Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:40

Fernando Barros, el abogado de Pinochet, y su discurso 'momio' en la Enade

"Protestan porque no están dispuestos a sufrir y trabajar como sus padres"

por 24 noviembre 2011

Fue objeto de comentarios en el encuentro en Casa Piedra, porque a diferencia de las demás alocuciones, mostró una total desconexión y falta de empatía con las demandas del movimiento estudiantil. Durante su intervención advirtió la "falta de liderazgo" del poder político, acusó a la oposición de "sabotear" al actual gobierno y llamó a los empresarios a "asumir un rol público" y a "luchar por sus ideas".

Fue aplaudido, pero también objeto de comentarios entre los propios asistentes, el discurso ultra conservador que este jueves pronunció Fernando Barros en el Encuentro Nacional de la Empresa (Enade 2011), ya que a diferencia del resto de las exposiciones, la suya mostró una absoluta desconexión y falta de empatía con las demandas de los movimientos sociales.

De hecho, el abogado que se precia de ser uno de los más cotizados de la plaza  y que formó parte de la defensa de Augusto Pinochet durante la detención del ex dictador en Londres, no desaprovechó la oportunidad para arremeter con todo en contra del movimiento estudiantil, al que no trepidó en calificar como parte de la “generación del chat y el Play Station”, que no tiene ética y que no ha sido educada “con disciplina y rigor”.

Pero el ninguneo no se quedó ahí, ya que descartó que las demandas sociales en el país sean comparables, por ejemplo, con las del movimiento de los indignados en Europa. “Como tenista siento una diferencia escandalosa cuando me comparo con Federer”, ironizó.

También consideró “difícil” que los jóvenes obtengan una mejor educación “tomándose los colegios” y puso en tela de juicio el fondo de sus demandas. “O son muy buenos hijos y protestan porque sus padres trabajan mucho, o porque no están dispuestos a sufrir y trabajar como sus padres y conformarse con poco”, dijo, recalcando que “esta generación protesta antes de salir adelante”.

Y enfatizó: “¿Contra qué se protesta? ¿Contra el pecado original de tener que trabajar para ganarse el pan?”.

Barros también tildó de “marxistas” los argumentos de las universidades que advierten “el riesgo que la educación privada sea mejor que otras”, las que a su juicio prefieren “nivelar para abajo”.

“Falta de liderazgo”

El abogado defendió el papel que jugó la generación de 1980, de la cual señala ser parte, ya que fue la que a su entender “levantó el país” y sostuvo que la generación actual, en cambio, no tiene “mérito propio”.

“Los de la generación de 2000 viven en democracia,  tienen un nivel de vida que sus antepasados no tuvieron”, dijo, acusándolos de tener “poco mérito propio”, y de no haber “construido su propio relato”.

Por otra parte, Fernando Barros descartó que el país viva en crisis, pero advirtió una falta de liderazgo a nivel político.

“Las autoridades privilegian el pragmatismo por sobre los valores de quienes los votamos. No hay crisis, pero la falta de liderazgo y credibilidad de los políticos abre la compuerta al populismo”, advirtió.

También sostuvo que la administración de Sebastián Piñera “ha debido enfrentar una de las oposiciones mas destructivas”, lo que a su parecer da cuenta de un intento de “sabotaje”.

El “silencio” de los empresarios

Durante su alocución, Barros hizo varias afirmaciones, como que “la familia es el núcleo de la sociedad” –con la que sacó aplausos- o que “las redes sociales representan posiciones extremas que son anónimas”.

Y también hizo un llamado al mundo empresarial a no guardar silencio y a defender sus ideas frente a temas como el fin del lucro a la educación o una reforma tributaria.

“El mundo empresarial debe entender que la sociedad comprende su rol,  que espera un liderazgo claro. Hace falta que asuma un rol público, que luche por sus ideas, pues nadie quedará indiferente. Que no permanezca en silencio frente a la estigmatización del lucro”, señaló, añadiendo que “no tenemos nada de que avergonzarnos, está bueno que cuando se discuten impuestos, no asumamos que debemos entregar parte del botín”.

Finalmente, y en la misma línea, se preguntó “¿qué clase de élite es aquella que no se pronuncia y quiere estar cómoda en el silencio?".

Y remató: “Está muy bien escuchar voz del pueblo, pero es bueno recordar y traer la voz de Dios a nuestra sociedad".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes