Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:27

Enríquez-Ominami visita Región de La Araucanía donde se reunió con parlamentarios y alcalde de Angol

por 3 julio 2010

El presidente del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami, visitó la ciudad de Angol, en la Región de La Araucanía, donde se reunió con el senador Jaime Quintana (PPD) para revisar la construcción concesionada de un nuevo hospital para la zona.

En la cita con el senador Quintana, se trató el problema de la utilización de fondos privados para la construcción del nuevo hospital, que debe dar cobertura a más de 170 mil personas.

La posibilidad de concesionarlo fue planteada por el gobierno, pero luego fue desestimada por el ministro de salud, Jaime Mañalich, quien también se encontraba en la zona.

"Es positivo que el gobierno haya considerado las sugerencias para construirlo con fondos públicos. Es peligroso usar a privados en la concesión de la salud, porque no estamos hablando de una carretera. Sin embargo, queda pendiente la construcción definitiva de la obra y la situación actual de atención de salud de las personas de Angol. Es urgente que el gobierno de respuestas a esto lo antes posible", aseguró el ex candidato presidencial.

Enríquez-Ominami también se reunió con el alcalde de Angol, Enrique Neira, con quien discutió la asignación de fondos para regiones, afectada actualmente por la decisión del gobierno de priorizar a las zonas más afectadas por el terremoto.

"Hoy se discute en el Parlamento un proyecto de royalty es escuálido con las necesidades del país y muy generoso con los intereses de las transnacionales. Nosotros fuimos los primeros en proponer un proyecto que antes fue criticado, pero que ahora todos defienden. El gobierno de Sebastián Piñera se está farreando la posibilidad de hacer una reforma tributaria importante, que acabe de una vez con las diferencias que afectan a los ciudadanos de cada una de las ciudades del país", agregó.

Referido a preguntas de la prensa sobre el Plan Araucanía, Enríquez-Ominami concluyó que "es positivo hacer un plan para la región, pero este debe ser claro para los habitantes de la zona y con plazos más cortos para su concreción. Debe considerar también un nuevo trato para los indígenas, que son el 25% de la población de la región y que necesitan reformas urgentes para terminar con el conflicto que viven hace muchos años".

upi/jp/cf

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes