Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 19:07

Así lo revelan documentos desclasificados

Kissinger retiró ordenes que podrían haber evitado atentado que mató a Orlando Letelier

por 11 abril 2010

Kissinger retiró ordenes que podrían haber evitado atentado que mató a Orlando Letelier
Las nuevas informaciones sobre este crimen, enmarcado dentro de la conocida Operación Cóndor, contradice las versiones del ex Secretario Adjunto para América Latina William D. Rogers y del propio ex jefe de la diplomacia estadounidense, quienes han rechazado reiteradamente haber tenido conocimiento del plan de la dictadura para eliminar al ex canciller de Salvador Allende.

El ex secretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, dio las órdenes a funcionarios de la CIA y de la Embajada de EE.UU. en Chile para no enfrentar al gobierno de Augusto Pinochet los antecedentes que tenían sobre el atentado que costó la vida a Orlando Letelier y su secretaria estadounidense Ronni Moffit.

Según informa el National Security Archive, organización estadounidense asociada con ArchivosChile, existen documentos desclasificados con importantes revelaciones sobre el papel de Washington respecto del alevoso asesinato del ex canciller de Salvador Allende.

Los documentos revelan que, por orden de Kissinger, los funcionarios de la CIA y de la Embajada de EE.UU en Chile no enfrentaron al gobierno chileno con la información de inteligencia que poseían días antes del asesinato: Estados Unidos había descubierto los planes de la dictadura de Pinochet y los gobiernos de países de la alianza Operación Cóndor para perpetrar una serie de asesinatos internacionales.

Kissinger omitió el hecho de que sus instrucciones nunca se cumplieron, Pinochet nunca recibió la advertencia que Estados Unidos conocía los planes de Cóndor

Según detallan los antecedentes, Kissinger dio la orden de “no actuar más en este asunto” el 16 de septiembre de 1976, sólo cinco días antes de la explosión del carro-bomba que mató a Letelier y su secretaria mientras iban camino a su oficina en Washington, DC.

La orden de Kissinger dejo sin efecto un mandato anterior realizado a los embajadores norteamericanos de presentar un “demarche”—advertencia formal- a los más altos funcionarios de esos países sobre la “profunda preocupación” del gobierno de EE.UU ante la posibilidad de que Operación Cóndor se concretara.

Dos investigadores sobre el caso Letelier han concluido que con toda seguridad, el gobierno de Pinochet habría abortado la operación de asesinar al ex canciller chileno si hubiera recibido la advertencia que su principal aliado, Estados Unidos, conocía los planes de Cóndor y se oponía a ellos.

Este juicio –quPinochet-and-Contrerasok1e implica que la información que tenía el Departamento de Estado norteamericano era suficiente para “prevenir el asesinato” están contenidos en los libros de John Dinges, Operación Cóndor: Una Década de Terrorismo Internacional en el Cono Sur, y de Peter Kornbluh, Pinochet: Los Archivos Secretos.

Un diplomático norteamericano de la época expresó un juicio matizado sobre la responsabilidad de EE.UU, pero apuntando a la misma conclusión. “Sabíamos con bastante anticipación que los gobiernos de los países del Cono Sur estaban planeando algunos asesinatos en el extranjero [en] 1976… Si hubo relación directa o no, lo desconozco. No sé si hubiéramos podido prevenir esto (el asesinato de Letelier) de haber intervenido. Pero no lo hicimos”, pronunció el Secretario Adjunto para América Latina, Hewson Ryan, en una entrevista citado en Operación Cóndor.

El misterio, ahora resuelto con la desclasificación de estos documentos, ha sido la razón por la cual los funcionarios no cumplieron la primera orden de Kissinger de presentar la advertencia formal a Pinochet o al menos al jefe de DINA, Manuel Contreras.

Con el correr de los años, un colaborador cercano de Kissinger, el ex Secretario Adjunto para América Latina William D. Rogers,  declaró rotundamente que el ex Secretario de Estado “nada tuvo que ver” con la cancelación de la orden. Incluso, el mismo Kissinger ha hecho declaraciones de orgullo de haber ordenado la advertencia y por haberse “opuesto” a Operación Cóndor.

mikissinger_50

La prueba que contradice las versiones de Rogers y Kissinger, está en los documentos obtenidos por la National Security Archive recientemente publicados en un informe del analista Peter Kornbluh: la orden de cancelar la advertencia vino de Kissinger personalmente.

“El Dr. Kissinger entró en conocimiento de la existencia de la Operación Cóndor en 1976. El 23 de agosto de 1976 impartió instrucciones a los embajadores estadounidenses en la región para que dejaran en claro a los más altos oficiales del gobierno la ‘profunda preocupación’ de Estados Unidos acerca de los rumores de planes coordinados de asesinatos…”, señala Peter Kornbluh

Kissinger omitió el hecho de que sus instrucciones nunca se cumplieron, Pinochet nunca recibió la advertencia que Estados Unidos conocía los planes de Cóndor, y que fue el mismo Kissinger quien ordenó la cancelación de la acción que posiblemente hubiera podido evitar el asesinato en el capital de Estados Unidos, sostiene a su vez John Dinges

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes