Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 02:52

Vecinos de La Reina piden reubicación de planta de energía nuclear

por 11 abril 2010

Vecinos de La Reina piden reubicación de planta de energía nuclear
Expertos de Chile y de Estados Unidos terminaron de depositar y sellar en contenedores especiales los últimos desechos de uranio enriquecido -un tipo de combustible nuclear gastado de altísima peligrosidad- que quedaban en el país.

El concejal de La Reina, Francisco Olea, dijo este domingo que es tiempo de hacer una evaluación para poder reubicar la plana de Energía Nuclear a otro lugar donde no haya asentamientos humanos y que no revista peligrosidad.

Olea señaló que la decisión de trasladar esta central se produce luego del polémico traslado de uranio enriquecido a Estados Unidos.

Después de meses de intenso trabajo, los expertos en energía nuclear de Chile y de Estados Unidos terminaron de depositar y sellar en contenedores especiales los últimos desechos de uranio enriquecido -un tipo de combustible nuclear gastado de altísima peligrosidad- que quedaban en el país.

Según informaciones, en total, eran 14 kilos de este uranio, pero con sólo una decena de gramos se puede destruir una ciudad entera.

El terremoto del pasado 27 de febrero postergó la fecha del embarque y modificó su salida por Valparaíso.

Olea precisa que el gobierno de Barack Obama pagó los cerca de US$ 10 millones que costó toda la operación, que se planificó desde mayo del año pasado, siendo este embarque el último que hace Chile. Antes hubo uno en 1996 (13,9 kilos) y otro en 2000 (4,3 kilos)”.

Recordó que el año 1979, tan sólo 25 años después de la conexión a la red eléctrica del primer reactor nuclear, se producía el accidente de Harrisburg (Pensilvania), el más grave de la historia nuclear de EE UU y el segundo más grave de la historia de la energía nuclear.

Dicha catástrofe puso fin a la euforia de los que defendían el uso civil de la energía nuclear y demostró que las centrales nucleares eran inseguras, aumentando el rechazo de la opinión pública. Por desgracia la experiencia de Harrisburg no fue suficiente para evitar el accidente nuclear de Chernóbil en 1986, el más terrorífico de los acaecidos hasta el momento.

Finalmente, Olea sostuvo que “la reflexión en torno a estas efemérides resulta oportuna en la encrucijada de este otoño nuclear post terremoto en la que, mientras los habitantes de Santiago dormían indefensos ante las decisiones que parecen haber tomado, mano sobre mano. Solicitaremos al Parlamento iniciar una mesa de trabajo y evaluación sobre las posibilidades de traslado y condiciones para estos centros nucleares”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes