viernes, 2 de diciembre de 2022 Actualizado a las 12:55

Banco Central Europeo extiende compras de bonos -pero a menor ritmo- hasta fin de 2017

por 8 diciembre, 2016

Banco Central Europeo extiende compras de bonos -pero a menor ritmo- hasta fin de 2017
Los encargados de política mantuvieron la principal tasa de refinanciamiento en cero. Con la extensión de la compra de bonos pero a un menor ritmo mensual, el BCE podría estar intentando preservar su extraordinario estímulo monetario al tiempo que los riesgos políticos ensombrecen el panorama para la recuperación de la zona euro. Trastornos como el Brexit, la elección en Estados Unidos y el referéndum en Italia podrían hacer que los gobiernos sean renuentes a impulsar los ajustes necesarios para que la recuperación cíclica de la zona euro pase a ser una recuperación estructural.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Banco Central Europeo extendió su programa de flexibilización cuantitativa hasta fines de 2017, al tiempo que redujo el ritmo de compras mensuales a 60.000 millones de euros (US$65.000 millones), desde los 80.000 millones de euros actuales, a partir de abril.

El Consejo de Gobierno del BCE también señaló que aumentará nuevamente las compras o las prolongará si fuera necesario. Los encargados de política mantuvieron la principal tasa de refinanciamiento en cero, la tasa de depósitos en menos 0,4 por ciento y la tasa marginal en 0,25 por ciento, en línea con las estimaciones de un sondeo de Bloomberg a economistas.

Si “el panorama se tornase menos favorable, o si las condiciones financieras llegaran a ser inconsistentes con un progreso adicional hacia un ajuste sostenido de la trayectoria de la inflación, el Consejo de Gobierno tiene intenciones de incrementar el programa en términos de tamaño y, o de duración”, dijo en un comunicado.

Con la extensión de la compra de bonos pero a un menor ritmo mensual, el BCE podría estar intentando preservar su extraordinario estímulo monetario al tiempo que los riesgos políticos ensombrecen el panorama para la recuperación de la zona euro. Trastornos como el Brexit, la elección en Estados Unidos y el referéndum en Italia podrían hacer que los gobiernos sean renuentes a impulsar los ajustes necesarios para que la recuperación cíclica de la zona euro pase a ser una recuperación estructural.

“Movimientos antiestablishment crean una atmósfera donde es muy difícil que ministros de finanzas y políticos puedan implementar las reformas necesarias, y esto crea aún más presión sobre el BCE para que pase por alto los problemas no resueltos de la crisis de deuda soberana con una muy relajada política monetaria”, dijo Joerg Kraemer, economista jefe de Commerzbank en Fráncfort, a Bloomberg TV antes de la decisión. “El BCE está en problemas con los políticos”.

Mientras los encargados de política, incluyendo a Draghi, han señalado que en algún momento volverán a una política monetaria más convencional, también se han comprometido en hacer lo que sea necesario para alcanzar su meta de inflación.

El presidente del BCE anunciará nuevas modificaciones a las reglas de la institución para la flexibilización cuantitativa durante su conferencia de prensa, ya que la capacidad de extender el programa podría depender de aumentar la disponibilidad de deuda elegible. Previamente funcionarios han hecho ajustes técnicos que incluyen aumentar la proporción de cada emisión de bonos que puedan compra y expandir la clase de activos que incluya deuda regional y corporativa.



Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV