domingo, 11 de abril de 2021 Actualizado a las 09:57

CULTURA|OPINIÓN

Autor Imagen

Revista Trazas Negras: seis números retratando el género policial y negro en Chile

por 27 febrero, 2021

Revista Trazas Negras: seis números retratando el género policial y negro en Chile
Las temáticas abordan, como es el sello del género negro, patologías sociales e individuales, abusos de poder (exacerbados en el caso chileno por la inequidad), la hipocresía de algunos grupos e instituciones, la marginalidad y la discriminación, entre otras temáticas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando habíamos alcanzado el punto máximo de contagios por Covid19, en pleno mes de julio del pasado año 2020, desafiando a la pandemia apareció el primer número de la Revista digital chilena Trazas Negras. Desde esa fecha, cada mes ha salido un número con muy buenos cuentos de escritoras y escritores de nuestro país, así como reseñas de libros, artículos, cuentos clásicos, y comics. En el quinto número, se inició además una serie de pequeñas entrevistas a escritores a cargo de Marcos Campbell, un nombre que debiera resultar familiar para los seguidores de este género en nuestro país.

Bartolomé Leal, director de la revista, en una entrevista radial en el año 2019, comentaba que el tema de la marginalidad, que suele estar presente en los géneros policial y negro, tiene una acepción especial en el caso chileno, ya que aplica a los propios escritores y escritoras, que enfrentan muchas dificultades para acceder a las editoriales, y que en muchos casos lo logran en base a tirajes muy limitados y de distribución restringida, o derechamente recurriendo a la auto edición.

A la fecha, la mayoría de los y las autores más representativos del género en Chile, entre ellos muchos de los que participaron en octubre del año 2019 en los llamados “Careos Literarios”, han tenido participación en una, o más de una de las secciones de la revista. Sólo por nombrar a algunos: Ramón Díaz Eterovic, Juan Ignacio Colil, Bartolomé Leal, Julia Guzmán Watine, Antonio Rojas Gómez, Cecilia Aravena, Gonzalo Hernández,  Yuri Soria Galvarro y Helios Murialdo, entre otros. También se han incluido obras de autores recientemente fallecidos, como Poli Délano y José Gai. De forma que los números, se han ido transformando en reflejo del muy buen nivel que el género ha alcanzado en nuestro país.

Las temáticas abordan, como es el sello del género negro, patologías sociales e individuales, abusos de poder (exacerbados en el caso chileno por la inequidad), la hipocresía de algunos grupos e instituciones, la marginalidad y la discriminación, entre otras temáticas. Desde luego, la pandemia no podía estar ausente (el número tres fue un “especial pandemia”). En muchos casos, las publicaciones mezclan el género negro con el fantástico y la ciencia ficción, lo que forma parte de la declaración de intenciones de Trazas Negras, expresada ya en el número uno.

Si bien el foco ha estado centrado en la literatura chilena, hasta la fecha se ha abarcado también autores y autoras a nivel internacional (como María Inés Krimer, de Argentina), incluyendo  algunos clásicos (como H.G Wells) y homenajes a escritores del género que han partido (como el brasileño Rubem Fonseca, fallecido en abril del 2020). 

Bartolomé Leal, director de la revista, en una entrevista radial en el año 2019, comentaba que el tema de la marginalidad, que suele estar presente en los géneros policial y negro, tiene una acepción especial en el caso chileno, ya que aplica a los propios escritores y escritoras, que enfrentan muchas dificultades para acceder a las editoriales, y que en muchos casos lo logran en base a tirajes muy limitados y de distribución restringida, o derechamente recurriendo a la auto edición. Desde esa perspectiva, esta revista es una contribución a romper con la invisibilidad que genera este estado de cosas y a la valoración de las obras de las y los compatriotas que trabajan en este género. Al respecto, el mismo Leal respondía en una entrevista el pasado año, el por qué del mínimo precio de los ejemplares digitales de Trazas Negras (600 pesos): “Porque creemos que hay que pagar, aunque sea  de manera simbólica, por el trabajo intelectual. En este país hasta por las labores más abyectas se paga, y por el trabajo creativo a menudo nada. Eso no quita que podamos regalar a gente que nos quiere apoyar, a las amistades, a las sufridas familias de los escritores y escritoras. Y también a quien lo pida”.

Recomiendo esta muestra de la producción literaria actual en el género, me parece especialmente relevante tanto para el mundo de los amantes de estas temáticas, como para la academia y los estudiantes de literatura. Todos los números publicados a la fecha (ya está próximo a salir el número siete), se pueden adquirir https://www.trazasnegras.cl/

Eduardo Contreras Villablanca. Escritor. Miembro del Directorio de la Corporación Letras de Chile

 

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV