sábado, 6 de marzo de 2021 Actualizado a las 19:07

En lanzamiento es este martes a las18:30 horas en el teatro SIDARTE.

Cultura - El Mostrador

Lanzan manual de derechos laborales para los artistas escénicos

por 3 mayo, 2016

Lanzan manual de derechos laborales para los artistas escénicos
El Código consta de cuatro partes diferenciadas: una primera compuesta por una serie de derechos y principios denominada “Decálogo del trabajador cultural” que busca establecer los principios fundamentales que rigen las relaciones laborales y contractuales en el área artístico-cultural. Una segunda parte que refiere al objeto del código y la explicación de los conceptos utilizados en éste , contenidos en el Título I denominado “Aspectos generales”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Proyecto Trama de la Unión Europea (UE) presentará hoy el Código de Buenas Prácticas Profesionales en el área de las artes escénicas, destinado a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores.

Este Código -junto a otros referidos a la literatura y la música, que fueron lanzados la semana pasada- es fundamental para entregar información a los creadores y técnicos de la cultura sobre las condiciones mínimas en las que debieran desarrollar su trabajo, tanto para que se respeten sus derechos laborales como sus derechos de autor.

Según Els Lauriks, coordinadora nacional de Proyecto Trama, “su aplicación y respeto permitirán implementar buenas prácticas para todos los trabajadores de la cultura en su ámbito profesional”.

"La visibilización de nuestro sector y de sus derechos es algo que siempre aporta y construye, es nuestra preocupación cotidiana en cada acción que realizamos donde está presente la valoración y el respeto a los trabajadores de las artes escénicas", expresa Andrea Gutiérrez, presidenta del Sindicato de Actores (SIDARTE).

"Esta tarea es tan compleja y diversa que la tenemos que asumirla como prioritaria todos quienes lideramos organizaciones del ámbito de la cultura y el arte y desde ahí el trabajo realizado por Trama es un tremendo aporte".

El evento se desarrollará a las 18:30 horas en la Teatro SIDARTE (Ernesto Pinto Lagarrigue 131, Metro Baquedano).

Para autores, actores y compañías

Gracias al documento de 59 páginas, los artistas podrán saber que hay un contrato de trabajo que protege a los trabajadores escénicos. También servirá a los autores de cualquier obra de artes escénicas sobre la gestión de sus derechos para la representación de la obra, y a las compañías para conocer el contrato para la presentación de una obra en salas o espacios.

El Código consta de cuatro partes diferenciadas: una primera compuesta por una serie de derechos y principios denominada “Decálogo del trabajador cultural” que busca establecer los principios fundamentales que rigen las relaciones laborales y contractuales en el área artístico-cultural. Una segunda parte que refiere al objeto del código y la explicación de los conceptos utilizados en éste , contenidos en el Título I denominado “Aspectos generales”.

Una tercera parte (Título II) se refiere a las relaciones laborales que se dan en el sector de las artes escénicas, las cuales están normadas por el Código del Trabajo (la Ley 19.889), así como de las relaciones contractuales relacionadas a la autorización y resguardo de los derechos de autor para los artistas escénicos; y un apartado final (Título III) donde se da cuenta de algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de gestionar el trabajo como compañía de artes escénicas.

Los artistas esperan que el Decálogo sirva para superar la vulnerabilidad que actualmente los afecta. "No podemos trabajar en los espacios públicos, no hay contratos laborales de por medio, no tenemos jubilación, ni salud", lamenta Milca Galea, del Sindicato de Trabajadores Independientes de la Danza de Valparaíso. "Hay abusos de muchos tipos, hasta el punto de realizar el pago de tus servicios hasta tres meses después de la ejecución, ¡imagínate!".

"La creación de éste Código invita a los trabajadores de la cultura a unir criterios en el cómo trabajamos y cuál es el valor de nuestro oficio. La publicación del Código es una buena manera de re-unirnos en una acción colectiva en miras de una mejor calidad de vida y de trabajo para nosotros y los futuros artistas de éste país",  asegura.

Génesis

El génesis del documento está en la colaboración del Proyecto Trama con nueve asociaciones del sector, que se agruparon en la Plataforma de Artes Escénicas.

Esta plataforma está integrada por el Sindicato de Actores (SIDARTE), Asociación de Diseñadores, Técnicos y Realizadores Escénicos (ADTRES), el Círculo de Narradores Orales (CINOCH), la Asociación de Dramaturgos y Creadores Escénicos (INTERDRAM), la Asociación Nacional de Diseñadores Escénicos, la Sociedad de Autores Nacionales de Teatro, Cine y Audiovisuales (ATN), la Asociación de Trabajadores de las Artes Escénicas para Niños y Jóvenes, las Mesas de Compañias de Teatro de Valparaíso y el Sindicato de Trabajadores Independientes de la Danza de Valparaíso.

Todos ellos establecieron lazos a través de cursos y talleres, para comprender que muchas de las dificultades y obstáculos de las organizaciones -en conformación, profesionales, y simplemente hacedores de arte- eran comunes, comenta Adriana Olguí, cuya entidad se enfoca en el público infantil y juvenil.

"En este panorama, surge la creación del Decálogo de las Artes Escénicas propuesto por Trama, una instancia rica, donde a través de una metodología generosa, donde hubo espacios, muchos, de diálogo: Mesas de trabajo cada cierto tiempo, con todos los protagonistas interesados", dice.

Diferentes visiones

"Trama nos invitó a participar en una mesa de diálogo junto a otras asociaciones, ahí fuimos exponiendo las diversas inquietudes, las que ellos fueron articulando hasta confeccionar este decálogo", coincide Ana López, de INTERDRAM. "Interdram opinó desde la visión de los dramaturgos, traductores y directores".

Olguí destaca que el Decálogo fue propuesto por el equipo de Trama "y revisado en conjunto, leído, conversado, discutido, desde su redacción y lenguaje hasta su fondo, con todos los actores que constantemente participamos en las convocatorias abiertas por el equipo, en diversas ocasiones".

"Siempre hubo apertura y generosidad para que lo propuesto sea así, representativo nuestro", resalta.

Por todo esto, los trabajadores del área celebraron el lanzamiento del decálogo. "A través de él se fortalece y empodera a los artistas, pues al socializar y divulgar estos temas entre colegas y la comunidad general, se comienzan a buscar soluciones frente a las carencias que posee nuestro sector. Confío en que esto movilice cambios, genere más presupuesto o diversifique las estrategias de producción", comenta López.

"Muchas veces para sacar adelante nuestros proyectos artísticos tenemos que trabajar gratis o autofinanciarnos y frente a eso, hay mucho por hacer. En general uno no está contratado por nadie cuando quiere escribir o montar su propia obra, es casi como un riesgo o un emprendimiento personal, y la mayoría de las veces necesitas colaboración de otros artistas, es un tema complejo. Este es un muy buen punto de partida", remata.

"Es un aporte significativo a las políticas culturales a favor de las artes escénicas y todos los artistas y trabajadores del área, además contribuye a la toma de consciencia y valoración de la labor que realizamos los artistas para el desarrollo cultural de Chile", expresó César Muñoz, del Círculo de Narradores Orales (CINOCH).

"Esperamos que este trabajo, pueda instalarse en las nuevas políticas culturales del país y pueda también continuar enriqueciéndose de las miradas de los diversos trabajadores de las artes escénicas.
Como Círculo de narradores orales de Chile, deseamos poder colaborar y continuar trabajando por el reconocimiento y mejores condiciones laborales y sociales para nuestra área y la de todos los colegas de las artes escénicas", expresó.

Cristóbal Valenzuela, de las Mesas de Compañías de Teatro de Valparaíso, poner en contacto a las distintas áreas de las artes escénicas y mirar las artes escénicas desde un punto común, sobre todo pensando en el futuro de la institucionalidad cultural, es un paso importante.

"Por otro lado nos ayuda a difundir y socializar este piso o punto de partida, para trabajar en propuestas concretas para mejorar el sector más allá de los límites de los trabajadores del teatro, alcanzando a nuestras contrapartes y otros actores relevantes, desde la formación de los futuros actores y actrices hasta aquellos que se involucran en el ejercicio laboral de los trabajadores teatrales", dijo.

Ley de Artes Escénicas

En el marco de las gestiones para dotar al mundo de las artes escénicas de mayores herramientas legales, en SIDARTE se destacó los avances de la iniciativa sectorial conocida como Ley de Artes Escénicas, que ha sido impulsada por más de 20 organizaciones de la danza, el circo y el teatro, además de los narradores orales y titiriteros, que han luchado de manera incesante para que la realidad de estas disciplinas vaya más allá de la concursabilidad y sean protegidas desde el Estado.

"El proceso ha sido tremendamente ágil pues la Ley de Artes Escénicas ya se encuentra en las últimas revisiones de parte de CNCA DIPRES y SEGPRES, para que luego la propia Presidenta de la República la envíe al Parlamento", anunciaron.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV