martes, 27 de octubre de 2020 Actualizado a las 14:43

Movilidad

Ford Mustang celebra su cumpleaños número 56 recordando sus películas más emblemáticas

por 17 abril, 2020

Ford Mustang celebra su cumpleaños número 56 recordando sus películas más emblemáticas
Mientras andar en un auto se ve algo lejano en medio de la pandemia del coronavirus, hay algunos modelos que son hasta protagonistas en el cine y la TV. Por algo fue el deportivo más vendido del mundo el año pasado, y el coupé deportivo más vendido del mundo por quinto año consecutivo
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Este 17 de abril Ford Mustang cumple 56 años, luego de que en este día, en 1964, se presentó oficialmente en la Feria Mundial de Nueva York. Y aunque no es momento de ponerse al volante, sí se puede recordar su faceta como estrella de cine.

Sobre todo porque el icónico modelo celebra también dos hitos de ventas globales, como deportivo más vendido del mundo y, por quinta ocasión, como deportivo coupé más vendido.

"Estamos orgullosos de nuestra gama Mustang y de su rendimiento", declaró Jim Farley, consejero delegado de Ford Motor Company. "Desde Suecia a Shanghái, cada vez más fans del motor disfrutan de la sensación de libertad" del deportivo más vendido en Estados Unidos en los últimos 50 años.

Mustang vendió el año pasado un total 102.090 unidades, según los últimos datos de registro de vehículos del IHS Markit, lo que lo convierte en el coche deportivo más vendido del mundo en 2019. Durante este período, las ventas de Mustang en Alemania aumentaron un 33 %, en Polonia casi un 50 % y en Francia casi se duplicaron.

El año 2019 también marca el quinto año consecutivo en que Mustang fue el cupé deportivo más vendido del mundo. Los coupés deportivos, según la definición de IHS Markit, incluyen modelos de dos puertas y convertibles.

Eso lo ha convertido en protagonista no solo en las calles sino también en el cine.

James Bond: Goldfinger (1964), Thunderball (1965), Diamonds Are Forever (1971)

Si bien Mustang ha aparecido en miles de películas y programas de televisión, hizo su debut en la pantalla grande en Goldfinger, donde el modelo 1964 de Tilly Masterson tiene un final desafortunado. A Bond además le va bastante mejor cuando lo recoge un Mustang 1965 en Las Bahamas en Thunderball.

Unos años más tarde, el espía pone a prueba un Mustang Mach 1 de 1971 en una secuencia de persecución memorable a través de Las Vegas, escapando por un callejón sobre dos ruedas. El truco fue realizado por el legendario especialista Bill Hickman.

Bullitt (1968)

Fue protagonizada por Steve McQueen e incluye una de las escenas en automóvil más emblemáticas de la historia. El Mustang GT Fastback 1968 es parte de una épica persecución de 10 minutos y 53 segundos por las calles de San Francisco. El director musical de la película, Lalo Schifrin, sugirió que no se agregara música a la secuencia, señalando que el sonido del auto en marcha era lo suficientemente potente. Así lo fue.

Después de muchos años fuera de la ruta (incluido un intento fallido de Steve McQueen de volver a comprarlo), el vehículo original se vendió en una subasta a principios de año por la increíble suma de 3.74 millones de dólares.

Esta película inspiró varias ediciones especiales de Mustang Bullitt, incluidas las de los años 2001, 2008 y 2019.

60 segundos (1974, 2000)

Se hizo famosa por su producción, que incluyó más de 100 vehículos para el rodaje. 60 segundos presentó un Ford Mustang Sportsroof 1971, bautizado como Eleanor, modelo que estelariza un espectacular salto a 10 metros de altura.

Para la nueva versión de 2000, protagonizada por Nicolas Cage y Angelina Jolie, el papel de Eleanor fue interpretado por un Shelby GT500 de 1967. Se crearon siete réplicas del automóvil para la filmación, cinco se usaron para las secuencias acrobáticas y las dos restantes quedaron en manos de Cage y del productor ejecutivo de la película.

Need For Speed (2014)

Uno de los protagonistas de Breaking Bad, Aaron Paul, interpreta a un corredor callejero recientemente liberado de la prisión que participa de una carrera a lo largo de Estados Unidos, con la venganza en mente. La película se basa en la serie de videojuegos del mismo nombre. Need for Speed ​​obviamente necesitaba una mega estrella del motor para mover al protagonista a su redención y esa máquina fue Mustang.

En la cinta aparece un Shelby GT500 Super Snake 2013. No como un spoiler, en la escena final antes de los créditos, el Mustang GT 2015 también hace acto de presencia. Los fanáticos de este modelo también podrán reconocer en una de las escenas, que la película que se reproduce en el autocine es la persecución de MCQueen en Bullitt.

John Wick (2014), John Wick 2 (2017)

Cuando se trata de películas explosivas de asesinos rudos, la serie John Wick es una de las mejores de la era moderna. Su protagonista es Keanu Reeves y el modelo escogido fue el Mustang Mach 1 de 1969, automóvil que coincide con la explosiva reputación de Wick, de acción rápida y decisiva.

Dirigida por Chad Stahelski (The Matrix), John Wick y su primera secuela se centran en la venganza que desea concretar un asesino a sueldo retirado por el robo de su auto y el asesinato de su perro. Tan icónico es el automóvil que la tienda que recibe el Mustang robado reconoce el modelo y a su dueño, negándose a cambiarle el VIN por temor a la legendaria brutalidad de John Wick. La siguiente hora aproximada de película, seguida de los primeros minutos de la secuela, recrea la recuperación de Mustang.

Esta no es la primera vez que Keanu Reeves conduce un Mustang clásico para una película. En Punto de Quiebre, de 1991, tomó el volante de un Mustang Mach 1 de 1970, bastante similar a su Mustang John Wick. Keanu Reeves comentó que hizo el 90% de sus acrobacias en la película, lo que, presumiblemente, significa que él mismo realizó algunos de esos increíbles movimientos de conducción.

Ford vs Ferrari/Le Mans ’66 (2019)

¿Por qué una historia sobre Le Mans se cuela en esta lista de películas? Lee Ioccoca, que llegó a ser conocido como el "Padre de Mustang", juega un papel fundamental en conseguir que Carroll Shelby diera vida a unas de las mejores máquinas de Ford.

Basado en la historia real de Shelby, el piloto Ken Miles y su viaje a Le Mans con el Ford GT40; esta película, doble ganadora del Oscar, tiene excelentes actuaciones y secuencias dramáticas de carreras que te mantendrán agarrado hasta la bandera a cuadros. Una vez que la hayas marcado en tu lista de "debo ver".

Bonus track: Soy Leyenda

Si fueras el último hombre en la tierra, ¿qué conducirías en las calles desiertas de una Nueva York postapocalíptica? El personaje de Will Smith, Robert Neville, eligió un Mustang Shelby GT500 rojo 2007 como su compañero (más su perro) en su lucha por la supervivencia.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador