domingo, 22 de septiembre de 2019 Actualizado a las 19:50

Agrega que la DC debe evitar el “cálculo chico”, de lo contrario “la culpa los perseguirá”

Carlos Correa aconseja a la NM ante eventual segunda vuelta: “Si por silencio, permiten que Piñera gane, es un hecho político que los va a marcar por cuarenta años”

por 19 noviembre, 2017

Carlos Correa aconseja a la NM ante eventual segunda vuelta: “Si por silencio, permiten que Piñera gane, es un hecho político que los va a marcar por cuarenta años”
En entrevista con El Mostrador, el analista político también adelantó que la pelea por el cuarto lugar será central en estas elecciones: “En el caso de Marco, el cuarto lugar significa que sigue vivo. Piñera lo llamó hace un tiempo el candidato del 1% y todo el mundo pensó que después del episodio del avión brasileño era el fin de su carrera política, así que un cuarto lugar lo mantendría con vida, especialmente en un ambiente de desorden de la centroizquierda, donde Marco se convertiría en un actor relevante. Por otro lado, Carolina Goic es al revés: si no sale cuarta, la DC tiene un lío mayor, porque de no ser así, significa que Marco o Kast, que son dos candidatos extra sistema, que no pertenecen a ningún partido político, vencen a la candidata de la DC, el partido otrora más grande de Chile".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Hay variables de incerteza y que efectivamente pueden llevar a sorpresas”, adelanta el analista político Carlos Correa, en el día de las elecciones presidenciales.

En entrevista con El Mostrador, explica que la candidatura de Alejandro Guillier debe solucionar el problema de los “comandos paralelos”, porque para la segunda vuelta “es derrota segura. El candidato tiene que designar un generalísimo y apelar a la unidad, donde estén todos los que lo puedan a ayudar y lograr hacer lo que hizo Bachelet después de la primaria”, afirma.

-¿A qué hay que ponerle atención hoy? ¿Estará la tensión en quién se queda con el cuarto lugar?

-Es una de las tensiones. Es bastante llamativo eso, porque quién sea, significan cosas. O sea, si el cuarto lugar es José Antonio Kast, significa que la derecha tiene un movimiento a la derecha de Piñera y que Kast efectivamente puede configurarse, y el hombre ha demostrado -hay que reconocérselo- tener tesón, y si sigue con ese tesón podría constituir un movimiento que fuera una tercera fuerza y que finalmente terminara dejando diluida a la UDI, ya que estaríamos frente a una derecha nueva, más pura. En Kast he notado que no es solo una aventura: de hecho, muchos empresarios lo apoyan. Hace poco salió en la prensa una polémica del presidente de Gasco apoyándolo; y si uno revisa lo que publicó LaBot (este proyecto que tiene Insunza, Skoknic y Molina) muestra aportes de empresarios y de directores de empresas a Kast que son relevantes, aunque no tanto como a Piñera. Esto muestra que Kast ha logrado no ser un candidato de derecha fuera del sistema, sino que en ciertos grupos de derecha ha logrado captar atención. Por lo tanto, si él es cuarto lugar, es un hecho político y él va a construir un movimiento. Además, para la segunda vuelta, será un dilema para Piñera, porque, ¿qué hace?, ¿va a capturar sus votos o trata de seguir su estrategia por el centro?

-¿Y qué significaría un cuarto lugar para ME-O?

-En el caso de Marco, el cuarto lugar significa que sigue vivo. Piñera lo llamó hace un tiempo el candidato del 1% y todo el mundo pensó que después del episodio del avión brasileño era el fin de su carrera política, así que un cuarto lugar lo mantendría con vida, especialmente en un ambiente de desorden de la centroizquierda, donde Marco se convertiría en un actor relevante. Por otro lado, Carolina Goic es al revés: si no sale cuarta, la DC tiene un lío mayor, porque de no ser así, significa que Marco o Kast, que son dos candidatos extra sistema, que no pertenecen a ningún partido político, vencen a la candidata de la DC, el partido otrora más grande de Chile. Entonces, significa que candidatos independientes son capaces, sin mayores plataformas, de desplazarla electoralmente. Eso, para la DC, es un hecho bastante complicado. Y, por lo demás, internamente, si Goic no sale cuarta el cuestionamiento va a ser ¡cómo nos metimos en esta aventura!

-¿Habrá sorpresas en el día de las elecciones?

-Hay variables de incerteza y que efectivamente pueden llevar a sorpresas, aunque no digo que vaya a ocurrir. Hay preguntas que la cantidad de encuestas y datos que han salido no han respondido. La primera, respecto a la votación de Beatriz Sánchez, es si el Frente Amplio efectivamente es capaz de llevar gente a las urnas; apoyo popular tienen, la candidata ha estado siempre alrededor del 10% y en algún momento estuvo cercana a Guillier. La pregunta que hay, entonces, es si el Frente Amplio podrá traducir en gente que va a votar esa popularidad que tiene Sánchez; eso es un misterio. Ella yo creo que ha detectado eso y por eso su campaña se centró en el señor Emilio Riquelme.

-¿Por cuánto tiene que ganar Piñera para que sea irremontable en segunda vuelta?

-Sobre quince puntos por sobre el segundo lugar, ya es muy difícil de remontar. Además, lo que han demostrado los datos de encuestas anteriores es que las votaciones de coaliciones similares no se suman, no es algo lineal. En la primera elección de Bachelet, Piñera y Lavín sumados sacaron más votos que Bachelet y ella en segunda vuelta le ganó a Piñera por una ventaja bastante amplia. En la elección de Piñera, la siguiente, si uno sumaba a Frei, ME-O y Arrate, también era más que Piñera y él ganó no tan amplio, pero ganó al fin y al cabo.

-¿Comparte la tesis de Marta Lagos de que esta ha sido la peor elección presidencial desde 1990?

-No ha sido una buena campaña. Yo creo que el conjunto de leyes que salieron de la denominada comisión Engel colocaron restricciones excesivas a la publicidad y los partidos no supieron adaptarse. Tampoco los partidos aprovecharon la irrupción de las tecnologías de la información, no supieron leer las redes sociales. Yo pienso que Marta Lagos tiene razón en esa parte. Creo que esta es una campaña del siglo XX en el siglo XXI y eso va a dejar a mucha gente en la casa.

-¿Qué se puede esperar de Goic el domingo en la noche? ¿Apoyaría con fuerza a Guillier si es que...?

-Para la DC es muy difícil no apoyar a Guillier, porque significaría que por omisión estarían favoreciendo el triunfo de Piñera y eso para la historia va a ser siempre mirado muy mal. La DC tiene que evitar el cálculo chico y va a tener que mirar de a 30 o 40 años en adelante, porque de lo contrario la culpa los perseguirá por muchos años.

-¿Y el Frente Amplio?

-Es que el discurso de ellos es más fácil de acomodar, a pesar de que ellos han dicho siempre que la Nueva Mayoría y la derecha son lo mismo. El imperativo moral sobre ellos es menor, en todo caso, y en la DC, como te dije, es muy grande. Por otra parte, el Frente Amplio tiene una dificultad interna que no sé cómo la van a resolver. Se trata de una dificultad política, de carácter interna, y también de cómo les va a ir en las parlamentarias: es muy distinto un Frente Amplio con diez diputados que un Frente Amplio con cuatro. Si tiene una bancada grande, significa que tienen mayoría de edad y que tienen que actuar como tal; si siguen siendo marginales…. Pero desde el punto de vista del discurso de ellos, no es tan complicado llamar a libertad de acción.

-¿No influirá en la decisión de los electores que hiciera un llamado a votar por Guillier?

-No son dueños de los votos de nadie: lo que ellos hagan o digan tiene baja influencia en el voto. Lo que muestran las encuestas es que la gran mayoría de los votantes de Sánchez en segunda vuelta van a votar por Guillier; y por lo tanto, el poder que tienen sobre sus electores es muy bajo. En ese sentido, se diferencia de Podemos: ellos sí tienen poder sobre sus electores. Y te insisto: en la DC es muy distinto, porque ellos siguen formando parte del gobierno, tienen ministros, etc. En segunda vuelta, todavía hay Nueva Mayoría y si una parte de la Nueva Mayoría, por silencio, permite que Piñera gane, eso es un hecho político que los va a marcar por los próximos cuarenta años.

-Hablemos sobre la situación de Piñera, si Kast saca una votación significativa.

-En ese caso, tendría un dilema acerca de cómo capturar esos votos. En todo caso, siempre los problemas de las segundas vueltas para los candidatos ganadores, en un escenario de voto voluntario, es que los electores no se vayan a la playa, que no se escapen. La estrategia de Piñera, entonces, tendrá que ser esa y por lo tanto deberá evitar hacer cosas muy a la derecha.

-¿Qué le preocupa de la candidatura de Guillier?

-Lo que lo puede llevar a la derrota es esta cosa de dos comandos paralelos: un oficial y otro con oficina en Nataniel. Si hay dos comandos paralelos, para la segunda vuelta, es derrota segura. El candidato tiene que designar un generalísimo y apelar a la unidad, donde estén todos los que lo puedan a ayudar y lograr hacer lo que hizo Bachelet después de la primaria.

-¿Es posible que Goic sea la eventual generalísima?

-Yo consideré de mal gusto que lo dijeran antes de la primera vuelta, fue irrespetuoso y todas estas frases que ha habido estos últimos días no ayudan mucho al clima de la segunda vuelta. Pegarle a Lagos fue grosero, por ejemplo.

-¿Qué tipo de abstención tendremos en esta elección?

-Yo tengo una preocupación muy alta porque siento que de la manera en que la campaña se ha llevado, vamos en camino a una abstención histórica, que nos va a dar vergüenza internacional porque será de las más altas no solo de la OCDE, sino que en América Latina vamos a quedar muy mal. Yo me pregunto si tenemos una abstención alta, cómo vamos a poder ir a dar clases de democracia en Venezuela.

-¿Hace una crítica al Servel?

-Ellos se preocupan más de contar los votos que de estimular la participación. Hace falta, además, facilitar el acto de votación, en Chile eso es muy complicado. Primero, los lugares de votación no quedan cerca de tu casa: el Servel te manda donde quiera, lo cual es ilógico, lo cual obliga al elector a desplazarse. También hay que habilitar más lugares de votación para que haya más facilidad. En tercer lugar, se debería simplificar el trámite de votación, de repente eligiendo a funcionarios públicos para que ayuden en el proceso.

 

 

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV