miércoles, 8 de diciembre de 2021 Actualizado a las 00:36

ELECCIONES 2021

Autor Imagen

Con rostros pintorescos como el de la Dra. Cordero y Rojo Edwards, el Congreso se rearma con inclinación a la derecha

por 22 noviembre, 2021

Con rostros pintorescos como el de la Dra. Cordero y Rojo Edwards, el Congreso se rearma con inclinación a la derecha

Crédito: ATON

Los senadores electos en nueve regiones y la totalidad de los diputados elegidos por la gente en los comicios de este domingo, provocaron un cambio al interior del Congreso. Golpe especialmente duro para la oposición, ya que algunas de las ventajas que tiene en la actualidad –como la mayoría en ambas cámaras– se pierden con los resultados de esta contienda electoral, consolidando a la derecha como una fuerza no menor. Derecha que hace un par de elecciones parecía casi desaparecida, tras el plebiscito de octubre de 2020 y la posterior elección de convencionales. Ahora logra equiparar fuerzas y, en el Senado, superar a la oposición. Para Claudio Fuentes, de Plataforma Contexto y la Universidad Diego Portales, "en un escenario en donde hay una pérdida del centro político, a la DC no le fue muy bien, al PPD también no le fue muy bien, y gana la derecha. Por lo tanto, yo creo que, si Kast hace bien las cosas, o sea, si establece un acuerdo político con los principales partidos, que son RN y la UDI, puede controlar casi ambas cámaras". Este término del ciclo político va de la mano de la llegada de nuevos actores, como los diputados electos del Partido de la Gente, los que actuarán de "pivote" al interior del hemiciclo. Dentro de estas fuerzas nuevas, se cuentan nombres pintorescos, como Rojo Edwards, electo senador del Partido Republicano, la flamante diputada María Luisa Cordero (RN) y la senadora Fabiola Campillai, entre otros.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

José Antonio Kast (Frente Social Cristiano) y Gabriel Boric (Apruebo Dignidad) son los candidatos presidenciales que se enfrentarán en la segunda vuelta el próximo 19 de diciembre. De entre ellos dos saldrá el próximo Presidente de Chile, el que tendrá que gobernar con un Congreso que tuvo varios cambios producto de los sufragios, con nombres históricos que quedaron fuera y sangre nueva que viene a rejuvenecer.

En las 9 regiones en que se elegía a senadores –Antofagasta, Coquimbo, Metropolitana, O'Higgins, Ñuble, Biobío, Los Ríos, Los Lagos y Magallanes–, hubo cambios. En resumen, la Cámara Alta sumó a 4 senadores de Apruebo Dignidad, 8 de Nuevo Pacto Social, 12 de Chile Podemos +, 1 del Frente Social Cristiano y 2 independientes. En total, y sumando a los senadores que no compitieron en esta elección, las fuerzas políticas quedaron distribuidas de la siguiente manera: 23 del oficialismo, 22 de la oposición y 5 independientes (2 de ellos ligados a la derecha).

Por otro lado, la Cámara de Diputadas y Diputados quedó conformada por 37 integrantes de Apruebo Dignidad (6 Comunes, 9 Convergencia Social, 2 FREVS, 12 del Partido Comunista y 8 de Revolución Democrática), 36 de Nuevo Pacto Social (8 DC, 4 PL, 6 PPD, 4 PR y 14 PS), 53 de Chile Podemos + (4 Evópoli, 1 PRI, 25 RN y 23 UDI), 15 del Frente Social Cristiano, 7 del Partido de la Gente y 6 que participaron por fuera de estos conglomerados. Es decir, 73 diputados de oposición, 68 oficialistas y otros 14 quedan en el aire, en especial los del PDG, que como nueva fuerza política nadie sabe cómo va a actuar.

Con los datos en la mesa, la situación, dependiendo de quién sea el próximo Presidente, será distinta: si gana Kast, contará con mayoría en el Senado y en la Cámara Baja tendrá que conversar con los integrantes del PDG. Caso contrario es lo que ocurre si llega a gobernar Boric, ya que tendrá que acercarse a los centros políticos para buscar acuerdos. Duro golpe en este sentido para la oposición, ya que todas las ventajas que tiene en la actualidad –como la mayoría en ambas cámaras– se pierden con los resultados de esta elección, consolidando a la derecha como una fuerza no menor. Derecha que hace un par de elecciones parecía casi desaparecida, tras el plebiscito de octubre de 2020 y la elección de convencionales. Ahora logra equiparar fuerzas y, en el Senado, superar a la oposición.

Para Claudio Fuentes, de Plataforma Contexto y la Universidad Diego Portales, "en un escenario en donde hay una pérdida del centro político, a la DC no le fue muy bien, al PPD también no le fue muy bien y gana la derecha. Por lo tanto, yo creo que, si Kast hace bien las cosas, o sea, si establece un acuerdo político con los principales partidos, que son RN y la UDI, puede controlar casi ambas cámaras".

"Yo creo que es un escenario muy complejo para la centroizquierda, por cuanto va a tener que enfrentar dos situaciones. Una, el cambio de la Constitución y con un Congreso dominado por la derecha. Eso requiere que Boric se acerque al centro político. De hecho, no podría pasar ninguna norma con quórum calificado. Por lo tanto, su destino está muy anclado a lo que resuelva la Convención sobre la nueva Constitución", agregó en conversación con El Mostrador.

El término del ciclo político

Lo cierto es que, ya sea con Kast, Boric o los militantes de sus partidos, se termina por cerrar un ciclo político, donde los derrotados son los partidos tradicionales. Hubo nombres históricos que quedaron fuera, como Jacqueline Van Rysselberghe y Ena Von Baer (UDI), Guillermo Teillier (PC), Adriana Muñoz (PPD) y Rabindranath Quinteros (PS). Un cierre político que da paso a nuevos nombres en la palestra pública.

"Ya veíamos esta tendencia en la Convención, donde los actores más tradicionales no salían electos, o las caras más llamativas no salían electas. Yo creo que es como la respuesta a esta crítica de los partidos tradicionales, salvo algunas candidaturas. Por ejemplo, es interesante que entre Teillier y Claudia Pascual le vaya muy bien a ella, que está más identificada con las dimensiones de género. Creo que es un signo de lo que puede ser esta ola antipartidos tradicional que está en el país", dijo Claudio Fuentes.

Dentro de estas fuerzas nuevas, están nombres pintorescos, como Rojo Edwards, electo senador del Partido Republicano, la flamante diputada María Luisa Cordero (RN), la senadora Fabiola Campillai, quien fue como independiente, entre otros.

Factor PDG

Gaspar Rivas, Yovana Ahumada, César Rojas, Víctor Pino, Karen Medina, Roberto Arroyo y Rubén Oyarzo. Estos nombres, hasta ahora desconocidos en el espectro político, son los diputados electos del Partido de la Gente (PDG), de Franco Parisi, quien fue el tercer candidato presidencial más votado. El PDG se define como una especie de antipartido político y durante la campaña criticó tanto a la derecha como la izquierda. Ahora son un nuevo frente que nadie sabe cómo actuará en el Congreso.

De hecho, para Fuentes, los diputados PDG se convierten en una especie de "pivote": "Uno no conoce mucho quiénes son estos electos. Entonces es difícil identificar el perfil. Yo creo que eso te abre un espectro de que el Presidente va a tener que ir a negociar uno por uno. Ellos, seguramente, van a pedir a cambio algo en el momento de gestionar votos. Se transforman en un partido pivote, un partido que determina y puede ser muy crucial a la hora de ciertas decisiones en el Congreso. Por lo tanto, si bien son 7, podrían llegar a ser muy relevantes, sobre todo en la Cámara de Diputados".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV