domingo, 9 de diciembre de 2018 Actualizado a las 23:17

Tragedia en la Antártica

Militares involucran a científica de la base en falsificación de documento

por 17 mayo, 2006

Últimas declaraciones de suboficiales que se desempeñaron en esta dotación, durante el accidente que costó la vida de tres uniformados, después de que cayeran a bordo de un trineo en una grieta, coinciden en que la profesora de la U. de Chile, María Luisa Tapia, a cargo de un proyecto de hidroponía, participó en la elaboración de la falsa orden para justificar la expedición.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Pese a que en sus últimas declaraciones judiciales el ex comandante de la Base Antártica Armando Ibáñez Changarotti sigue afirmando que él elaboró la orden falsa con que se justificó la fatal la exploración del 28 de septiembre de 2005, a lo menos cuatro militares de la dotación contradicen sus dichos. La misión significó la muerte del capitán Enrique Encina y dos suboficiales que se desempeñaban en la Base Antártica.



Según los últimos antecedentes incorporados al proceso que instruye el fiscal militar Marcos Ibacache, a los cuales tuvo acceso El Mostrador.cl, varios de los subalternos de los únicos procesados -Ibañez y el teniente coronel Mauricio Toro- han dado cuenta de la presencia de una tercera persona al momento de elaborar el documento, con el que se pretendió ocultar el rescate de un trineo perdido el 6 de septiembre, el verdadero objetivo del patrullaje y que fue ocultado a los mandos superiores.



Según los suboficiales, cuyas declaraciones están fechadas en el pasado mes de abril, se trata de la profesora de la Universidad de Chile María Luisa Tapia, quien al momento del accidente realizaba estudios científicos de hidroponía en el continente blanco, y que tendría una estrecha relación con Toro, segundo comandante de la Base al momento de los hechos.



De acuerdo a estos testimonios, a este último uniformado es al que se le atribuye la mayor responsabilidad por el accidente, ya que es sindicado como quien tomaba las decisiones al interior de la unidad, así como también de actitudes "irresponsablemente temerarias", que en varias ocasiones anteriores también pusieron en riesgo injustificadamente la vida de su subalternos.



Sin embargo, este oficial es el único de los procesados que hasta el momento ha accedido al beneficio de la libertad bajo fianza, ya que este martes la Corte Marcial, en un fallo unánime, nuevamente confirmó denegarle esta petición a Armando Ibáñez, esta vez por diligencias pendientes en el proceso.



Ayuda con la impresora



En una declaración del 18 de abril, un suboficial de Ejército, cuyo nombre este medio se reserva, explica que tomó conocimiento de la existencia de esta orden falsificada "debido a que cuando pasaba por fuera de la oficina del jefe de la Plana Mayor, la profesora de la Universidad de Chile, María Luisa Tapia, me dijo que si sabía imprimir en esa impresora, para lo cual me acerqué a la pantalla del computador y había una orden que estaba, a lo que me negué diciéndole que no iba a participar en la confección de una orden falsa para justificar esa salida".



"Fue esa profesora que me pidió imprimir ese documento, a lo que me negué desconociendo quien la redactó y la imprimió", añadió el testigo.



En tanto, otro de los interrogados sobre la confección de documento sostuvo que "recuerdo haber visto en la oficina del jefe de Base al teniente coronel Ibáñez, comandante de Base, junto al teniente coronel Toro, segundo comandante, y a la profesora de la Universidad de Chile, María Luisa Tapia, a cargo de un proyecto de hidroponía alrededor del computador de la Base. No sé sí estaban confeccionando una orden".



Otro de los oficiales que comparecieron ante el fiscal Ibacache afirmó que "supe que en la confección de la orden que se indica participaron los dos tenientes coroneles, Ibáñez y Toro, y creo que también la profesora María Luisa Tapia, que se encontraba efectuando un experimento en la Base".



En tanto, otro de los declarantes fue enfático en señalar que "en la confección de dicha orden falsa participó mi comandante Ibáñez, mi comandante Toro y la señora María Luisa Tapia. Yo escuché que vieron a las tres personas señaladas falsificando la orden y se realizó en la oficina del jefe de la Plana Mayor de la dotación, es decir, en la oficina del suboficial Burboa (Q.E.P.D.), del mismo modo supe que quién tipio materialmente dicha orden fue la señora Tapia, acompañada de los otros dos oficiales quienes se la redactaron".



________________________________





Artículos relacionados:





Caso Antártica: Fiscal militar niega libertad a teniente coronel Ibáñez (17 de Abril del 2006)



Caso Antártica: Corte Marcial concedió libertad a sólo uno de los procesados (15 de Marzo del 2006)



Caso Antártica: Ministerio Público Militar se opone a libertad de procesados (15 de Marzo del 2006)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV