miércoles, 23 de octubre de 2019 Actualizado a las 00:40

[Opinión] De Nueva York a Río de Janeiro

por 5 julio, 2016

[Opinión] De Nueva York a Río de Janeiro
De alguna manera Erika Olivera no sólo representa al país, sino que se arropa con ella el esfuerzo de tanta mujer y tanto deportista que, por diversas circunstancias, no pueden llegar. Bien Erika, por ti y por todos nosostros.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Luego de un merecidisimo festejo por el bi, ya apresto mis maletas y libros de rezos para las olimpiadas de Brasil.

Finalmente acá viajaré sin la carga emotiva de la roja sino, simplemente como deportista. Con la conciencia tranquila de que pese a las inevitables raterías y mezquindades en las federaciones y la falta de un fomento de verdad en materia deportiva, siempre tenemos unos nombres que sacan la cara por el país.

No quiero entristecerme con la epopeya de vida de Erika Olivera, que la enaltece en primer lugar como mujer de nuestro pueblo. En una sociedad en la que en muchos aspectos las mujeres somos objeto de desecho, me emociona que sea ella quien lleve el estandarte nacional en el desfile de la inauguración de los juegos. De alguna manera no sólo representa al país, sino que se arropa con ella el esfuerzo de tanta mujer y tanto deportista que, por diversas circunstancias, no pueden llegar. Bien Erika, por ti y por todos nosostros.

Varias mujeres más van ahí además de Erika Olivera y que completan hasta hoy un total de 32 clasificados. No son muchos pero en conjunto representan el esfuerzo individual de miles de deportistas que, sin mayor apoyo, sueñan y llegan a altas competiciones.

Entre los nombres hay quince mujeres, casi la mitad de la delegación: Isidora Jimenez en los 200 metros, Natalia Duclos en bala, Bárbara Riveros en triatlon, Kristel Kobrich en natación, Karen Gallardo en disco, Natalia Romero en maraton, Francisca Crovetto en tiro, Simona Castro en gimnasia, Paola Muñoz en ciclismo, Nadja Horvitz y Sofia Midleton en vela, Arandza Gumucio y Begoña Gumucio tambien en vela, Maria Fernanda Valdes en halterofilia. Juntoa ellas 17 atletas hombres entre los que se cuenta al gran Tomas González y un niño de solo 16 años, el más joven de todos, Ricardo Soto, quien competirá en arco.

En estos Juegos Olimpicos de Brasil tendremos una ausencia notable. Ya no habrá un tenista nacional que nos represente con opciones de medalla. Lo hecho en juegos pasados por Nicolás Massú y Fernando Gonzalez no tendrá repetición posiblemente en muchos años. Ello pese a que históricamente Chile ha tenido una buena cepa de tenistas, hombres y mujeres.

Es precisamente en estos casos en que se nota la falta de una política nacional. No hay voluntad de invertir de verdad en el deporte, particularmente en un país de deportistas individuales antes que de equipos o colectivos.

Tal vez nos falta la pasión del deporte escolar. La idea de competencias nacionales, o aprovechas las condiciones geograficas y climáticas para desarrollar educación para el deporte e infraestructura para su práctica.

No quiero detenerme aquí a llorar, una vez más, por lo que no se hace. Ya lo demostró la selección chilena de futbol; a nadie le interesa ir a La Moneda a “monear” con los políticos de turno. Lo que necesitamos de ellos es esfuerzo creador e imaginación, porque los de la roja bicampeona tambien vienen de poblaciones y desiertos.

Pero me voy contenta a Tio de todas maneras. Ojalá no me tiente el diablo y....una caipirinha me lleve al pecado. Dios me libre.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Voluntarios

Envíada por Pablo A. García Chevesich, Ph. D. | 23 octubre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV