viernes, 15 de noviembre de 2019 Actualizado a las 14:02

MERCADOS

La cuna de economistas top sigue en el ojo del huracán: polémica por criterios de admisión en Harvard

por 9 octubre, 2018

La cuna de economistas top sigue en el ojo del huracán: polémica por criterios de admisión en Harvard
Nuevamente los secretos de la Universidad de Harvard sobre sus prácticas de admisión salen a la luz de la polémica. Esta vez, junto a otra destacada eminencia de la educación, son acusadas de reclutar, y poner primeros en la fila, a estudiantes solo por ser parte de una minoría. El grupo que denuncia estas irregularidades asegura que "buscan restaurar la meritocracia en las universidades estadounidenses mediante la eliminación del uso de las preferencias de raza y sexo".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Harvard, alma mater de destacados economistas chilenos, y la misma a la que han asistido autoridades de Gobierno, fue demandada, junto a la Universidad de Nueva York, por un grupo que afirma que sus escuelas de derecho utilizan ilegalmente la raza y el género como criterios para seleccionar a los estudiantes de la carrera para escribir en sus revistas académicas más elitistas.

El grupo llamado "Facultad", compuesto por exalumnos y estudiantes que se oponen a estas preferencias, presentaron los casos asegurando que buscan "restaurar la meritocracia en las universidades estadounidenses mediante la eliminación del uso de las preferencias de raza y sexo".

La discusión se produce en medio de un creciente auge de la discriminación positiva en las admisiones universitarias y pueden poner las políticas en las escuelas de élite bajo la lupa. La próxima semana, un juez federal en Boston tiene programado escuchar el testimonio en un juicio que acusa a Harvard de discriminar a los asiático-americanos en las admisiones de pregrado, una demanda impulsada por un defensor de la discriminación positiva.

Las peticiones no están de acuerdo con el uso de las preferencias de raza y género entre otros criterios, incluidos los grados y el rendimiento en las competencias de escritura, para su inclusión en el personal de la Harvard Law Review y la NYU Law Review. La membresía en las revistas que publican artículos de los mejores académicos, lo que se traduce en una credencial que puede aumentar las perspectivas de un estudiante para una prestigiosa pasantía judicial y/o un trabajo bien remunerado.

"Hasta hace poco, la membresía en una Law Review era un honor académico reservado a los estudiantes que fueron seleccionados debido a sus calificaciones de primer año y su desempeño en una competencia de escritura", dijo el grupo en su queja contra Harvard. "Sin embargo, en los últimos años, Harvard Law Review ha estado usando preferencias de raza y sexo para seleccionar a sus miembros".

En la selección de artículos también

El grupo además reclama un sesgo en la selección de artículos para su publicación en revistas, que según ellos dan preferencia a aquellos escritos por mujeres y minorías raciales. "Facultad" apunta a las universidades, escuelas de derecho y revistas de leyes como acusados, junto a la Secretaria de Educación de los Estados Unidos, Betsy Devos.

La revista de leyes de Harvard selecciona a 48 editores cada año de su clase de primer año. 20 se seleccionan basándose únicamente en sus puntajes en una competencia de escritura, 10 se seleccionan al sopesar una combinación de calificaciones y puntajes de competencia de escritura, y a 18 se les ofrece membresía "a través de una revisión holística pero anónima" que considera "identidad racial o étnica, estado de discapacidad física, identidad de género, orientación sexual y estado socioeconómico", según el sitio web de la prestigiosa publicación.

Por su parte la revista de la Universidad de Nueva York acepta a 50 estudiantes, sopesando puntuaciones en una competencia de escritura y calificaciones para 38 de ellos. "Exactamente 12 estudiantes serán seleccionados por el Comité de Diversidad", según su sitio web.

La escuela de leyes de Harvard y de la NYU no respondieron ante llamadas y correos electrónicos consultando por el tema.

La nominación de Trump

El abogado que presenta los casos es Jonathan F. Mitchell, graduado en 2001 de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chicago y nominado por el presidente Donald Trump para dirigir la Conferencia Administrativa de los Estados Unidos, una agencia federal encargada de "Convocar representantes expertos de los sectores público y privado para recomendar mejoras al proceso y procedimiento administrativo", según su sitio web.

Mitchell se desempeñó durante cinco años como abogado general de Texas y fue identificado por el New York Times como la "fuerza impulsora" detrás de una serie de demandas antisindicales. No devolvió un mensaje de voz en busca de comentarios sobre las demandas que se presentaron en cortes federales en Manhattan y Boston.

Más allá del efecto de las políticas de reclutamiento en estudiantes de derecho y revistas, el grupo afirma que la inclusión de "estudiantes menos capaces" disminuye el prestigio de las publicaciones, reduciendo la reputación de los otros estudiantes.

"La membresía de revisión de la ley se supone que es un honor académico, y siempre se consideró así hasta que las revistas comenzaron a usar las preferencias de raza y sexo para seleccionar a sus miembros", dijo el grupo. "Ahora, la membresía de revisión de la ley en Harvard es parte de un sistema de despojo politizado y ya no actúa como un dispositivo de señalización confiable para la capacidad o el rendimiento académico".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV