lunes, 27 de enero de 2020Actualizado a las 10:49

Autor Imagen

Un paso más hacia la inclusión de las personas con discapacidad

por 26 octubre, 2016

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Este martes 25 de octubre se promulgó la ley que permite expulsar de nuestro ordenamiento jurídico la norma que establecía una arbitraria e injusta prohibición que recaía sobre las personas en condición de discapacidad, la cual les impidió por más de 70 años acceder a los cargos de juez o notario.

Esta fue una moción que presenté en 2014, siendo Presidenta del Senado, y conté con el apoyo transversal de las senadoras Carolina Goic (DC) y Adriana Muñoz (PPD), y de los senadores Felipe Harboe (PPD) y Alberto Espina (RN).

Luego de dos años de tramitación, finalmente se pudieron derogar las normas discriminatorias contenidas en los artículos 256º y 465º del Código Orgánico de Tribunales, que nos hacían, como Estado, inobservantes de la “Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU”, instrumento internacional que hemos suscrito y ratificado como país.

En efecto, dicha convención nos impuso la obligación de no realizar discriminaciones arbitrarias en contra de las personas en condición de discapacidad, y en caso de persistir situaciones de este tipo, tomar las medidas legislativas y administrativas tendientes a subsanar estas situaciones.

Debo reconocer que este tipo de proyectos de ley, me producen gran satisfacción, ya que, por un lado, eliminamos vetustas formas de discriminación que van en contra de lo que como país hemos hecho en materia de inclusión, y por otro, permiten que personas en condición de discapacidad visual, auditiva y de voz puedan postular a la Academia Judicial para convertirse en magistrados de la República, o concursar para acceder al cargo de notario.

No obstante lo anterior, debo señalar que quien realmente me motivó a presentar esta iniciativa legal, fue un joven estudiante de Derecho de la Universidad de Chile, llamado Darío Alfaro, quien sueña en convertirse en juez, y diariamente es apoyado por su orgullosa familia para alcanzar tan noble y hermoso sueño.

¡Darío, desde ahora tu sueño se encuentra a la vuelta de la esquina, y solo depende de tu esfuerzo!

Debo reconocer que este tipo de proyectos de ley, me producen gran satisfacción, ya que, por un lado, eliminamos vetustas formas de discriminación que van en contra de lo que como país hemos hecho en materia de inclusión, y por otro, permiten que personas en condición de discapacidad visual, auditiva y de voz puedan postular a la Academia Judicial para convertirse en magistrados de la República, o concursar para acceder al cargo de notario.

Desde ahora, podemos decirle a Darío y a muchos jóvenes como él, que Chile ya no valida ninguna forma de discriminación contra las personas con discapacidad, y que desde el Congreso de forma transversal hemos avanzado en modernizar nuestra legislación para impedir discriminaciones arbitrarias actuales y futuras.

Finalmente, quisiera decirles que sinceramente espero ver algún día a Darío Alfaro como Presidente de la Excelentísima Corte Suprema, rigiendo los destinos de dicho poder del Estado.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Haciendo aguas

Envíada por Juan Carlos Cisternas Friz | 27 enero, 2020

Cartas al Director

Noticias del día

TV