Miércoles, 28 de septiembre de 2016Actualizado a las 19:12

La práctica está prohibida en Wall Street

Contratos por Diferencia, el otro negocio financiero no regulado donde operadores en Chile se hacen millonarios

por 10 marzo 2016

Contratos por Diferencia, el otro negocio financiero no regulado donde operadores en Chile se hacen millonarios
Hace un año publicamos un reportaje de Bloomberg que apuntaba al vacío regulatorio del mercado financiero local, que dejaba al mercado de CDF que dominan XDirect y Forex Chile, sin supervisión. Se estima que cada mes hay operaciones apalancadas en este mercado por unos US$14.000 millones. El tema toma aún más relevancia ante el escándalo gatillado por la estafa de AC Inversions. El lunes hubo una nueva denuncia de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) en contra de Investing Capital e IM Forex, ambas por infringir el artículo 39 de la Ley General de Bancos. Los montos de la estafa ya suman más de US$ 70 millones.

Justo en un año en que el Gobierno comienza a tomar cartas en el asunto con una batería de iniciativas para mejorar la regulación y supervisión del sistema financiero chileno, explota un caso que lo deja al desnudo.

AC Inversions fue la punta del iceberg. El lunes la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) denunció ante el Ministerio Público a otras dos empresas, IM Forex e Investing Capital, por eventual infracción a la ley General de Bancos.

Pero hay otro mercado del que no se habla y que tampoco está regulado.

Se trata de Contratos por Diferencia (CFD, por sus siglas en inglés), el otro negocio financiero no regulado donde operadores en Chile se hacen millonarios

Hace un año publicamos un reportaje de Bloomberg que apuntaba al vacío regulatorio del mercado financiero local, que dejaba al mercado de CFD, que dominan XDirect y ForexChile (Capitaria), sin supervisión. Se estima que cada mes hay operaciones apalancadas en este mercado por unos US$14.000 millones.

El tema toma aún más relevancia ante el escándalo gatillado por la estafa de AC Inversions. Los montos de la estafa ya suman más de US$ 70 millones.

El escándalo también abrió una arista política. La Cámara de Diputados creó una comisión investigadora para establecer posibles fallas regulatorias. El objetivo es establecer si la Unidad de Análisis Financiero (UAF), la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) cumplieron su labor fiscalizadora. El SII también podría ser parte de la investigación.

El Negocio de CFD en Chile

De acuerdo al reportaje de Bloomberg, ForexChile (ahora Capitaria) funciona siguiendo los ritmos conocidos de Wall Street: novedades, llamadas no solicitadas, discursos de venta.

Es mediodía en las oficinas de Capitaria (ex ForexChile) en Santiago, y docenas de vendedores trabajan con los teléfonos, promocionando inversiones relacionadas con todo, desde acciones de Facebook hasta futuros en el cobre. Proponen perspectivas tentadoras a quienes están al otro extremo de la línea: retornos potenciales de 20 por ciento, 30 por ciento, hasta 40 por ciento.

Conocido, sí –y también ilegal si esto fuera en los Estados Unidos. Porque lo que están vendiendo estas personas no son acciones, ni bonos, ni futuros, ni fondos. Están ofreciendo contratos por diferencia, instrumentos financieros derivados que están vedados para inversores minoristas en los Estados Unidos y muy regulados en otras partes.

Esta escena se desarrolla diariamente dentro de uno de los domicilios comerciales más modernos en Chile, donde los contratos son perfectamente legales y su comercio ha hecho explosión. BEFX, otra firma de bolsa que los vende, estima que cada mes se realizan operaciones apalancadas por unos US$14.000 millones. Esto representa unas seis veces el volumen de negocios en las acciones del país.

Cómo se convirtieron los contratos por diferencia (CFD) en un juego de inversión exitoso en Chile es una historia de marketing hábil y de supervisión inexistente. Estos contratos están permitidos en dos docenas de otros países y son particularmente populares en el Reino Unido, donde se estima que el valor de las operaciones anuales supera US$900.000 millones. Allí, como en Chile, estas inversiones tienden a atraer a especuladores pequeños aficionados. Como ocurre con las inversiones para enriquecerse en todas partes, la mayoría de los inversores pierde dinero la mayoría de las veces.

Regulación del sistema

No obstante, en la mayoría de los mercados, los reguladores controlan el mercado de alguna manera. En Chile, no lo hace nadie. Virtualmente cualquiera puede vender o comprar CFD, independientemente de su experiencia o sus medios financieros.

La Superintendencia de Valores y Seguros se defiende y dice que desde el momento que los contratos no son títulos quedan fuera de la supervisión del organismo.

“Hay un vacío legal”, dice Eduardo Sandoval, profesor de finanzas en la Universidad de Concepción. Hace falta alguna regulación, dice.

Un contrato por diferencia expone a los compradores a los posibles riesgos y recompensas de mantener una inversión sin que sea suya realmente. El vendedor acepta pagar al comprador la diferencia entre el valor corriente de un activo y su valor cuando el comprador cierra el contrato. Si la diferencia es negativa, el comprador le paga al vendedor.

Los CFD emplean en su mayoría una de las fuerzas más poderosas en la inversión: el apalancamiento. En Chile, el apalancamiento llega a veces hasta 100 a 1, lo cual significa que un inversor puede llegar a poner US$1.000 para comprar contratos por valor de US$100.000. En esa situación, un movimiento de 1 por ciento a favor del inversor duplica la inversión. Un movimiento similar en sentido contrario la anula.

ForexChile en el W

El reportaje de Bloomberg pone a ForexChile (Capitaria) al centro del negocio. Describe cómo la firma fundada en 2003 domina el mercado y opera en los dos pisos más altos de donde está el Hotel W, en el corazón de Sanhattan.

ForexChile y el resto de la industria han dicho a este medio en varias oportunidades que les gustaría ser regulados.
Explican que le daría más legitimidad al negocio y atraería a más y mejores clientes, que operarían con más confianza.

Los operadores dicen que tratan de educar a sus clientes con seminarios y con información “online”.

De acuerdo a Bloomberg, ex operadores que trabajaron en ForexChile revelan que sus colegas les decían desde el inicio que la mayoría de los clientes perderían plata.

Carolina Parraguez, que trabajó ahí entre 2010 y 2012, dice que en su primer día de trabajo le dijeron que 9 de cada 10 clientes terminarían más pobres.

El CEO de ForexChile admite que el 70% de sus clientes pierde plata, pero más de la mitad de los que siguen al pie de la letra las recomendaciones de riesgo de la empresa y van a seminarios, terminan ganando plata.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes