ad portas de ser conocido y votado. Dicho proyecto legisla respecto de la fiscalización, conflictos de intereses, monopolio y apertura accionaria o modelo alemán para con los socios e hinchas con sus clubes y por último establece la posibilidad de que sean los socios e hinchas quienes vuelvan a administrar sus clubes, con el necesario resguardo y regulación para un actuar serio y gestión sustentable.

La segunda noticia que golpea a las Sociedades Anónimas deportivas en que en España también se está legislando para que los Clubes vuelvan a pertenecer a sus socios e hinchas y que las sociedades anónimas deportivas vayan retrocediendo, esto luego de un obvio y necesario análisis de la realidad de las sociedades anónimas deportivas en dicho país, es preciso señalar que ni el Barcelona Ni el Real Madrid son sociedades anónimas sino que sus dueños y administradores son sus socios/as. Esta noticia reciente sumada a lo que sucede en Argentina donde existe una oposición transversal a la intención del presidente Macri por privatizar los Clubes sociales es fundamental para quienes estamos convencidos que quienes deben administrar los clubes son aquellos que realmente los quieren y no quienes solo vienen a buscar beneficios personales o juguetes de turno.

Hoy, más que nunca, los responsables de la imposición de este modelo alejado de la gente, que privó a miles y millones de participar en sus ramas deportivas, actividades sociales, culturales y por sobre todo regalaron los clubes a ciertos amigos empresarios que ni conocían, los colores de las camisetas de los clubes que adquirían, salvo excepciones que se hacen notar, den explicaciones y asuman: los Muñoz, Lagos, Vial, Varela, Piñera y otros deben responder.

Al fin se entiende que las Sociedades Anónimas son una forma de administrar, pero jamás la única y menos obligatoria. Hoy los socios/as y los/as hinchas tienen la palabra y los “exitosos” empresarios que con cero inversión e ideas se mantienen en los clubes están en retirada o jugando sus últimas horas.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV