domingo, 17 de noviembre de 2019 Actualizado a las 20:41

Opinión

Autor Imagen

El triple problema socioambiental de Chiloé: ¿dónde está el Estado?

por 2 septiembre, 2019

El triple problema socioambiental de Chiloé: ¿dónde está el Estado?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A raíz de la destrucción y degradación de bosque nativo en Chiloé, queremos alertar sobre el rol del Estado en esta situación. Para esto graficaremos con un ejemplo que da cuenta de la incapacidad del Estado de hacerse cargo de este tema y, más aún, que agrava tres situaciones críticas que ya ocurren en el archipiélago: escasez hídrica, destrucción de bosques nativos y manejo de la basura o residuos sólidos domiciliarios (RSD).

En la comuna de Ancud, al norte de la Isla Grande, el municipio necesita encontrar un nuevo sitio para instalar un vertedero municipal, debido a que el antiguo fue clausurado en abril de este año, tras 40 años de operación, dejando a la comuna bajo Alerta Sanitaria. Para solucionar el problema, el alcalde toma la decisión de instalar el nuevo vertedero en una zona afectada por la escasez hídrica estival, específicamente en el predio fiscal “Fundo Los Millanes”, cubierto con bosque nativo que actualmente está siendo explotado ilegalmente.

Ni el Ministerio de Bienes Nacionales ni el municipio se hacen cargo de este problema con el bosque, y la Conaf brilla por su ausencia, como en todo el resto del Archipiélago. El bosque afectado está ubicado en un lugar estratégico para la zona noreste de la comuna, ya que se ubica en la parte alta de la cabecera de la cuenca del río Huicha, principal sistema hídrico de esta zona de la isla.

Entonces, nos encontramos con un triple problema: el bosque que protege los suelos y permite la regulación hídrica está siendo destruido, lo que agudiza los eventos de escasez hídrica estival que sufre esta parte de Chiloé desde hace 10 años. A esto se suma que la autoridad comunal, en conjunto con el Gobierno Regional, lejos de hacerse cargo del problema con el bosque, decide instalar un vertedero municipal en el lugar, para depositar los RSD de la ciudad de Ancud.

En el sector elegido para instalar este vertedero existen al menos 18 nacimientos de agua o vertientes que tributan al río Huicha, y además posee un sustrato geológico permeable, altamente vulnerable a la contaminación de cursos de aguas superficiales y subterráneos. La construcción de un vertedero municipal, sin lugar a dudas, implicará la contaminación de las aguas de la cuenca del Huicha y con esto de todo el territorio noreste de la comuna de Ancud, con impactos irreversibles para los habitantes y los ecosistemas que habitan.

Por lo tanto, para superar la Alerta Sanitaria por los RSD de Ancud, la municipalidad pretende profundizar dos problemas tanto o más graves, la destrucción de bosques y la escasez hídrica, ya que al destruir bosques nativos ubicados en la parte alta de la cuenca y contaminar desde sus nacimientos el agua de decenas de localidades rurales (que incluyen 18 JJVV, 20 Comunidades indígenas y 5 Comités de Agua Potable Rural) se generará una crisis socioambiental de proporciones en esta parte de la comuna.

Esto deja en evidencia la falta de planificación territorial, la nula preocupación por los ecosistemas locales y, por cierto, la desidia de la autoridad por el bienestar de la población local.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV