Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 02:52

Un grupo de indignados pide "diálogo" a la clase política en la Eurocámara

por 11 octubre 2011

Un grupo de indignados pide
"Estamos aquí porque se nos ha invitado y para demostrar que estamos abiertos al diálogo", ha dicho uno de los jóvenes.

Seis jóvenes del movimiento del 15-M desplazados a Bruselas han podido acceder al Parlamento Europeo (PE) invitados por el eurodiputado de IU Willy Meyer para pedir "diálogo" a la clase política, a la que han dejado claro sin embargo que no les representa.

Los jóvenes que han accedido a la Eurocámara han sido elegidos entre una veintena de los que se han desplazado a las inmediaciones de la institución mediante un sorteo improvisado.

"Estamos aquí porque se nos ha invitado y para demostrar que estamos abiertos al diálogo", ha dicho uno de los jóvenes, que ha calificado el encuentro con Meyer en la sede de la Eurocámara como de "visita de cortesía".

Los jóvenes han emplazado al eurodiputado de IU a reunirse con ellos en alguna de las asambleas que vienen realizando en el parque Elisabeth todas las tardes dado que el debate que proponen "no cabe en este espacio", en referencia al PE.

"Ustedes no nos representan", han apuntado igualmente a Meyer, quien no se ha comprometido totalmente a hacerles una visita.

"Iré si puedo", ha señalado el único eurodiputado que ha escuchado a los indignados junto con el también miembro de la izquierda, el griego Chontis Nikolaos.

Meyer ha dado la razón a los jóvenes en que "esta democracia necesita una vuelta de tuerca para que vuelva a ser la que era".

Por otro lado, ha denunciado que la seguridad de la Eurocámara dispersara a los jóvenes de las inmediaciones de la entrada del edificio mientras decidían quiénes entraban a reunirse con los eurodiputados.

Según el eurodiputado de IU, es una orden del gabinete del presidente la que ha pedido a la seguridad de la Eurocámara que se expulsase a los jóvenes.

Por contra, el jefe de prensa del Parlamento Europeo, Jaume Duch, ha señalado que, si los indignados se encontraban en el exterior del edificio, la seguridad de la institución no podía pedirles que se fueran porque "la autoridad del servicio de seguridad termina en la puerta de la sede, y a partir de ahí es competencia de la policía de Bruselas".

Meyer ha apuntado que hará una interpelación formal al presidente del PE, Jerzy Buzek, por la expulsión de los jóvenes este mediodía.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes