Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 06:04

Encendido debate en el oficialismo

Por qué la UDI se resiste a modificar el binominal

por 7 noviembre 2011

Por qué la UDI se resiste a modificar el binominal
Aunque el gobierno está dando señales de querer avanzar en una serie de reformas políticas, incluido el sistema electoral –pese a que el discurso de la Alianza hasta hace unos meses era que estos temas no le interesan a la gente-, el gremialismo ha ejercido fuertes presiones para evitarlo. Según el mundo político y quienes han promovido la necesidad de cambiar el mecanismo electoral existe una serie de razones por las cuales los representantes de la tienda encabezada por Juan Antonio Coloma se niegan a dar tan significativo paso.

En el marco de las reformas políticas que el gobierno está tratando de concretar, la que ha generado más polémica en su propio sector es la que aspira a modificar el sistema electoral. La UDI y el sector más conservador de Renovación Nacional se han negado reiteradamente a avanzar en estas materia. Primero durante los cuatro gobiernos de la Concertación y ahora en la actual administración. Aún así el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, anunció hace unos días que espera “en las próximas semanas” poder dar a conocer una propuesta de modificación al binominal. Aunque para ello el Ejecutivo ha sostenido bilaterales con todos las colectividades, en la Concertación están escépticos respecto de que se concrete la iniciativa, porque descartan que el gremialismo, particularmente, acepte sumarse a un acuerdo en esta materia, sobre el cual desde la Alianza adelantan que más bien será un binominal corregido. El análisis que se hace en el mundo político para la férrea negativa de los detractores del cambio es que, detrás de la misma, existen razones “dogmáticas y estratégicas”.

Tanto desde el mundo liberal de RN como desde la oposición coinciden en que la UDI siempre ha “preferido la gobernabilidad a la representatividad”. Esta postura doctrinaria es la que generalmente ha esgrimido para negarse a los cambios propuestos en distintas oportunidades al binominal. Cuando se habla de gobernabilidad, se alude al orden que genera el hecho de que los partidos políticos estén bajo el paraguas de dos grandes coaliciones que han provocado estabilidad. La tienda de Juan Antonio Coloma parte de la premisa de que el actual modelo ha sido exitoso para el buen funcionamiento del país.

Injusticia electoral

El tema de la falta de representatividad que preocupa a las fuerzas opositoras, pero que no parece manifestarse en la UDI, lo advierten ya el año 2006 dos analistas de la Alianza, Tomás Duval y Cristián Pertuzé, en un documento en el documento “Reforma al Sistema Binominal: Hacia un Sistema Proporcional Compensatorio y Competitivo”. En el texto, plantean que “desde la perspectiva de la representación, la imposibilidad de fuerzas políticas de incluirse en el sistema político es una injusticia electoral que de prolongarse en el tiempo puede afectar al sistema político. Este además, es el principal argumento para calificar al sistema binominal de “no democrático” o “antidemocrático””.

Desde el mundo liberal de RN como desde la oposición coinciden en que la UDI siempre ha “preferido la gobernabilidad a la representatividad”. Esta postura es la que generalmente ha esgrimido para negarse a los cambios propuestos al binominal.

Aún más, otra cita de los autores acentúa que “el sistema binominal, como se ha manifestado, al no expresar claramente las mayorías políticas ha ido creando en el tiempo una figura muy compleja respecto de la competencia electoral. En la medida que se configuren bloques o alianzas políticas de relativa igualdad en el peso electoral, el valor de la competencia política sufre una suerte de merma y traslado espacial”, es decir, que la competencia se produce, en la práctica, al interior de cada bloque y no entre las coaliciones, lo que genera fuertes disputas internas que han sido reproducidas por la prensa. UN ejemplo de ello, fue el caso de lo ocurrido entre los candidatos al Senado de RN y la UDI en la última elección por la Quinta Región Cordillera, Lily Pérez y Marcelo Forni, respectivamente.

Esta es otra de las críticas que se le hace al actual sistema. Pero en el gremialismo aducen que esto es lo que permite la estabilidad política. Porque pese a generar una especie de “empate” entre las dos grandes coaliciones limita las posibilidades de que partidos extremos impidan alcanzar acuerdos. Sus detractores, en cambio, insisten que la situación actual en el Congreso demuestra que el sistema “no está generando mayorías claras” y que eso provoca “un alto grado de inmovilidad”.

Pero también está el hecho de que, según aducen tanto en la oposición como en los sectores de la Alianza que abogan por cambiar el sistema, la fórmula para determinar el número de candidatos de cada partido que accedan tanto a la Cámara como al Senado, permite que resulten electos aspirantes que no cuentan con una votación mayoritaria. Y, supuestamente, eso ha favorecido a la UDI. Pese a que en la última elección de diputados, sólo dos de los aspirantes resultaron favorecidos por el mecanismo. Sólo los diputados Felipe Salaberry y Carlos Vilches fueron tercera mayoría en sus respectivos distritos. Por lo que a este respecto un analista del oficialismo sostiene que este elemento es el de menos importancia para la UDI pues, en general, sus candidatos sacan buenas votaciones y “no se benefician de esta característica del sistema más que otros partidos”.

Cuestión de estrategia

Es aquí donde surge la segunda razón por la que en el mundo político estiman que el gremialismo defiende el binominal. Hay quienes, desde la misma Alianza, plantean que la negativa del gremialismo a cambiar el mecanismo electoral “más tiene que ver con  un tema estratégico. A la UDI no le conviene cambiar el sistema, porque una de las consecuencias que eso acarrearía es una eventual modificación a la política de alianzas que existe actualmente”. Aún más, un analista del sector sostiene que “una alianza natural más razonable podría ser, por ejemplo, entre RN y la Democracia Cristiana, algo que ahora es impensable”. Y que es eso a lo que apuntan los sectores liberales de RN que promueven con entusiasmo cambios al binominal.

El experto asegura que “el piñerismo apuesta a esta reforma en busca de esta alianza con la DC”. En este contexto, agrega que, de darse ese escenario, “la UDI resultaría parapetada en una postura extrema. Lo que modificaría el cuadro político sustancialmente, porque quedaría fuera de la tendencia a la moderación que genera actualmente el binominal y su pacto político con RN”. Ello, porque el hecho de que la tienda de Coloma esté asociada a Renovación es lo que permitiría, en el actual escenario, que no sea percibida en la extrema derecha. Mientras que en la UDI replican a este comentario, utilizando las declaraciones del propio timonel de la tienda aliada, Carlos Larraín, quien señaló no hace mucho que proponer cambios al sistema binominal “linda con la locura”. Con los dichos del máximo dirigente de RN intentan echar por tierra todos los análisis que califican de “especulaciones sin asidero”.  Mientras que desde la oposición, se muestran pesimistas respecto de que el gobierno realmente envíe una propuesta, porque “aunque no quiera terminará cediendo a las presiones de la UDI y los sectores más conservadores de Renovación Nacional”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes