Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 18:58

"Se vio obligado a renunciar", señala Clarín

Fuertes presiones adelantaron caída de Otero

por 9 junio 2010

Fuertes presiones adelantaron caída de Otero
Aunque La Moneda intentó reiteradas veces bajarle el perfil al tema, evaluando incluso remover al diplomático en un tiempo más, las fuertes presiones para que dejara su cargo debido a sus declaraciones en defensa del golpe de Estado y la dictadura militar al diario trasandino, obligaron al Ejecutivo a resolver la situación en pocas horas.

Miguel Otero se comunicó telefónicamente la tarde de ayer con el canciller, Alfredo Moreno, para informarle que no seguiría más como embajador de Chile en Argentina.

Sus declaraciones en defensa del golpe de Estado y la dictadura militar -al diario trasandino Clarín- había creado una bola de nieve que amenazaba con poner en peligro la política diseñada por el Presidente Sebastián Piñera respecto a materias relacionadas con derechos humanos.

Haber dicho que "la mayor parte de Chile no sintió la dictadura. Al contrario, se sintió aliviada” trajo consigo una ola de críticas desde la oposición y representantes de la AFDD, quienes pidieron su renuncia.

“El Embajador Otero comunicó esta tarde su decisión telefónicamente al Ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, quien se encuentra en Lima participando en la 40ª Asamblea General de la OEA”, confirmó la Cancillería.

Agregando que “acepta y respeta la decisión del Embajador Otero y agradece la labor desarrollada al frente de nuestra misión diplomática en Argentina. El Canciller se reunirá personalmente con el Embajador Otero a su regreso a Santiago”.

Las presiones

Tras defender a Pinochet en Clarín, obligaron a renunciar al embajador de Chile”, tituló el medio trasandino tras conocer la noticia. A juicio de la nota periodística Otero “no aguantó las presiones y se vio obligado a renunciar”.La salida del embajador producto de las fuertes presiones era algo evidente. Incluso al otro lado de la cordillera.

Tanto es así que el diputado radical por La Rioja, Julio Martínez, pidió al Gobierno argentino que revoque el plácet otorgado al diplomático.

Asimismo, el Centro de Estudios Legales y Sociales de Argentina repudió las palabras de Otero. Sus dichos, apuntaron en el CELS, “desconocen hechos probados, como el funcionamiento coordinado de las dictaduras latinoamericanas bajo el ‘Plan Cóndor'.

Si bien la información estaba disponible el domingo en el sitio web del diario argentino, fue el lunes cuando la noticia alcanzó notoriedad. Parlamentarios de la Concertación, especialmente del PS, salieron a criticar al embajador.  "Otero se ha transformado en un embajador inútil, inútil por cuanto lo que los embajadores hacen es representar las opiniones no personales sino del Estado chileno, porque la política exterior es una política de Estado”, sostuvo el senador Juan Pablo Letelier.

Durante ese día cientos de reclamos siguieron llegando al Palacio de La Moneda, mientras el oficialismo salió en defensa del ex senador RN. “Yo me permito decir, como cosa mía, que aquí estamos en presencia -al ver las declaraciones de la izquierda en torno a ésto- de una nueva policía del pensamiento”, sostuvo el presidente de Renovación Nacional, Carlos Larraín.

A esa altura las declaraciones de la vocera daban luces de que La Moneda no se quemaría las manos por su embajador.  "Estas no son opiniones del Gobierno, son opiniones personales que no comparte el Gobierno y por lo tanto pensamos nosotros que el tema quedó absolutamente zanjado", dijo Ena von Baer.

Martes decisivo

24 horas después, la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados aprobó,  por seis votos contra cinco, solicitar al Presidente de la República que remueva en su cargo y, a la brevedad, al embajador Otero.

A esto, se sumó la arremetida del diario Clarín quienes desmintieron que la entrevista fuera “a título personal” y rechazaron las acusaciones de descontextualización que hizo el diplomático. “Un embajador es siempre un diplomático; no es excusa decir que la entrevista fue realizada a él como persona: el diario Clarín no le hubiera dedicado una página de su edición de papel al pensamiento de ‘una persona’ y sí lo hizo con él precisamente porque se trata del representante de Chile en la Argentina”, aseguró la editora de la sección Mundo del diario, Hinde Pomeraniec.

Se sabe que el Presidente Piñera pensaba remover en un tiempo más al embajador Otero. Pero las presiones fueron más fuertes. Tras conocerse la noticia, parlamentarios de la oposición y el oficialismo expresaron sus opiniones.

“Valoro profundamente el gesto patriótico que ha hecho Miguel Otero al renunciar a su embajada. Él tiene todo el derecho a tener las opiniones sobre la historia que considera adecuada. Por eso mismo, el gesto de renunciar lo hace grande porque refleja que el embajador ha puesto los intereses de Chile por sobre los suyos”, sostuvo el senador UDI Hernán Larraín.

Por su parte, el senador DC Ignacio Walker expresó que “así como cuando un ministro habla en representación del gobierno un embajador habla en representación del Estado de Chile, de su investidura, por lo tanto, no pueden ser consideradas declaraciones personales y, en ese sentido, creo que el desenlace sirve correctamente al interés nacional, aunque haya sido un poco lento y un poco tardío”.

En tanto, el presidente de la UDI, Juan Antonio Coloma, calificó como un “gesto noble” del embajador Otero. “Claramente da este paso para destrabar cualquier conflicto político que se pueda haber generado con Argentina. Me parece una buena decisión pero también me queda un sabor amargo de ver cómo tanta incomprensión respecto de lo que son las opiniones personales en democracia”, indicó.

Alberto Espina, por su parte el senador RN, aseguró que “Miguel Otero ha sido un gran servidor público y que ha tenido un acto de nobleza infinita porque cuando la izquierda lo ataca en forma permanente contumaz y artera (…) Cuando la izquierda recorre Sudamérica alabando la figura de Salvador Allende quien encabezó un gobierno que quiso acabar con la democracia en Chile eso es legitimo y valido, y cuando hay una persona que piensa distinto y que tiene una visión distinta respecto de los que ocurrió con posterioridad al gobierno de Allende entonces a esa persona la lapidan le impiden dar su opinión

El senador PPD Ricardo Lagos Weber señaló que “no hay nadie en la comunidad internacional que pueda entender la analogía que hizo el senador Alberto Espina de comparar al presidente Salvador Allende con el general Augusto  Pinochet después de las torturas, los genocidios, los robos, y los abusos que se cometieron en Chile. El senador Otero cometió unas frases y declaraciones imprudentes que ponen a Chile en tela de juicio y que al mismo tiempo echan por tierra en 50 días el fantasma que rondaba respecto a qué tipo de gobierno era este”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes