sábado, 25 de junio de 2022 Actualizado a las 07:05

La venganza de Julio Pereira

por 5 junio, 2013

La venganza de Julio Pereira
Hace unos días, la jefa del departamento jurídico de la Dirección de Grandes Contribuyentes (DGC) del Servicio de Impuestos Internos (SII), Elena Amaya, fue desvinculada del servicio. Tenía 19 años de carrera. Pero no fue la única.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los coletazos del caso Johnson’s, que puso en el banquillo a las autoridades del Servicio de Impuestos Internos (SII) y su rol en la millonaria condonación a la compañía de retail, ha dejado varios heridos en el camino.

Hace unos días, la jefa del departamento jurídico de la Dirección de Grandes Contribuyentes (DGC) del Servicio de Impuestos Internos (SII), Elena Amaya, fue desvinculada del servicio. Tenía 19 años de carrera.

La abogada fue parte de los funcionarios que fueron citados por la Comisión Investigadora del caso Johnson’s y que entregaron información que complicaba a los altos mandos de la institución dependiente de Hacienda. En el caso de Amaya, entre otros temas, detalló la participación de Mario Vila en el proceso que permitió el “perdonazo” a Johnson’s, funcionario además que a principios de marzo enfrentó formulación de cargos por parte de la Contraloría que realizó un sumario sobre el proceso de condonación de intereses y multas por US$ 118 millones, tras lo cual dejó su cargo.

Mario Vila y el director del Servicio de Impuestos Internos, Julio Pereira, enfrentaron duras críticas acusados de conflicto de interés por su vínculo con PricewaterhouseCoopers (PwC). Consultora a través de la cual Vila asesoró a Johnson’s en temas tributarios y lo patrocinó en causas contra el SII. En PwC trabajó en el Departamento de Asesoría Legal y Tributaria hasta 2010 junto a Pereira, que era socio de la firma de auditoría cuestionada en el caso La Polar.

Amaya no es la única funcionaria que terminó desvinculada del SII tras el polémico caso. Norberto San Martín, jefe del Departamento de Fiscalización de Grandes Empresas Nacionales de la DGC, con 34 años en la Institución, también sufrió las consecuencias ya que, si bien no fue desvinculado de la institución, fue separado de su cargo. Al igual que Amaya dio luces sobre la activa participación de Vila en la condonación. Según fuentes internas, “le pidieron el cargo y además le aplicaron un sumario, del cual salió sin faltas. Es uno de los hombres más prestigiados de la institución”.

Actualmente la única postulante al cargo de Norberto San Martín es una de las dos ex jefas de gabinete de Mario Vila.

Mario Moren, subdirector de contraloría interna y encargado del sumario sobre el caso que se terminó enviando a la Contraloría General de la República, también fue desvinculado. Tenía 20 años de servicio. En su caso, según fuentes del SII, “le pidieron el cargo asegurándole que lo reubicarían después de sus vacaciones, lo cual no ocurrió”.

El histórico periodista del Servicio, Aldo Anfossi, con 12 años como asesor de prensa, también fue despedido. En una carta que envió a Pereira, queda claro el distanciamiento entre ambos precisamente por la forma en que se llevó comunicacionalmente el caso Johnson’s.



En cuanto al subdirector de Fiscalización, Iván Beltrand, que igualmente dio luces sobre el rol de Vila en la condonación, si bien no fue despedido, presentó su renuncia luego de 11 años de servicio.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV