viernes, 22 de noviembre de 2019 Actualizado a las 12:51

PAÍS

Sigue el “choque de trenes”: presidente de la Suprema se opone a una reforma constitucional para zanjar diferencias con el TC

por 11 octubre, 2019

Sigue el “choque de trenes”: presidente de la Suprema se opone a una reforma constitucional para zanjar diferencias con el TC

Crédito: Agencia UNO

Ayer, el Presidente Sebastián Piñera intervino en el conflicto entre la Corte Suprema y el Tribunal Constitucional y planteó que “estamos preparados para modificar leyes e incluso la Constitución”, un punto que fue confirmado hoy por su ministro de Justicia Hernán Larraín. Sin embargo, la respuesta del presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, fue enfática: “Yo creo que las cosas no están como para pensar todavía en una reforma en este momento”. El debate sigue sumando actores y el presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD) arremetió contra el Tribunal Constitucional, señalando que “lleva un tiempo haciendo uso antojadizo de algunas de sus atribuciones”. En la otra vereda, el rector de la UDP, el abogado Carlos Peña acusó que la Suprema vive un “permanente intento de expandir su poder, invadiendo facultades que la regla constitucional no le otorga”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Yo creo que las cosas no están como para pensar todavía en una reforma en este momento”. Así respondió el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, luego de los anuncios de Gobierno de que baraja la opción de una reforma constitucional para zanjar las diferencias entre el máximo tribunal y el Tribunal Constitucional.

Ayer, el Presidente Sebastián Piñera intervino en el conflicto y planteó que “estamos preparados para modificar leyes e incluso la Constitución”, un punto que fue confirmado por su ministro de Justicia Hernán Larraín, quien sostuvo que el Gobierno presentará una reforma constitucional para "delimitar atribuciones" de la Suprema y el TC.

“Una reforma constitucional podría precisar hasta donde llega el Tribunal Constitucional o hasta donde llega la Corte Suprema, de manera de generar muros infranqueables que impiden las tensiones y que impiden que dos organismos estén tratando las mismas materias”, argumentó el ministro.

Pero la opinión en el máximo tribunal del país es distinta y así lo hizo ver el titular de la Suprema, quien al ser consultado al respecto descartó por el momento esa fórmula. “Creo que hay una situación que se pudo seguir resolviendo, pero ya verá el Presidente qué planteamiento hace al Senado”, dijo Haroldo Brito.

Pero en el debate sobre esta pugna entre el TC y la Suprema aparecen otras fórmulas, como la planteada por el presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores, quien advirtió que “siempre es bueno recordar que tenemos pendiente la tarea de cómo iniciamos y vamos a trabajar una nueva Constitución”.

Debate de lado y lado

La polémica sigue sumando actores. Así, esta jornada, el Senado, Jaime Quintana (PPD) arremetió contra el Tribunal Constitucional, señalando que “lleva un tiempo haciendo uso antojadizo de algunas de sus atribuciones” y acotó que “aunque sea una paradoja, siento que los derechos constitucionales están hoy más resguardados que antes", aplaudiendo la actuación de la Corte Suprema.

En cambio, el rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, cuestionó al máximo tribunal y señaló que la resolución de la Tercera Sala que originó la controversia es un reflejo de su “permanente intento de expandir su poder, invadiendo facultades que la regla constitucional no le otorga”.

En declaraciones a Radio Duna, el abogado señaló que “la Corte Suprema, persistentemente, mediante sus fallos, ha intentado invadir el diseño de políticas públicas gubernamentales. Por otra parte, la propia Corte Suprema cuando ha sido requerida respecto a proyectos de ley para que emita opinión acerca de qué forma el proyecto de ley altera sus atribuciones, ha exorbitado esa consulta extendiéndola muchísimo más allá de aquello que la regla constitucional le concede y emitiendo opinión sobre aspectos sustantivos de la ley que nada tienen que ver con las facultades de la Corte. En este caso estaba tratando de invadir facultades propias del Poder Legislativo”.

Añadió que “ahora es la pretensión, realmente peligrosa creo, de la Corte de sostener o creer que la palabra final en materia de la interpretación constitucional no le corresponde al Tribunal Constitucional. A mí me parece que esto altera muy gravemente las bases institucionales”.

El abogado también disparó contra Sergio Muñoz el ministro que preside la Tercera Sala, señalando que “hay una cierta pugna de liderazgos al interior de la Corte Suprema. Entre el juez Muñoz cuya voluntad de poder y de primacía intelectual dentro de la Corte es muy notoria y el presidente de la Corte Suprema formalmente designado, Haroldo Brito. A mí me parece que este tipo de pugna, que solo podría justificar un cierto ánimo narcisista de quienes participan de ella, está dañando también la institución”.

La no firma de la ministra María Eugenia Sandoval

La Tercera Sala del máximo tribunal que preside el ministro Sergio Muñoz siguió en el foco de la atención durante esta jornada, ya que el Poder Judicial reveló que la ministra María Eugenia Sandoval, integrante de dicha sala, no firmó la declaración que emitió esta instancia ayer para defender su sentencia tras la dura respuesta del Tribunal Constitucional.

Sandoval -una de las integrantes de la Tercera Sala, junto a los ministro Carlos Aránguiz, Sergio Muñoz y Ángela Vivanco- no firmó la declaración “toda vez que no se encontraba en funciones”, se informó, y desde el Poder Judicial se recordó que tampoco no compartió los fundamentos del voto de mayoría de la sentencia que motivó la polémica con el TC.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV