Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:32

Inédita movilización abre clima de conflictividad social para el 21 de mayo

Treinta mil personas salen a la calle contra Hidroaysén y le ponen presión a Piñera

por 14 mayo 2011

Treinta mil personas salen a la calle contra Hidroaysén y le ponen presión a Piñera
Los grupos ecologistas han marchado todos los días en contra de esta iniciativa y las manifestaciones se seguirán realizando hasta el próximo 21 de mayo, día en que el mandatario entregará en el Parlamento la cuenta pública de su gestión.

Más de 30.000 personas se concentraron en la noche del viernes en la tradicional Plaza Italia y su principal avenida, la Alameda Bernardo O'Higgins, para protestar contra el recién aprobado megaproyecto Hidroaysén, que contempla la construcción de cinco represas en la Patagonia.

Según las primeras cifras de la policía, al menos fueron detenidas 70 persona en todo el país, ya que el movimiento se extendió a varias otras ciudades chilenas.

En Santiago, las 30.000 personas, cifra proporcionada por carabineros, marcharon con tranquilidad hasta las 21.30 horas hora en que finalizaba la autorización.

Sin embargo, cumplido el horario establecido un grupo de al menos cinco mil personas intentó llegar hasta las cercanías del Palacio de La Moneda, donde se enfrentaron con carabineros que utilizó el carro lanza agua y gran cantidad de gases lacrimógenos.

Efe pudo constatar al concluir la protesta los destrozos causados en las primeras cuatro manzanas de las populares calles San Diego y Arturo Prat que convergen muy cerca de la sede del Ejecutivo.

Semáforos arrancados de cuajo, casi todas las señales destruidas, varias cortinas metálicas de tiendas destruidas, automóviles con sus vidrios quebrados y sucursales bancarias con graves daños.

La gran cantidad de gas lacrimógeno utilizado por la fuerza policial causó desmayos en personas de edad, que intentaron refugiarse en las mamparas de los edificios cercanos, mientras otros permanecían sentados o tirados en las veredas sin poder caminar debido a los síntomas de asfixia.

A las 21.45 horas, unos treinta jóvenes intentaron mantenerse sentados en la Plaza de la Ciudadanía, frente a La Moneda, cantando el himno nacional y encendiendo velas, pero un carro lanza agua prácticamente les barrió del lugar.

Mientras, un helicóptero de la prefectura sobrevolaba el lugar a muy baja altura, iluminando con un potente foco a los manifestantes que corrían en todas direcciones.

Los medios locales coincidieron en destacar que desde la "revolución pingüina", una protesta generalizada de estudiantes que se prolongó por varios días bajo el mandato de la presidenta Michelle Bachelet (2006-2010), no se veía una convocatoria como la de este viernes.

En tanto, radio Bío Bío informó de que varias estaciones del ferrocarril metropolitano debieron cerrar sus puertas, mientras gran parte de Santiago, sufría "un espectacular caos vehicular".

La marcha fue convocada por la agrupación "Patagonia Sin Represas", en contra del proyecto ideado en 2006 y aprobado el pasado lunes, que prevé la construcción de cinco represas en el cauce de los ríos Pascua y Baker, en la Patagonia chilena, con una inversión de 3.200 millones de dólares, para generar en total una media anual de 18.430 gigavatios por hora.

Conformada por doce funcionarios gubernamentales, la Comisión de Evaluación Ambiental de la región de Aysén, a unos 1.800 kilómetros al sur de Santiago, votó a favor del estudio de impacto ambiental de Hidroaysén, impulsado por las empresas Endesa Chile, filial de Endesa España, y por la chilena Colbún.

Desde esa fecha los grupos ecologistas han marchado todos los días en contra de esa iniciativa, manifestaciones que seguirán realizándose hasta el próximo 21 de mayo, día en que el presidente Sebastián Piñera entregará en el Parlamento la cuenta pública de su gestión.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes